Lunes 15 de agosto 2022

Ros pide al TIP que no le den la domiciliaria a Carlos Sosa

Redacción 05/08/2022 - 09.00.hs

"En cinco días le ponen una tobillera y lo largan. Es vergonzoso. Ese hombre me mandó a matar por plata y mató a una persona. Es uno de los asesinatos más aberrantes que hay en La Pampa". La voz detrás del teléfono es la de Eduardo Ros, el vecino santarroseño que el 14 de mayo de 2014 vio morir a Griselda, su pareja, con un disparo que en realidad iba destinado a él. Ocho años después del crimen, el instigador, Carlos Luján Sosa, está a punto de obtener un régimen de prisión domiciliaria.

 

Ros se comunicó con este diario para hacer público que el juez de Ejecución Martín Saravia, luego de rechazar cuatro pedidos anteriores, aceptó una nueva presentación del abogado defensor de Sosa y le concedió la prisión domiciliaria. La medida no es de aplicación inmediata, pues la decisión del magistrado fue "con efecto suspensivo". ¿Qué significa? Que se hará efectiva si el Tribunal de Impugnación Penal, un tribunal de alzada, no falla lo contrario. Es por ese motivo que el criminal aun está en la prisión.

 

Ros anticipó que su abogado querellante presentará un escrito impugnando la medida, algo que también harán los patrocinantes de la familia de Fuentes Cabal y el Ministerio Público Fiscal. El fallo del juez Saravia está fechado el 3 de agosto. A partir de ahí, las querellas y la fiscal tienen diez días hábiles para interponer recursos que luego analizará el TIP. La decisión del tribunal podría conocerse recién en septiembre.

 

Desnutrición.

 

El pedido de prisión domiciliaria fue presentado por el abogado Román Fiorucci, quien patrocina a Sosa, por el deteriorado estado de salud que tendría el homicida. La solicitud fue analizada en una audiencia el día 25 de julio. Ese día, las querellas no asistieron, pero con posterioridad realizaron una presentación por escrito en la que, al igual que la fiscal Marisol Rodríguez, rechazaron la posibilidad de que el reo obtenga el beneficio.

 

Uno de los informes médicos, elaborado por dos profesionales, indica que Sosa presenta "un deterioro grave en su estado de salud (...), con avance importante en su desnutrición severa y dificultades físicas severas". Refieren que el condenado, de 66 años, no tolera alimentos sólidos, solo leche. Por eso sugirieron "arresto domiciliario o detención en un centro de salud" que estabilice su cuadro de deterioro general.

 

Otro informe, de una médica forense del Poder Judicial, destaca que Sosa tiene un "estado de salud regular con déficit nutricional moderado, con síndrome de impregnación y consuntivo y con probables patologías que se deberían estudiar que han adquirido el carácter de crónicas".

 

"Se sugiere el estudio de patologías mencionadas en institución médica, para realizar diagnóstico de enfermedades sospechadas y mejorar su estado de salud, siendo que actualmente se encuentra en estado de inmunosupresión con probabilidad de contraer infecciones y otras dolencias por su estado de salud actual...", añadió.

 

Unidad 4.

 

Sosa está detenido en la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal. En su resolución, Saravia mencionó que está prevista la construcción de una unidad médica en ese centro penitenciario de Santa Rosa que podría haberse utilizado para este caso, pero la misma no está construida aun. A su vez, consideró que internarlo en un hospital público significaría ocupar una cama y disponer de un operativo de seguridad acorde, con afectación de recursos humanos y logísticos. En ese sentido, consideró mejor la prisión domiciliaria, con control a través de un dispositivo electrónico.

 

Por otro lado, Saravia justificó el "efecto suspensivo" de su decisión en la necesidad de contar con un "doble conforme ante el Tribunal de Impugnación", el cual, según planteó, asegura un mejor análisis jurídico.

 

En cuanto a la duración de la prisión domiciliaria, en caso de otorgarse, dijo que "no debe establecerse un plazo de duración", ya que, de acuerdo a la ley, el cese de la medida se adopta "...cuando los resultados de la supervisión efectuada así lo aconsejaren o cuando se

 

modificare cualquiera de las condiciones y circunstancias que dieron lugar a la

 

medida...". En este caso, las fuentes judiciales consultadas, aseguraron que Sosa volvería a la cárcel común cuando su estado de salud lo permita.

 

Condenado a perpetua.

 

El 14 de mayo de 2014, a las 22.30, Gastón Nicolás Soria (32 años) y Diego Fernando López (22) fueron a la casa de Ros en el barrio Villa Martita de esta ciudad. El primero ofició de chofer del segundo. López tenía la orden de matar a Susana Griselda Fuentes Cabal (30 años) y Eduardo Enrique Ros (62 años).

 

Cuando la pareja llegó al lugar, en cumplimiento de lo acordado con Carlos Luján Sosa, sin mediar ningún tipo de palabra, López ejecutó de un disparo en la cabeza a Fuentes Cabal e intentó dar muerte a Ros, efectuando dos disparos en la cara. La mujer murió en el acto y el hombre sobrevivió a pesar de la gravedad de las heridas.

 

Para la Justicia, Carlos Luján Sosa fue quién determinó, instigó, organizó, planificó y encomendó la muerte de Ros y de Fuentes Cabal. Para ello prometió a Soria un pago de 15 a 20 mil pesos y a López otro de 30 mil. La pena que le aplicó el tribunal que lo juzgó fue de prisión perpetua. La misma pena les fue aplicada a Soria (partícipe primario) y López (autor material).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?