Domingo 19 de mayo 2024

Milei “planchó” las becas del Progresar

Redacción 11/04/2024 - 00.19.hs

En su brutal plan de recorte de recursos para todos los sectores, el gobierno nacional afectó a los estudiantes que recibían las distintas becas para poder estudiar y recién ayer abrió la inscripción, cuando el período lectivo ya está en marcha con altos costos en los insumos básicos de los alumnos, pero con montos desactualizados.

 

En el país, hasta el mes de diciembre pasado había más de 1,7 millones de beneficiarios del Programa de Becas Progresar –línea Obligatoria, primario y secundario- y en La Pampa, esa cifra supera los 5.000 estudiantes que a través de este plan contaban con recursos para poder avanzar en el ámbito académico.

 

El gobierno de Javier Milei impulsa un fuerte desfinanciamiento de la educación pública en su plan de ajuste, una situación advertida desde distintos sectores. “El recorte de recursos es una gran preocupación que tenemos los estudiantes”, dijo a LA ARENA Luján Junquera, consejera superior de la Universidad en el claustro de estudiantes.

 

En esa línea, afirmó que “el problema es que hasta hoy se encuentran suspendidas las Becas Progresar, el 20% de estudiantes de la UNLPam (2.400) eran beneficiarios, y a eso se suma el recorte en un 50% del monto de la Beca Manuel Belgrano. También hay fuertes reducciones en programas de extensión e investigación científica”.

 

Las becas Progresar (beneficio para estudiantes de los distintos niveles primario, secundario (obligatorio), terciario, universitario y formación profesional) tienen como objetivo acompañar a los jóvenes para finalizar la educación obligatoria, estudiar en el nivel superior o formarse profesionalmente.

 

“No es una ayuda real”.

 

En las últimas horas y con las clases en marcha, la Nación abrió las inscripciones con montos congelados, sin actualización y con un pago de apenas $270.000 por año. “No podemos esperar menos de este gobierno de improvisados”, planteó Junquera, señalando que “la convocatoria tendría que haber abierto el 1º de marzo y el monto que ahora proponen es el mismo que 2023, sin considerar los niveles de inflación que vivimos, entonces no se trata de una ayuda real”.

 

Además, explicó que el gobierno “tiene un plan detrás de este ataque a la Educación Pública cuando en simultáneo se dan subsidios en forma de ‘vouchers’ para pagar cuotas de colegios privados y se pone en discusión la escolarización obligatoria”.

 

“Estamos totalmente en contra de la visión mercantilista y de privilegio de la Educación porque es un Derecho Humano que debe garantizar el Estado. Y en ese sentido la Universidad Pública es fundamental para construir una sociedad con mayor igualdad de oportunidades y más justicia social”, indicó Junquera, representante de la agrupación universitaria “Juntos Podemos+Unidad Estudiantil”.

 

“Incertidumbre”.

 

En la última semana, después de la reunión de la Comisión Especial en Defensa de la Universidad Pública, Junquera advirtió por “la incertidumbre presupuestaria hace que se continúe con una prórroga del presupuesto 2023 (elaborado en 2022) lo que desencadena una situación crítica para nuestra Universidad”.

 

En general, agregó la estudiante, “en todas las universidades públicas, el 10% del presupuesto es para gastos de funcionamiento pero con los aumentos de servicios básicos como luz, gas y combustible ese porcentaje es mayor. Esto dificulta la posibilidad de previsión”.

 

“Hoy vemos como las universidades públicas comienzan a sufrir las consecuencias, la Universidad Nacional del Comahue entró en cesación de pagos o la Universidad Nacional de Quilmes que redujo parte de la oferta académica y puso topes para la inscripción a la cursada”.

 

Además, aseguró que “sumado al desfinanciamiento del presupuesto universitario, podemos ver la degradación del sistema educativo bajando la categoría de ministerio a Secretaria de Educación y la Secretaría de Políticas Universitarias a subsecretaría”.

 

Marcha, el 23 de abril.

 

Los rectores de las universidades públicas convocaron a una marcha para el próximo 23 de abril en defensa de la educación y el sistema universitario. En Santa Rosa, habrá una concentración frente a la UNLPam. “La única herramienta que tenemos para que las universidades salgan de esta situación de abandono por parte de Nación, es que el Congreso empiece a funcionar y rechace el DNU”, dijo Luján Junquera, que le reclamó a los diputados nacionales de la UCR y del PRO que al igual que los de Unión por la Patria rechacen el decreto.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?