Martes 06 de diciembre 2022

Un tío la abusó desde los 6 años. Lo condenaron a 8 años de prisión

Redacción 13/09/2022 - 09.29.hs

Tomar dimensión de lo que pasó, poder contar a alguien cercano con quien se tiene confianza, afrontar la denuncia, la revictimización, pero también refugiarse en el apoyo de la familia y de los psicólogos para estar presente en el juicio hasta escuchar la condena. Ocho años de prisión le dieron a un hombre que abusó de su sobrina desde los 6 a los 15 y hoy ella, con la voz de su mamá, decidió relatar el calvario para ayudar a otras personas que pasaron o están pasando por lo mismo.

 

"Queremos darle esperanza a esas mujeres que no tienen el apoyo o ayuda necesaria que deben tener. Hay que confiar en la Justicia", afirmaron.

 

Flavia tiene 42 años y en diálogo con LA ARENA explicó que es "un deseo" de su hija visibilizar lo que le pasó "para que otras chicas tomen la valentía de hacer la denuncia". La joven hoy tiene 19 años, pero cuando asentaron la denuncia, el 3 de agosto de 2021, era menor de edad. Asimismo, una vez que pasó la mayoría de edad se convirtió en querellante de su causa con el patrocinio del abogado José Luis Scarpello. El agresor fue condenado ayer a ocho años de prisión a pesar de la que Fiscalía y la querella habían pedido más años.

 

Pero ¿cuál fue el punto de inflexión para que la niña pueda poner en palabras su calvario? La mujer contó que su hermano (el tío y agresor de la joven) está en pareja con una mujer que tiene dos hijas -de 7 y 10-, y en común tienen un niño de dos. "Ofrecimos nuestra casa para festejar el cumpleaños de las dos nenas porque cumplían con una fecha cercana", explicó Flavia.

 

En ese evento "mi padrastro de 66 años (abuelo de la víctima) empezó a manosear a la nena de 10 años. Mi marido lo ve, se da cuenta y me da aviso porque no sabía cómo reaccionar ya que es una persona que conocemos hace 35 años, es toda una vida. Le aviso a mi hija (la víctima) y fue muy shockeante para nosotras".

 

"Se armó un revuelo, automáticamente le dije a la madre que hagamos la denuncia, ella accedió y la hicimos en la calle Güemes (en la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia). A la niña no se la llevó al médico porque la madre se negó rotundamente", continuó y lamentó que la causa se haya archivado porque la nena "negó todo" y la familia de ella decidió no continuar con el proceso judicial.

 

"Mi padrastro estuvo preso unos días, pero la familia de mi cuñada se fue a vivir a la casa de mi mamá junto con el agresor y es hasta el día de hoy que siguen ahí. La Justicia nunca me llamó a declarar", acotó.

 

El día después.

 

Este hecho fue el puntapié para que su hija pueda contar que el hermano de Flavia (tío de la víctima) de 33 años abusó de ella. "Desde los 6 a los 11 hubo manoseos, después de los 11 hasta los 15 con acceso carnal. En esa edad ella se pone de novio con un chico de su escuela y decide decirle al tío que 'basta' con los abusos, pero él actúa violentamente y la agrede. Eso fue lo último en el 2018", manifestó.

 

Sobre el contexto donde se producían las agresiones sexuales, Flavia explicó: "Yo soy una mamá muy protectora, al extremo, y al único lugar que los dejé ir fue a la casa de mi mamá. Para mí no había persona en el mundo que los pudiera cuidar mejor que su abuela. Pero los hechos ocurrían siempre en la casa de mi mamá, cuando estaban solos o durante la noche".

 

"Mi mamá varias veces abrió la puerta y lo vio a arriba de mi hija, él la corría y ella cerraba la puerta", exclamó y aseguró que todo ese relato se contó también en el juicio pero "quedó en la nada" ya que la joven decidió no denunciar a su abuela como cómplice. "Es todo muy complejo el hecho de denunciar a su tío y todo el drama familiar que provocó. De la noche a la mañana nos quedamos sin familia: sin abuela, sin abuelo porque así lo veían a mi padrastro, sin tíos, primos, sin nada", afirmó.

 

-¿A vos como mamá qué te pasó cuando te lo contó?

 

-A mí me afectó porque no vi la señal, cómo no me di cuenta de lo que pasaba. Eso es lo que me duele como mamá, pero también soy consciente de que la dejaba en casa de personas que yo confiaba, mi hija es el ser más preciado que tengo en la vida, y era la casa de mi mamá. Me equivoqué y como mamá duele eso.

 

Denuncia y juicio.

 

"Esa misma noche cuando nos confiesa, le preguntamos qué quería hacer, decidió hacer la denuncia y que se hiciera Justicia, pero no solo por ella sino también por la otra nena involucrada que es la hijastra de él. Mi hija me decía que algo le pasaba a la niña, que algo le hacían porque ella se veía muy reflejada en esa nena por sus actitudes. Se veía en un espejo. Él siempre le decía que era su princesa, su reina, lo mismo que le decía a mi hija. Es lo que le da valentía para contar esto para que a la nena no le pase más", sostuvo.

 

La denuncia fue realizada el 3 de agosto del año pasado con el informe de tres psicólogas distintas que analizaron que lo que contaba "era verídico, el relato era real". El juicio comenzó los primeros días de julio con el juez Andrés Olié a la cabeza, la Fiscalía estuvo representada por Marcos Sacco y como abogado querellante José Luis Scarpello.

 

"En el juicio mi mamá, mi padrastro y hermanos declararon a favor del abusador. Él se excusó con que no había vivido tanto tiempo en Santa Rosa, que venía esporádicamente en algunas fiestas cuando había pruebas de que vive acá. Dijo que se iba a trabajar al sur, al Mendoza, sí se fue, pero estaba tres meses en cada lugar y después volvía. Hasta que se pone en pareja con la mujer que está hoy en día", señaló Flavia.

 

"Mi hija fue muy consciente de todo el proceso y tuvo mucha valentía. Tenía la opción de que estuviera el abogado solo y ella dio la cara. Fue difícil porque él se le reía en la cara, le hacía burla, fueron dos o tres momentos donde ella se quebró, pero fue muy valiente", destacó su mamá.

 

Si bien el fiscal pidió 12 años de prisión y la querella 15, el juez ordenó una condena de ocho años. "No era lo que esperábamos, pero no nos vamos con las manos vacías porque la palabra culpable salió a la luz", expresó a este diario el papá de la víctima.

 

La mujer agradeció que la Justicia siempre acompañó a su hija con una psicóloga desde que ella denunció. "Le brindaron una protección y apoyo importante", subrayó. "Queremos darle esperanza a esas mujeres que no tienen el apoyo o ayuda necesaria que deben tener. Mi hija tiene el apoyo de nosotros, pero hay muchas que tienen miedo a denunciar, pero sí se puede. Hay que confiar en la Justicia. Estoy transmitiendo lo que mi hija quiere decir", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?