Una batalla de rap por Memoria, Verdad y Justicia

Redaccion 09/03/2021 - 21.14.hs

Una de las actividades principales del programa por el Día de la Memoria en Catriló será una batalla de rap, el sábado 27 en la Plaza Independencia. Los actos por Memoria, Verdad y Justicia comenzarán el miércoles 24 con una intervención urbana a cargo de chicos y chicas que trabajan junto al área de Juventud, quienes «colgarán pañuelos blancos con nombres de desaparecidos durante un acto coordinado junto a las áreas de Derechos Humanos y Juventud».

 

El sábado actuarán «chicos que asisten a los talleres de improvisación del programa Inaún, a cargo de los payadores Facundo Martínez y Juan Cruz Olié: con ellos venimos trabajando en base a material audiovisual sobre las Madres de Plaza de Mayo y su lucha por conocer el destino de sus hijos e hijas» comentó Patricia Zebinden (42) directora de Cultura local. El espectáculo será «una forma de visibilizarlos ante el resto de los vecinos, que se acerquen a esta forma de expresarse y los escuchen, porque tienen cosas para decir».
Las actividades respetarán los protocolos y cuidados dispuestos, como uso de barbijos y distanciamiento social. «Resulta difícil planificar ahora. En enero de 2020 habíamos armado un programa con actividades que podían ensamblarse con los talleres y teníamos una clara proyección para todo el año». Pero llegó la pandemia. Si bien «no se cortaron y continuaron en formato virtual, había muchos chicos y chicas involucrados y la escuela recortó mucho su capacidad de trabajo» contó Patricia. De todos modos, pudieron «sostener muy bien los de teatro y murga, a partir del vínculo generado con sus responsables», Carolina Bergonzi (teatro) y Blanca Nieves Suárez y María de los Angeles Soria.

 

Cultura es sembrar.
«Nuestro objetivo es plantar semillas hasta que algún día crezca en cada barrio una murga para mostrar en carnaval» reflexiona Patricia, y cuenta que al taller vienen «desde niños hasta abuelos» y hace unos meses pudieron comprar «buena cantidad de instrumentos y un equipo de sonido». Entre la Casa de Cultura «Inmigrantes Italianos» y el Centro Educativo (una antigua casona centenaria, recuperada hace unos años) se reparten los talleres de canto, guitarra, danzas clásicas, folclore para niños y adultos, cerámica, costura, baile urbano, y arte para adolescentes y adultos. «Este año se reactivaron todos presenciales, de lunes a sábado».
En estos tiempos, no hay más remedio que desafiar la incertidumbre. «Para carnaval fabricamos el Rey Momo y no pudimos quemarlo», en cambio hace dos días lograron hacer «un reconocimiento por el Día de la Mujer a las siete bomberas voluntarias del pueblo». Ese día Catriló se llamó Amada Gatica, en recuerdo de aquella entrañable e histórica maestra, primera directora de la Escuela N° 10. Mientras tanto, la agenda sigue armada: este domingo habrá feria en la plaza y para Navidad adornarán un árbol con botellas de plástico que ya recolectan los alumnos del colegio Médano Cortado. Si hay pandemia, que no se note: en Catriló tienen actividad cultural planificada para todo el año.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?