En Santa Rosa se tramitan unos 400 embargos por mes

LOS ASALARIADOS CAEN EN MANOS DE FINANCIERAS ANTE LA PERDIDA DE PODER ADQUISITIVO

En los dos juzgados locales dedicados a ejecuciones y concursos, la mayoría de las causas responden a embargos de sueldos por falta de pago de créditos a bancos y financieras. Dentro de este panorama, el sindicalista Riela dijo que cada día son más los hijos de trabajadores registrados que concurren a comedores escolares.
Ceferino Riela, del Sindicato de Trabajadores Judiciales de La Pampa, dijo “compartir plenamente” los argumentos del secretario general de ATE, Ricardo Araujo, a la hora de trazar el duro panorama de empleados públicos y privados que se ven obligados a recurrir a financieras y terminan esquilmados por la usura.
“Hice algunas averiguaciones y en Santa Rosa, donde hay dos Juzgados de Ejecución, Concursos y Quiebras, cada causa que ingresa, generalmente, son embargos”, le dijo Riela a LA ARENA.
Cobro de pagarés o cheques, incumplimiento de contratos de alquiler, no pago de préstamos a bancos y financieras o prendas, hipotecas o concurso por quiebra, son los principales temas de las causas.
“La gran mayoría lleva consigo un embargo. En promedio están entrando por mes, a estos dos juzgados santarroseños, entre 150 y 200 causas, o sea alrededor de 400 causas mensuales en la circunscripción de Santa Rosa”.
El gremialista insistió: “La gran mayoría de estas causas llevan medidas cautelares, embargos por ejecución de préstamos de financieras. Este no es un dato oficial y no tengo información de General Pico, donde debe haber una cantidad menor, pero con otros tipos de causas por la ingerencia de la producción agropecuaria”.

Concursos y quiebras.
El gremialista resaltó que “han aumentado exponencialmente los concursos de personas físicas, es otro dato. Antes, en una empresa familiar se peleaba hasta último momento y ahora cualquiera se concursa o presenta quiebra”.
Riela citó el caso de los pagarés “truchos” u otorgados por “prestamista usureros”, que al momento de un concurso de quiebra no se pueden verificar.

Controles.
“De esto se sale con un control fuerte del Estado y debe evitarse que el tema siga creciendo, porque ante mayor necesidad mayor cantidad de gente que sale a taparse con la sábana corta”.
Según el sindicalista, a esto “hay que sumarle un fuerte impulso hacia el consumo y creo que la “hija del borrego” ha sido el casino, a donde va la gente para “salvarse” y lo que logra es seguir endeudándose más”.
“Hay que hacer algo y otro tema es el financiamiento de las tarjetas de crédito. Son cuestiones encubiertas y cuando se paga el mínimo al saldo te lo cobran como si fuera un préstamo de dinero. No llegas nunca a pagarlo”.

Comedores.
Riela añadió que a este panorama debe sumarse otro aspecto social de la emergencia económica de los trabajadores: “Los hijos de empleados formales que están asistiendo a los comedores (públicos). La gente con un sueldo tiene que salir a buscar ingresos de cualquier manera y debe hacer changas”.
“No hablo de todos los trabajadores, porque algunos tienen la cultura de limitar sus gastos, pero cuando uno entra en esta madeja de los préstamos y embargos, no se sale más. Tienen embargos de sus sueldos por años y otros están haciendo cola; con los intereses al capital, honorarios y otros, recién en la cuota 20 pasás a pagar el capital y una deuda de 10 mil pesos se te cuadruplica en un juicio ejecutivo”, concluyó Riela.