Viernes 20 de mayo 2022

Se acerca una ola de calor extremo

Redacción 09/01/2022 - 09.03.hs

Una ola de calor extremo en gran parte de la Argentina se espera para la próxima semana con temperaturas por encima de los 40° en zonas de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Santiago del Estero. Por su parte, en nuestra provincia, desde el lunes, el termómetro marcará 38º. Según una empresa especializada en climatología, algunos de esos sitios podrían convertirse en el lugar más cálido del planeta por algunas horas.

 

El pronóstico extendido del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), aseguró que el termómetro irá en aumento los próximos días y superará con comodidad los 35° en la región centro del país y algunos puntos del noroeste. Para hoy, en la capital pampeana se espera una máxima de 36º.

 

Pero eso no es todo, a partir de mañana y durante toda la semana, la ciudad sufrirá una nueva ola de calor porque están pronosticados 40º de máxima y con mínimas que no bajarían de los 20º. En detalle, para este lunes se prevén 38º; para el martes se estima una temperatura de 39º y el miércoles continúa en aumento con 40º. A su vez, el SMN indica que el jueves se espera una máxima de 36º.

 

En tanto, el pronóstico realizado por la entidad estatal Wendy, una empresa checa especializada en el pronóstico del tiempo, es similar. A través de su mapa interactivo anticipa que a partir de las 14 del martes 11 el centro argentino se transformaría en la zona más calurosa del mundo por unas horas, según informó la agencia de noticias NA.

 

Adultos mayores.

 

Desde el Hospital Británico brindaron información sobre la importancia de cuidarse en estos días de calor porque pueden generar consecuencias y malestares como la deshidratación, en especial en los adultos mayores. Explicaron que una persona puede sufrir una rápida pérdida de líquido y sales corporales que son esenciales para la vida.

 

Según el jefe del Servicio de Clínica Médica de dicho hospital, Julio Bruetman, los síntomas de deshidratación: sed y boca pastosa o seca; aumento de la temperatura del cuerpo por encima de lo normal; sudoración excesiva; sensación de sofoco; disminución de la sensación de orinar; debilidad; desmayos, mareos o convulsiones; calambres; piel seca; náuseas o falta de hambre; dolor de cabeza o embotamiento y confusión.

 

"La deshidratación puede suceder en cualquier grupo etario, pero tienen más probabilidad de padecerlo, y aún en formas más graves, los adultos mayores y los niños y niñas", aclaró.

 

Para prevenir el golpe de calor, remarcaron los siguientes consejos: ingerir abundante líquido; ofrecer líquido a los adultos mayores de forma constante; comer frutas y verduras; no abusar del té, café, bebidas cola; evitar bebidas muy calientes; evitar la ingesta de alcohol; usar ropa de algodón, clara y holgada; darse baños frecuentes; evitar la exposición solar, y elegir una estancia en lugares frescos y ventilados.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?