En escena con humor
Jueves 22 de febrero 2024

En escena con humor

Redaccion Avances 12/11/2023 - 15.00.hs

El autor Hugo Saccoccia fue homenajeado en Embajador Martini a través de la puesta en escena de su obra “Modelos de madre para recortar y armar”. La función estuvo a cargo del grupo local Convivencia.

 

Susana A. Llahí *

 

El Grupo de Teatro Municipal Convivencia rindió homenaje a las madres con la obra de Hugo Saccoccia “Modelos de madre para recortar y armar”, que se presentó el domingo 29 de octubre, en el Martini Football Club.

 

El autor, Hugo Luis Sacccoccia (1950-2011), oriundo de Rawson, provincia de Buenos Aires, en 1980 se radicó en Zapala, provincia de Neuquén, donde ejerció su carrera judicial como Juez de Menores. Al mismo tiempo y con igual idoneidad se dedicó a la escritura teatral, actividad en la que tuvo una exitosa trayectoria. Entre sus obras podemos mencionar: Y mi pueblo dónde está? (1991), “Modelos de madre para recortar y armar” (1992) y Las González (2008) como aquellas que alcanzaron mayor número de puestas en escena. “Modelos de madre…” fue representada en Brasil, Uruguay y Chile, con mucho éxito entre 1992 y 1995.

 

Fue fundador de la biblioteca Hueney, importante centro de divulgación de textos teatrales y creador del Festival de Teatro de Humor. Destacado miembro de Argentores y, fundamentalmente, un hombre de bien, sumamente generoso, que tuvo y tiene el reconocimiento de quienes lo conocieron y trataron.

 

Puesta en escena.

 

La estructura de la obra esta organizada en una secuencia de cuadros donde desaparece la cuarta pared, los personajes se dirigen al público, le cuentan, le hablan, le aconsejan al espectador, lo sorprenden nombrando los distintos modelos de madres que existen, tantos como quizás nunca, las mamás presentes hubieran podido imaginar. Y así desfilan las escenas de mamás tiernas, dulces, controladoras, castradoras, permisivas, indiferentes, en una poética que usa el humor para constituir la parodia al discurso materno.

 

Una escenografía minimalista, con cubos que se mueven y orientan según convenga a la necesidad de cada escena, muestra la ductilidad con que se administró el espacio, que tuvo en los desplazamientos la utilización adecuada para lo reducido del escenario. La música, un ritmo alegre y dinámico, indicaba el final de cada cuadro. La vestimenta discreta, sólo en algunos casos mostró un estereotipo, tal la mamá “alocada” o la mamá ama de casa, demasiado cansada.

 

El elenco formado por Santiago Alvarez, Virginia Gareis, María José Santillán, Sonia Audano y Marcela Sequeira evidenció la sólida dirección de Valiera Usandizaga. Esta profesora conduce el grupo, que con algunas variantes se mantuvo por varias temporadas, esto, sin duda, es lo que consolidó el entrenamiento actoral cuya productividad pudo observarse en la puesta. Los actores desarrollaron un muy buen manejo vocal: la modulación, los tonos adecuados. Luego, la gestualidad, la expresión y los desplazamientos. Una destacada actuación de María José Santillán, especialmente en la escena de la mamá agotada que debe responder a la mirada de los “otros”, no sólo a la de los hijos sino a la de toda la familia quienes construyen una imagen de madre obviando su esencia de mujer. Nos llenó emoción su deseo de sentirse querida, “llorada” y al mismo tiempo llena de ternura por evitarles el sufrimiento. Y la escena de esa madre difícil de definir, especuladora, que no puede dejar de poseer al hijo a quien considera como propio e intransferible, tuvo en Marcela Sequeira una actuación de excelencia, con un desarrollo interpretativo que supera al de la actriz de teatro vocacional.

 

Una puesta intensa, una temática que utilizando el humor invita a la reflexión, a detenernos y mirar más allá de los propios egoísmos. Muy buen trabajo del Grupo de Teatro “Convivencia”, quien contó con numerosa asistencia de la comunidad, con su aplauso y estímulo.

 

* Investigadora y crítica teatral

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?