Sabado 20 de abril 2024

Un día sin las provincias

Redacción 25/02/2024 - 19.34.hs

En 2004 se estrenó la película "Un día sin mexicanos", dirigida por Sergio Arau. Es una parodia que juega con la desaparición de todos los mexicanos en el estado de California, donde son casi un tercio de la población en ese territorio anexado por Estados Unidos en 1848 y a pesar de que se ocupan de la mayoría de los trabajos que los estadounidenses no quieren o no saben hacer y sin los cuales no pueden sobrevivir son maltratados e injuriados por aquellos que administran su producción. La película retrata el caos en el que quedaba sumido uno de los estados más ricos de los Estados Unidos sin el aporte de los mexicanos. Un día sin mexicanos.

 

Poco después de la anexión de California por los Estados Unidos, en 1853, en la otra punta del continente las provincias del Río de la Plata firmaban una Constitución con, según su preámbulo, "el objeto de constituir la unión nacional". Tras varias décadas de guerras civiles, la Argentina entró al siglo XX como un país único, federal, con conflictos permanentes entre provincias y Gobierno nacional pero con pactos que, con sus tensiones, mantuvieron esa "unión nacional". Javier Milei, con su ataque a las provincias en franca violación a las leyes construidas en esa tensión Nación-provincias, genera un clima de disolución nacional inédito, donde ya algunos gobernadores contraatacan con un argumento más que válido: si el gobierno nacional no cumple con su parte ellos no aportarán lo que producen y cuyo rédito administra el Estado central y está obligado por ley a repartirlo. Un día sin las provincias. La película de ese caos se hace sola.

 

Milei festejó un falso superávit en enero. Falso porque, tal como informó la Oficina de Presupuesto del Congreso, lo logró al costo de una reducción real del 32% en jubilaciones y pensiones, del 59% en programas sociales, del 18% en los salarios de los tres poderes del Estado, del 75% en obra pública y equipamiento, del 17% en Asignaciones Familiares, del 16% en transferencias a universidades. Y, por si fuera poco, de un recorte del 53% en las transferencias a las provincias.

 

El dato del recorte de transferencias a provincias es clave. Milei dispuso además el cese del envío de fondos de subsidios para el transporte y del FONID. Uno impacta sobre los boletos de todo el país, otro sobre los salarios de los maestros. Y ambos les corresponden a las provincias por ley.

 

"Las provincias unidas del sur" se titula el documento que firmaron los gobernadores Ignacio Torres de Chubut, Gustavo Melella de Tierra del Fuego, Claudio Vidal de Santa Cruz, Sergio Ziliotto de La Pampa, Rolando Figueroa de Neuquén y Alberto Weretilneck de Rio Negro. En el texto del documento dicen que la unidad del himno no será a cualquier precio y esa unidad es en realidad de los gobernadores frente al presidente Milei, frente al Estado Nacional y a un gobierno que genera a propósito un clima de disolución nacional.

 

En contra.

 

Milei tiene en contra a todos los gobernadores del país, que salieron en apoyo a un comunicado con un párrafo clave. Dice: "Si el Ministerio de Economía no le entrega a Chubut sus recursos, entonces Chubut no entregará su petróleo y gas".

 

Milei no tardó en contestar. En realidad no él, sino la "Oficina del Presidente", una despersonalización que remarca su intención de quebrar el diálogo federal. Milei agarró su teléfono, compartió algunas repercusiones en Twitter y escribió: "Nunca pensé en mi vida que tendría tantas alegrías juntas con el Principio de Revelación...". Para Milei, el "principio de revelación" es que todos los que no cumplen sus órdenes están en contra de mejorarle la vida a los argentinos. La falacia es que hacerle caso es ser cómplice del caos planificado, de la miseria programada. Milei también compartió un posteo de su propagandista oficial Santiago Oría donde el presidente está flanqueado por militares enfierrados y el texto amenaza: "No procedan por vías de hecho contra el Presidente que les va a ir muy mal". La disolución nacional deja de ser una entelequia.

 

Entre Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Mendoza concentran el 92,6% de la producción de petróleo y el 80,2% de la producción de gas en Argentina, según datos de la Secretaría de Energía. Chubut sola el 21,5% del petróleo; Neuquén con el 51,5% y Santa Cruz con el 10,8% de la producción de petróleo también firmaron el comunicado. Parece indicar que están de acuerdo con ese camino. ¿Puede Milei gobernar sin el 92,6% del petróleo del país? ¿Sin el gas, que se usa además como combustible para generar electricidad para todo el país?

 

Energía e hidrocarburos desde el sur, minería y vino desde cuyo, soja, maíz y trigo desde el centro, litio del noroeste, industria y campo en territorio bonaerense: ¿que produce la Nación? ¿Puede subsistir sin las provincias?

 

Milei también quiere vaciar el INCAA, promotor fundamental del cine argentino. ¿Querrá evitar una película que se llame "Un día sin provincias" y demuestre el ridículo de que desde el habitante circunstancial de la Casa Rosada crea que puede vivir sin ellas? Si sigue este camino la película se va a hacer sola. (Por Ari Lijalad / Extractado de Eldestapeweb.com)

 

Foto: eldestapeweb.com

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?