Sabado 28 de mayo 2022

Un laudo en favor del interés general

Redacción 05/05/2022 - 01.02.hs

La visita presidencial a La Pampa trajo dos buenas noticias. El jefe de gobierno lanzó el anuncio oficial para la construcción del segundo tramo del acueducto del río Colorado hasta General Pico y anticipó que laudará en favor de la realización del estudio de impacto ambiental de la represa de Portezuelo del Viento tal como lo venía pidiendo La Pampa junto a Neuquén, Río Negro y Buenos Aires ante la férrea oposición de Mendoza.

 

En realidad, ambos temas están estrechamente vinculados. El acueducto a construir deberá conducir agua de aquel río, jaqueado desde hace varios años por una bajante extraordinaria al igual que casi todos los cursos fluviales que se alimentan de las nieves cordilleranas. Hoy el Colorado está muy lejos de ser aquel río de 140 metros cúbicos por segundo que fue estudiado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts para la constitución del tratado interprovincial de 1976. Las últimas mediciones arrojan cifras que lo reducen a aproximadamente la mitad de aquella magnitud, de ahí que haya que reconsiderar y rediseñar las obras hidráulicas contempladas en aquel documento fundacional. Y ello por no hablar de los antecedentes poco fiables que ofrece la provincia de Mendoza a la hora de manejar recursos hídricos interprovinciales. La Pampa puede dar fe de esa circunstancia.

 

La presencia del ministro del Interior en la comitiva que estuvo en General Pico le añade una significación especial. El funcionario lanzó semanas atrás una idea novedosa: centralizar la gestión del agua en todo el territorio del país mediante la conformación de una mesa nacional de la que participen todos los gobernadores. La idea cayó muy bien en La Pampa y muy mal en Mendoza, lo cual muestra a las claras las grandes diferencias entre ambas provincias a la hora de hablar de integración regional y nacional.

 

En este escenario, la decisión presidencial de laudar en favor de realizar el estudio de impacto ambiental de la represa de Portezuelo en toda la cuenca del Colorado aparece como una respuesta al planteo de cuatro de las cinco provincias que integran el comité de cuenca del río. Fueron muy significativas las expresiones que utilizó el jefe del gobierno nacional: "la solución para uno puede ser un problema para cuatro", dijo, y añadió: "el agua no es propiedad de nadie, es propiedad de los argentinos". Con notable poder de síntesis el presidente logró mostrar que comprendió lo esencial del problema que se está planteando y que aspira a tomar el camino que conduzca a beneficiar al conjunto por sobre alguna de las partes.

 

Si hay algo que puede definir si el rumbo de un gobierno es acertado o no, es, entre otras cualidades, su capacidad de discernir entre el bienestar general y el particular. No es tarea sencilla cuando están en juego poderosos intereses económicos y políticos que han mostrado tener gran poder de disuasión para mantener un estado de cosas en extremo injusto, al punto que le ha costado a La Pampa la pérdida de dos ríos y el consecuente desastre ambiental y humano. El único río vivo que hoy le queda a nuestra provincia no debe correr la misma suerte.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?