"Queremos que cambien las leyes"

Redacción 30/11/2021 - 09.21.hs

(General Pico) - Maximiliano Dupuy, hermano de Cristian Dupuy, tuvo la tutela de su sobrino Lucio durante un año y medio. Luego de ese tiempo, la madre del menor (5 años), Magdalena Espósito Valenti, imputada del delito de homicidio calificado por el vínculo, reclamó la tenencia del niño.

 

El joven, que ayer junto a su familia asistió a la sepultura del pequeño, le dijo a LA ARENA que la madre los amenazó y tuvieron que renunciar a la tutela. También marcó que durante todo este tiempo, los organismos oficiales no los escucharon, y en cambio, le dieron la tenencia a la mujer, por el sólo hecho de la madre biológica.

 

Por el crimen de Lucio Dupuy están imputadas la madre del menor, Magdalena Espósito Valenti, acusada de Homicidio calificado por el vínculo; y la pareja de ella, Abigail Páez, acusada de homicidio simple.

 

El domingo a la tarde, en las calles de General Pico y Santa Rosa, tuvieron lugar masivas movilizaciones para reclamar justicia por el niño.

 

-¿Ese acompañamiento que tuvieron, les dio un poco de alivio?

 

-Sorprendido por la cantidad de gente que apoyó la marcha. El movimiento que hubo fue sorprendente y nos sentimos muy apoyados.

 

-Es toda una provincia la que pide justicia.

 

-La provincia y el país se están moviendo y eso es muy importante, porque va a llegar a oídos de todas partes.

 

La tutela.

 

El joven Maximiliano Dupuy tuvo a cargo a Lucio durante un tiempo, y luego la Justicia le dio la guarda a la madre. "Tuvimos la tutela de Lucio durante un año y medio. En noviembre de 2018 la madre nos lo entregó por las condiciones en que ella estaba, pero en febrero cuando tuvimos que llevarlo a la guardería, nos pidieron los papeles. Entonces comenzamos con la papelería pidiendo la guarda, pero la jueza determinó la tutela", indicó.

 

"Al año y medio cuando lo reclamó, nos dimos cuenta que esa tutela no pesaba nada, porque era la mamá la que decidía si se lo llevaba o no, era la mamá la que nos denunció y nos sacó el nene. Creyeron todo lo que ella dijo y fueron casi cuatro meses de mucha denuncia de parte de ella y amenazas, y entonces tuvimos que renunciar a la tutela porque pesaba más lo de la mamá", agregó.

 

-¿Por qué motivo la madre no lo podía tener?

 

-Porque andaba de mochilera. Fue a la comisaría para decirnos que teníamos la libertad de tener al nene y que ella se iba de mochilera. No tenía trabajo, no alquilaba, y no son condiciones para ningún nene. Si no tenés un trabajo estable cómo hacés para alimentar a una criatura. Cuando se presentó acá dijo que ya estaba trabajando y que estaba bien y pesó eso, más que las condiciones que yo tenía.

 

-En ese tiempo que tuvieron la tutela, ¿la madre donde estuvo?

 

-La mamá nunca apareció. Todo ese tiempo, jamás apareció, jamás mandó un mensaje. Apareció cuando mi hermano empezó a trabajar en blanco y empezó a querer lograr algo con el nene. Recién ahí dijo que era la madre. Por eso también nuestra indignación, porque jamás había hecho nada por Lucio. Nosotros lo criamos como un hijo más. El tenía su propia pieza, iba a jardín y la familia de mi esposa lo aceptó como un sobrino más. Nadie vio eso, nadie miró la situación en la que Lucio estaba.

 

-En el tiempo que estuvo con la madre, ¿lo pudieron ver?

 

-Mi esposa y yo no lo pudimos volver a ver al nene. Después que ella se lo llevó, tuvimos dos llamadas más en las cuales no pudimos seguir hablando y, a partir de ahí empezó a hablar con mi hermano y le dijo que no lo podíamos ver a Lucio, que si se enteraba que estaba con nosotros no lo iba a poder ver más, que nos iba a denunciar si nosotros estábamos con Lucio. Entonces con mi esposa decidimos no verlo con tal que él viera a su papá. El empezó a verlo, pero dependía de lo que ella decía. Arreglaban que el fin de semana iba a verlo pero jueves o viernes le decía que no viniera. A mi papá le pedía plata y si no le daba se enojaba. Con mi hermana lo mismo, le decía que necesitaba tal cosa y tenía que comprarla y llevarla para verlo. Este tiempo a mi familia la manejó en ese sentido.

 

-¿O sea que manipulaba a la familia?

 

-Ella por mensajes le decía a mi hermano si lo podía llamar a Lucio o no. Le decía una hora y después se la cambiaba. A mi hermano le dijo que no viajara con su esposa para que no lo viera, y cosas así. Lamentablemente nosotros no nos podíamos mover, porque la Justicia siempre la amparó. Ella lo tenía al nene y decidía sobre el nene. Nosotros queremos que cambien las leyes. Si vamos a cuidar a los nenes, realmente cuidémoslos. Anhelo que cambien esas maneras de ver las cosas.

 

-En Santa Rosa, hubo algunos disturbios que no les hace bien a ustedes.

 

-Queremos llevar ese mensaje. Queremos poder reclamar justicia y se reclama moviéndonos, no rompiendo y destruyendo. Lo de anoche (por el domingo) no tiene sentido. Muchas veces uno reacciona creyendo que la violencia mueve algo y no es así.

 

"Sean pacíficos, la violencia se llevó a mi hijo y nos hace mal".

 

Luego de sepultar los restos del pequeño Lucio Dupuy, su familia paterna se manifestó ayer al mediodía en los Tribunales de esta ciudad para reclamar justicia. En el lugar estuvieron Christian, Maximiliano y Ramón Dupuy, padre, tío y abuelo del menor, respectivamente. También acompañaron a la familia, algunos allegados y vecinos, que se sumaron al pedido de Justicia. En la vereda del Palacio de Justicia de esta ciudad, el jefe de Policía de La Pampa, Daniel Guinchinau, le dio las condolencias a la familia del menor.

 

En la vereda de los Tribunales piquenses, el abuelo del niño pidió una explicación de parte de la jueza "que le revocó la tenencia a mi hijo mayor y se lo dio a la madre, sabiendo la calidad de vida que le podía dar a esa criatura".

 

El abuelo del menor aseguró que con su hijo Maximiliano, su nieto tenía "una calidad de vida hermosa", porque "tenía su pieza, sus juguetes" y pese a ello, "se lo sacaron y se lo restituyeron a la madre y hoy me lo traen muerto".

 

Por su parte, invadido por el llanto y el dolor de haber enterrado su hijo algunos minutos antes, Christian Dupuy aseguró que nunca lo escucharon ni a él ni a su familia.

 

Además, pidió que todas las movilizaciones y manifestaciones se hicieran de manera pacífica.

 

"Este momento para nosotros es muy importante. Por favor sean pacíficos, la violencia se llevó a mi hijo y la violencia nos hace mal", dijo.

 

Una vez finalizada la manifestación, los familiares más cercanos del menor se retiraron del lugar, y otro grupo, marchó por las calles del centro piquense.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?