Martes 06 de diciembre 2022

Gasoducto: partió la primera tanda de caños

Redacción 28/09/2022 - 08.01.hs

La primera tanda de camiones que transportará los caños para el Gasoducto Néstor Kirchner está destinada a las obras Mercedes-Cardales y Neuba II, complementarias del GPNK en su Etapa I.

 

El acto se realizó ayer en Campana. Estuvo presidido por el ministro de Economía, Sergio Massa, la secretaria de Energía, Flavia Royon, el presidente de Enarsa, Agustín Gerez, y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Carlos Castagneto.

 

En ese marco, Royón destacó que "la obra del gasoducto va a marcar el destino de la Argentina al permitir desarrollar Vaca Muerta de manera exponencial". A su vez, resaltó que "el Gasoducto Néstor Kirchner es el primer paso de la materialización de un proyecto estratégico para nuestro país, comprendido dentro del Programa Transportar 1 y 2".

 

"Va a posibilitar el abastecimiento de los argentinos, llevar el gas al interior del país, desarrollar nuestras industrias y contar con una matriz energética competitiva", expresó. Al finalizar el acto partieron los camiones con el primer grupo de ductos que forma parte de las obras Mercedes-Cardales y Neuba II, complementarias del GPNK en su Etapa I.

 

En ese mismo sentido, el ministro Massa lo evaluó como "el primer paso operativo hacia un cambio en la matriz económica argentina". El funcionario explicó que "el gasoducto significa autoabastecimiento, significa que nuestros recursos van a abastecer a nuestros hogares y a nuestras empresas a un precio muy menor, inclusive dentro de la región".

 

Los ductos transportados se utilizarán en el gasoducto Mercedes-Cardales y en la ampliación del Neuba II; se trata de 7.444 tubos de 30 y 36 pulgadas que habían quedado sin uso al quedar paralizadas las ampliaciones de gasoductos troncales. En el caso de la construcción del Gasoducto Mercedes-Cardales, se usarán caños de 30 pulgadas desplegados en 80 kilómetros de extensión y para la ampliación del Neuba II se usarán cañerías de 36 pulgadas a lo largo de 29 kilómetros.

 

Tramo por La Pampa.

 

En unión transitoria, las empresas Sacde y Techint participan de la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), un proyecto de infraestructura que ampliará la capacidad del sistema de transporte de gas de la Argentina. La obra es fundamental para el desarrollo de Vaca Muerta, porque permitirá aumentar su producción y transportarlo hacia los grandes centros de consumo del país.

 

El consorcio, en partes iguales, llevará adelante los contratos que comprenden los Renglones 1 y 2 que totalizan 440 km de 36 pulgadas de diámetro desde Tratayén - en la provincia de Neuquén- hasta la progresiva 440 (ubicada entre Doblas y Macachín). Por otro lado, la empresa BTU S.A. tiene a su cargo la construcción del último tramo (Renglón 3), el cual se extiende hasta Saliquelló, destino final de esta etapa donde se vinculará el nuevo GPNK al sistema de transporte de gas.

 

A estas obras se suman los trabajos en el Renglón 4, que incluyen dos obras: una duplicación del Neuba II en Ordoqui (provincia de Buenos Aires) de 29 km en 36 pulgadas que permitirá incrementar la capacidad de transporte de los Tramos Finales de TGS, y el nuevo gasoducto Mercedes - Cardales de 80 km en 30 pulgadas que creará una vía de interconexión entre los sistemas Norte y Sur de transporte de gas.

 

"Hubiésemos ahorrado US$ 4.900 millones"

 

El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó que "si estuviese funcionando el gasoducto, este año hubiésemos ahorrado US$ 4.900 millones" en importaciones de energía. "El 20 de junio de 2023 tenemos que inaugurar el gasoducto para que en julio los argentinos no tengamos que depender de nadie". destacó. Previamente, el presidente de Energía Argentina, Agustín Gerez, afirmó que este gasoducto "va a marcar el rumbo de la Argentina para los próximos 25 años", y remarcó: "Apuntamos a lograr nuestra soberanía energética".

 

Recuperan 7 mil tubos abandonados.

 

El gobierno nacional anunció que 7.444 tubos, de 30 y 36 pulgadas de diámetro, que estaban abandonados serán destinados a distintas obras, entre ellas el gasoducto Néstor Kirchner que atravesará una parte de La Pampa. Tienen un valor de unos 100 millones de dólares

 

Los tubos estaban abandonados tanto en Campana como en Ensenada, ambas en la provincia de Buenos Aires, ya que corresponden a ampliaciones de gasoductos troncales que fueron paralizadas en 2015 y 2019.

 

Desde ayer, desde el predio de la empresa Euroamérica, en Campana, salieron los primeros caños que se destinarán al programa Transport.Ar que el gobierno nacional lanzó el año pasado. Un plan que, si bien tiene como figura central al gasoducto Néstor Kirchner, en esta oportunidad, los materiales serán para otras dos líneas.

 

Desde Energía Argentina (Enarsa) se realizó un acto para transmitir en vivo la salida de estos ductos, que se utilizarán en la construcción del gasoducto que unirá Mercedes-Cardales, una obra que tiene una extensión de 80 kilómetros. Y también se destinarán 29 kilómetros de ductos de 36 pulgadas a la ampliación del gasoducto Neuba II, que consiste en un doble caño paralelo, o loop, según detalló el diario Río Negro.

 

La reutilización de estos casi 7.500 caños abandonados se logró tras que los ductos fueron sometidos a pruebas de calidad e integridad para permitir su uso, ya que si bien se trata de dos obras complementarias del gasoducto troncal a Vaca Muerta, los caños recuperados tienen un valor comercial cercano a los 100 millones de dólares.

 

Gran cantidad.

 

La construcción de los 573 kilómetros que deberá tener el gasoducto Néstor Kirchner, entre Tratayén en Neuquén y Salliqueló, en Buenos Aires, requiere de una cantidad mucho mayor de ductos, a razón de 56.700 caños de 36 pulgadas de diámetro y 12 metros de largo.

 

Desde Enarsa se indicó que de ese total de ductos, 48 mil deberán ser construidos y se precisó que dichos caños "están próximos a comenzar a fabricarse". En este caso se trata de la licitación que fue ganada por la firma Techint.

 

Desde Enarsa se remarcó la importancia de la construcción de este gasoducto para ampliar la producción de Vaca muerta, ahorrar 2.200 millones de dólares al año en importaciones de energía y reducción de subsidios y generar puestos de trabajo en la obra, que desde la firma estatal se señaló que podría llegar a los 10.000 puestos directos y 40.000 indirectos.

 

De acuerdo a los pliegos de la obra, el gasoducto debería estar operativo para el 20 de junio del año que viene, el día de la Bandera, con una capacidad de transporte en esta etapa de 11 millones de metros cúbicos diarios.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?