Querellas insisten por dos testigos

TERCER DIA DEL JUICIO POR LOS PRESUNTOS ABUSOS EN 25 DE MAYO

Con las declaraciones de ocho testigos y la exhibición de una Cámara Gesell continuó ayer, por tercer día consecutivo, el juicio oral que se le sigue a cuatro docentes de 25 de Mayo por los presuntos abusos sexuales en perjuicio de seis menores de edad.
Los hechos denunciados habrían ocurrido en 2014 y 2015 en el baño de un colegio y en la chacra de uno de los imputados. Los acusados son Marcelo Tatavitto Roade, Oscar Aníbal López, María José Tello y María Angélica Bastías.
El debate se desarrolla en el Tribunal de Audiencia de Santa Rosa y está a cargo de los jueces Gastón Boulenaz, que preside el cuerpo, Andrés Olié y Gabriel Tedín. La jornada se extendió durante seis horas, concluyendo a las 15.
La primera testigo fue una perito psicóloga del Poder Judicial y declaró después que se mostrara la Cámara Gesell que le realizó al hermano de una de las supuestas víctimas. A ella le siguió una portera del colegio secundario “Profesor José Armando Alfageme”, y a su vez amiga de una de las madres denunciantes. Luego, a través de una videoconferencia desde la ciudad rionegrina de Catriel, fue el turno de la madre de una niña que tuvo como docente a Bastías en esa localidad hace unos años.
Más adelante siguieron la madre y el padre de dos de los niños que figuran como víctimas en el expediente, y después la mamá de otra menor que iba al Jardín de Infantes N° 12 pero que no está mencionada en la causa. Una de las querellas pidió que la mujer hiciera un reconocimiento fotográfico de la chacra de Tatavitto, a lo que el tribunal accedió y el defensor del imputado, Omar Gebruers, se opuso, a tal punto que se negó a participar del acto.
Tras un breve cuarto intermedio, la audiencia se reanudó con otra videoconferencia desde Catriel, en la que declaró otra madre cuya pequeña hija tuvo como maestra jardinera a Bastías.
Al final de la audiencia, Gebruers desistió de tres testigos que estaban citados para la semana entrante, mientras que el fiscal Juan Bautista Méndez y las querellas solicitaron que dos testigos que no se presentaron ayer vuelvan a ser convocadas.

La causa penal.
La investigación penal apunta a dos hechos. En uno están imputados Tatavitto y Tello y, según la acusación fiscal, el primero habría abusado sexualmente el año pasado de tres alumnos del JIN N° 12 y ello habría ocurrido en el baño de la Coordinación Secundario Zona Sur, organismo del que él era secretario. También en 2014 habría abusado de otros dos alumnos en ese lugar y en su chacra. De la docente se sospecha que habría facilitado la consumación de los delitos porque se habrían cometido durante el horario escolar matutino.
En el otro hecho los imputados son López, director del colegio “Alfageme”; Tatavitto, secretario de ese establecimiento durante el turno tarde, y la maestra jardinera Bastías. Los dos primeros están imputados de abusar de un sexto alumno en la chacra y Bastías de colaborar para su supuesta consumación.
A Tatavitto se lo juzga, en el primer episodio, por abuso sexual con sometimiento sexual gravemente ultrajante para las víctimas por sus circunstancias de realización, en concurso real, en cinco oportunidades, agravándose solo en relación al hecho cometido en perjuicio de uno de los menores por resultar un grave daño en la salud mental de la víctima; en concurso ideal con el delito de promoción de la corrupción de menores agravado respecto a esa víctima. Y en el segundo, como coautor de abuso sexual con sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima por sus circunstancias de realización, en concurso ideal con el delito de promoción de corrupción de menores agravado respecto de un menor.
A Tello se lo juzga por el mismo delito que se le imputó a Tatavitto en su rol de partícipe necesaria, en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. La misma acusación pesa sobre Bastías. Y López está imputado de abuso sexual, en calidad de coautor, con sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima por sus circunstancias de realización, en concurso ideal con el delito de promoción de corrupción de menores agravado respecto de un menor.
Las audiencias continuarán el martes con la presencia de 12 testigos y se extenderán hasta el 13 de diciembre. En esos días restantes está previsto que se presenten otros 107 testigos.

Compartir