Lunes 16 de mayo 2022

No atendían en Salud Pública, pero sí en los privados

Redacción 25/01/2022 - 00.40.hs

El conflicto entre ginecólogos y ginecólogas contra la seguridad social no terminó y, si bien desde las obras sociales y prepagas difundieron el pasado viernes una cartilla detallando el nuevo esquema de prestaciones con el sector, continúa la búsqueda de nuevos profesionales fuera de la provincia. En ese marco, el secretario general de la CGT Regional Centro-Sur, Luis Faggiani, reveló que "el Estado está investigando a los prestadores que por, distintas circunstancias de la pandemia, no atendieron en los centros asistenciales públicos pero sí de manera privada".

 

La semana pasada las obras sociales y prepagas dieron a conocer el nuevo esquema de prestaciones que comenzará a regir desde el 1º de febrero. En ese sentido, Faggiani celebró en Radio Noticias el acuerdo entre la seguridad social sobre las prácticas que repartieron entre profesionales convenidos y aquellos que trabajan para salud pública.

 

También recordó el puntapié del conflicto y aseguro que entienden los deseos por parte de los ginecólogos y ginecólogas "de ganar más porque es natural" y la "necesidad de separarse del Colegio Médico porque entendieron que no estaban representados correctamente". Asimismo, sostuvo que si bien es un problema entre el Colegio y los profesionales, a partir de ese conflicto éstos últimos "tienen que empezar a suscribir convenios de manera individual con quienes financian la seguridad social".

 

Limitaciones jurídicas.

 

En tanto, indicó que entienden que la Asociación de Ginecología y Obstetricia de La Pampa (Agolp) es "científica" así como también a la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, pero que por "limitaciones jurídicas" no pueden reconocer a la asociación para comenzar a negociar. "Junto con eso nos proponen un nomenclador que regule toda su actividad y claramente implica un incremento que nosotros tenemos que pagar por las prestaciones que nos brindan. No lo podemos afrontar porque es una situación que pone en crisis el sistema", manifestó.

 

-¿Hay una diferencia muy grande a lo que se pretende cobrar en relación a lo que estaban percibiendo?

 

-Respecto a algunas prestaciones que son habituales, hay una diferencia muy importante. También hay que hacer hincapié en que históricamente los que financian la seguridad social han estado muy divididos en el comportamiento que tenían con los prestadores. En este caso se negociaba primero con la obra social estatal con la excusa de que son muchos, entonces los costos son menos. Asimismo, todo lo que no financia la obra social estatal, lo financia el resto donde el pago es el doble. Hoy por suerte nos hemos comprometido de que es necesario que quienes financian una obra social estén sentados en una mesa y poniéndose de acuerdo sobre lo que hay para distribuir. Si no alcanza el dinero de la obra social, el Estado debe poner lo que falta para financiarla porque los sindicatos tienen que bajar la cantidad de prestaciones o dejar de prestar otros servicios a sus afiliados para sustentar la obra social. No podemos sostenerlo en el tiempo, no es un capricho.

 

Investigación.

 

Faggiani explicó que la cobertura de este sector a los afiliados se "sigue brindando con los prestadores que han quedado dentro del Colegio Médico. Son muy pocos, pero hay que caminar hacia la solución aunque no sea simple porque hay 40 profesionales que no han resuelto con la seguridad social", acotó.

 

En cuanto al nuevo esquema de prestaciones, mencionó que algunas de ellas se van a reconocer "a través de la prescripción por parte de médicos generalistas" más los ginecólogos que están atendiendo dentro de la seguridad social, y aquellos que ya no trabajan con el Colegio Médico pero sí en el sistema público porque "tienen la obligación de atender o, en todo caso, renunciar". En ese sentido adelantó que "el Estado está investigando a los prestadores que por, distintas circunstancias de la pandemia, no atendieron en los centros asistenciales públicos pero sí de manera privada. Recibirán las sanciones correspondientes".

 

Con respecto a esta situación, LA ARENA pudo saber que se trata de varios profesionales de diversas disciplinas, particularmente en el área de ginecología. "El principal problema es con los ginecólogos. También hay de otras especialidades, pero son menores los casos", señalaron y precisaron que se iniciarán sumarios.

 

-¿La obra social hace reintegros?

 

-Hasta ahora se está trabajando por reintegros. En algunos casos se realizó el reintegro al valor de lo que los profesionales presupuestaban, pero a partir de febrero se reconocerán únicamente los valores acordados con anterioridad al 30 de noviembre con el Colegio Médico.

 

Nuevos profesionales.

 

El dirigente recordó que están "buscando profesionales fuera de la provincia". "Hemos recibido algunas propuestas que tienen que ser evaluados técnicamente por parte de profesionales que autoricen el ingreso", señaló y manifestó que "la otra opción es que todas las complicaciones se deriven fuera de la provincia".

 

-¿Ya no hay vuelta atrás entonces?

 

-Venimos discutiendo de buena fe desde antes de que se cortaran los servicios el 1º de diciembre. Desde nuestra parte han ido cambiando los interlocutores, como mediadores para que la situación se vaya solucionando. Lo que sucede es que quienes nos representan cuando ven que la intención es meramente económica del otro lado o dividir la seguridad social, volvemos siempre al punto cero. Pretenden discutir por separado con cada obra social pero la seguridad social es una sola.

 

-¿Qué pasa con ginecólogos prestadores del PAMI?

 

-El PAMI creo que tiene convenios individuales con los médicos. Todas esas personas acuerdan un valor directamente con el PAMI. Por más que haya valores que se negocian a nivel nacional, en La Pampa por muchas prestaciones estamos pagando lo que en la media del país es un 60%. Hay algunas prestaciones que a las obras sociales les conviene mandar al paciente a Buenos Aires con todos los gastos de hoteles y acompañantes que dar las prestaciones en La Pampa. Pero sabemos que es todo un trastorno y una complicación, uno entiende que quieren estar en su lugar cuando están atravesando una enfermedad. Pero a la obra social le cuesta tres veces más de lo que cuesta en otro lugar.

 

Nuevo esquema de cobertura.

 

Las obras sociales y prepagas difundieron las prácticas que serán brindadas y reconocidas por los prestadores partir del 1º de febrero. Con los ginecólogos convenidos y en los centros de salud pública se realizarán los principales problemas ginecológicos (ligaduras de trompas, metrorragia, dispareunia, endometriosis, vulvovaginitis, EPI); abordaje de salud sexual y reproductiva; prevención del cáncer femenino (colposcopía, PAP, este último estudio puede ser realizado por médicos generalistas); ecografías gineco obstétricas y transvaginales, y ecografías mamarias (también se realizará por generalistas y en las instituciones sanatoriales o centros de Diagnósticos por Imágenes).

 

En cuanto a las prácticas de cirugías oncológicas mamarias y a la fertilización, las pacientes serán derivadas fuera de la provincia, en caso de que no sea realizada por profesionales convenidos. Por último, los exámenes pre laborales para ingreso en el sector público se reconocerán únicamente en los centros de atención pública.

 

A su vez, expresaron que se "aceptarán prescripciones del resto de las especialidades médicas, que sean inherentes a ginecología y que se aceptarán prescripciones de licenciados en Obstetricia de prácticas, que sean inherentes a ginecología".

 

Asimismo advirtieron que "no se reconocerán ni anticipos ni reintegros de las prestaciones anteriormente detalladas con los profesionales en ginecología que renunciaron a la atención de las obras sociales". Aunque, remarcaron que sí se reconocerán por vía de reintegro los partos, cesáreas, urgencias y consulta control de embarazo a los valores acordados con el Colegio Médico.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?