Pareja pampeana atacada por "mapuches"

Redacción 26/11/2021 - 15.22.hs

Medios rionegrinos reportaron ayer un nuevo corte de un grupo de encapuchados interrumpió la circulación vehicular en un punto de la ruta 40 en Villa Mascardi. Esta vez confirmaron que es en reclamo de justicia por la muerte de Rafael Nahuel, asesinado de un disparo hace cuatro años atrás. En horas de la madrugada habían levantado otro concretado el domingo, en el que un matrimonio de jubilados de Santa Rosa sufrieron una brutal agresión con piedras, del que, afortunadamente resultaron ilesos.

 

Nuevo corte.

 

Los medios regionales, aseguran que se trata de un grupo reducido de personas encapuchadas interrumpió el tránsito en horas de la tarde de ayer. Es la segunda vez en la semana y en el mismo lugar. Según la prensa local, la manifestación no sorprendió a las autoridades debido a que también se habían expresado de la misma manera durante los últimos tres aniversarios del homicidio.

 

La interrupción era total y se focaliza a 35 kilómetros de Bariloche, donde se encuentran los dos predios de Parques Nacionales que la comunidad Lafken Winkul Mapu ocupó en 2017. Fuentes policiales indicaron que "existe un refuerzo de personal en la zona y por ahora el objetivo es solo advertirle a los conductores sobre la interrupción en el tránsito".

 

Se trata del segundo corte que se registra en pocos días en el mismo sector de la 40. El anterior ocurrió el domingo pasado cuando encapuchados colocaron cubiertas sobre la traza para evitar el paso de los rodados. La nueva interrupción es total y se focaliza a 35 kilómetros de Bariloche, donde se encuentran los dos predios de Parques Nacionales que la comunidad Lafken Winkul Mapu usurpó en 2017.

 

Apedrean a pampeanos.

 

Se trata del segundo corte que se registra en pocos días en el mismo lugar. El anterior se inició el domingo pasado cuando encapuchados colocaron cubiertas sobre la traza para evitar el paso de los rodados. La medida, en esa ocasión, estuvo relacionada al ataque que sufrieron Elías Garay y Gonzalo Cabrera en el paraje Cuesta del Ternero.

 

Justamente el domingo, una pareja pampeana quedó en medio del conflicto "mapuche" en Río Negro y fueron atacados. Se trata de un matrimonio de turistas jubilados que denunció que fue atacada con piedras cuando a bordo de un Renault Logan circulaba por la Ruta 40

 

El matrimonio le contó al programa TN y La Gente, que se dirigían a El Bolsón y se vieron sorprendidos por un corte en el que un grupo de encapuchados los agredieron. El auto terminó con los vidrios rotos y varias abolladuras por el impacto de los piedrazos.

 

Los santarroseños, identificados como Josefina y Eduardo viajan desde hace 16 años desde Santa Rosa, hacia la localidad chubutense de Corcovado. Salieron el domingo pasado temprano y a pocos kilómetros de llegar a El Bolsón fueron atacados por encapuchados que habían cortado la Ruta Nacional 40.

 

Agresión.

 

Los jubilados, que tienen 78 y 75 años, se encontraron con un grupo de encapuchados que les hacían señas para que no pasaran. "Desde arriba del auto no entendíamos qué nos decían, por eso mi pareja siguió camino y fue en ese momento en el que nos atacaron. Afortunadamente no recibimos lesiones", contó angustiada Josefina.

 

De acuerdo con el relato de la mujer, los encapuchados utilizaron gomeras para arrojarles piedras. Así, les rompieron los vidrios laterales, la luneta, el parabrisas y un espejo retrovisor del vehículo, que además quedó con varias abolladuras.

 

Cuando se libraron de la situación, camino a El Bolsón, se encontraron con un puesto de Gendarmería y avisaron lo que les había pasado kilómetros atrás. "No podemos hacer nada, estamos con las manos atadas", fue la respuesta que les dieron.

 

Una vez que llegaron a la ciudad se hospedaron en el lugar que lo hacen habitualmente, en tanto que al día siguiente fueron a hacer la denuncia a la comisaría. Allí, los policías le dieron la misma respuesta que los gendarmes. Finalmente, Josefina y Eduardo pudieron arreglar el auto y seguir camino hacia Chubut.

 

"Estaban todos encapuchados y vestidos de negro. Apareció uno de repente, pero después conté más de 30 personas agrediéndonos. Les vi las gomeras y las piedras. De milagro no nos pasó nada. La ruta estaba cortada en ambos sentidos y se había formado una cola de unos cinco kilómetros", concluyó Josefina.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?