Miércoles 05 de octubre 2022

Valiosos objetos del general Campos regresaron a Acha

Redacción 15/08/2022 - 09.18.hs

General Acha celebró con todo sus 140 años de vida. Hubo actos protocolares, desfiles, discursos, eventos culturales y mucha diversión, pero además quedaron para enriquecer el patrimonio histórico de la ciudad regalos de gran valor que trajeron para la ocasión familiares directos del general Jorge Campos, el fundador.

 

Un telegrama original enviado por el general Julio A. Roca, un pañuelo con sangre de una herida en batalla que sufrió Campos y una condecoración que recibió forman parte de los obsequios que fueron entregados y ahora atesorados por la gestión de Abel Sabarots.

 

Los bisnietos Marcelo Jorge y Juan Manuel Campos y las tataranietas Victoria y Florencia Campos, aceptaron la invitación del municipio y participaron activamente de los festejos oficiales que se llevaron adelante. Fueron naturalmente ellos los que portaron las pertenencias de su antepasado, que ahora podrán ser vistas por la sociedad en el museo local.

 

Durante toda su estadía disfrutaron de los eventos, tomaron contacto con antiguos pobladores que le contaron sus historias relacionadas al General Campos y al entregar los elementos traídos indicaron que les pareció que debían estar en la ciudad, como parte de su historia y para acceso de todos sus habitantes. Ante los medios locales dejaron ver su alegría por la alta participación ciudadana en los eventos "y su sentido de pertenencia" y dijeron que regresan a su casa con una idea más acabada de la obra de su pariente ilustre.

 

Objetos de gran valor.

 

La nómina de pertenencias se engrosa con una carta que una de las hijas de Campos escribió a su padre en la época de la fundación y un cuaderno personal del militar donde constaban planes y gastos.

 

El pañuelo recibido tiene una antigüedad de 160 años y conserva la mancha de sangre de Campos, herido en la cabeza en la batalla de San Ignacio (1 de abril de 1867), mientras que la medalla le fue otorgada por su participación en la batalla de Ringuelet, en 1893. La acompaña una bala de fusil, de los utilizados en esa oportunidad.

 

En una carta fechada el 16 de septiembre de 1882, a poco de fundar General Acha, una hija de Campos, de 8 años de edad, contó a su padre que "Mamá tuvo un nuevo varoncito, hoy a las 7 de la mañana. Vení pronto que queremos saber que nombre le vamos a poner".

 

En el cuaderno personal se pueden observar importantes datos de la vida del momento. Constan datos de gastos, propiedades y proyectos para desarrollar tanto en su casa y sus tierras como en su carrera militar y política. También del escuadrón que lideraba, listas de bajas y heridos y de material bélico disponible, siempre escaso según esas anotaciones.

 

El telegrama del General Roca lo felicita, precisamente, por la fundación de la ciudad de General Acha.

 

Libro único.

 

La familia Campos conserva un único ejemplar de un libro que tuvo, dicen, una edición de unos trescientos ejemplares y donde consta la conformación del árbol genealógico y otros datos, tanto de Manuel Jorge como de Luis María Campos, ambos integrantes del ejército liderado por Roca y que, entre otras cosas, tuvo a su cargo la Conquista del Desierto. "Ese libro ha sido muy buscado por los historiadores, pero nunca encontrado", dijo ayer a LA ARENA el secretario de gobierno achense, Federico Guidugli, bajo cuya custodia quedó temporalmente el único ejemplar en poder de la familia.

 

El libro deberá ser devuelto, tal el compromiso asumido, pero mientras dure su permanencia en General Acha, hasta el mes entrante, podrá ser estudiado y copiado, tarea que también servirá para engrosar el Museo local, creado por esta administración y que cuenta con todas las medidas que aseguran el material y las piezas que lo componen y se sumarán.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?