"Mi niño está en peligro y no quiero que sea otro Lucio"

Redacción 05/12/2021 - 08.56.hs

Un padre neuquino identificado solo por su apellido, Amarex, denunció que no puede ver a su hijo desde hace más de dos meses, a pesar de que la justicia ya le restituyó la custodia, y alertó que tiene miedo de que algo malo pueda ocurrir. "No quiero que mi hijo sea otro Lucio", afirmó y anunció que si no obtiene una respuesta inmediata "la semana que viene voy a encadenarme en las puertas del Juzgado de Familia" de Neuquén.

 

Miles de casos en los que la justicia posterga resoluciones, se muestra indiferente a las advertencias y actúa sin tener en cuenta el interés superior y verdadero de niños y niñas, salieron a la luz a partir del homicidio del pequeño que residía en Santa Rosa, a media cuadra del barrio Río Atuel. Menos de una semana después de su muerte, en los juzgados de todo el país se dispararon los reclamos, denuncias y alertas sobre situaciones de abuso, violencia y falta de cuidado que afectan a menores de edad.

 

Padre "desesperado".

 

"Mi entonces pareja se había ido un tiempo de casa. Siempre se iba y volvía y la última vez se fue durante dos meses. Entonces volvió a casa planteando que quería cambiar, que iba a estar bien y no iba a hacer lo que hacía antes. Yo la recibí pensando que mi hijo, de cuatro años, pudiera estar también con su madre. Se quedó un tiempo, hasta que un día volví y no estaban más, ni ella ni mi niño. Y además, ya me había denunciado ante la policía por supuesto maltrato verbal", le contó Amarex a un periodista de "La Mañana de Neuquén" respecto de cómo comenzó el conflicto que lo alejó de su hijo de cuatro años, hace ya dos meses.

 

De acuerdo a los protocolos de violencia, el hombre fue notificado de la prohibición de acercamiento a su denunciante, fue entrevistado por el equipo de abordaje de la Oficina de Violencia y derivado al Dispositivo para Varones Violentos. "Bajo ningún punto de vista voy a aceptar esto, porque no soy una persona violenta. No voy a aceptar ser lo que no soy", afirmó, al rechazar la acusación.

 

Mientras tanto, la mujer fue derivada a un refugio donde le brindaron cobijo y resguardo junto a su hijo. "En el refugio también la evaluaron a ella y el informe sobre esa evaluación determinó que ella no cuida al nene, que está sin asear y con bajo peso, y también advierte que ella abandona el refugio y deja el nene a cargo de otras personas", contó Amarex. En el documento, que fue remitido al Juzgado de Familia, los evaluadores aseguran que la mujer no respeta las reglas de conducta y se muestra distante hacia su hijo, entre otras observaciones.

 

Restitución.

 

La justicia reparó entonces que Amarex decía la verdad y resultaba el progenitor más apto para cuidar al niño, por lo que ordenó restituir al pequeño bajo su cuidado, transitoriamente y sin perder contacto con su madre. "De repente descubren que mi hijo está en peligro, está sin contención y no es cuidado por su madre. Entonces la jueza decide que yo me haga cargo y ordena devolverme el niño. Sin embargo, por una cuestión u otra, la restitución no se cumple, y yo temo por la integridad de mi hijo", señaló.

 

Amarex comentó que su hijo ya dejó el refugio y se encuentra en la casa de un familiar de su madre, pero por lo que leyó en el informe, hay algunas situaciones previas de violencia y el desenlace del caso Lucio Dupuy no lo dejan dormir. "Siempre discutimos porque ella lo maltrata. La última vez le dio un golpe porque al nene se le cayó el yogur al piso. Por eso yo creo que mi niño está en peligro y no quiero que sea otro Lucio", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?