Sabado 21 de mayo 2022

“Me gustaría que se sumen más choferas”

Redaccion Avances 08/03/2022 - 19.06.hs

La conductora profesional celebra que los y las pasajeras que suben al micro la saludan y la apoyan para que siga adelante con su trabajo. “Tuve los miedos e inseguridades de cualquiera cuando hace algo por primera vez”.

 

Lorena Fernández Romero tiene 44 años y es chofera de la línea Dumas que conecta Santa Rosa con Toay. Cuando comenzó con su trabajo se transformó en noticia justamente por ser protagonista de un hecho que recién ahora viene a romper con tantos estereotipos. Hoy se muestra muy reconfortada con su tarea diaria y resalta que este 8M será un día más para recordar la igualdad de oportunidades.

 

Desde hace 11 años que Lorena es empleada de la empresa y se reconoce como una afortunada por poder elegir qué actividad laboral realizar. “Pasé por varios sectores, pero antes de la pandemia estaba en la parte de atención en el servicio de larga distancia en lo referido a las viandas y mantas. Entonces surgió el interrogante de qué tarea iba a desarrollar en la empresa”, cuenta Lorena. “Ya hace varios años había pedido manejar un colectivo y aunque en ese momento no se dio la oportunidad, nunca perdí las ganas”, agrega.

 

“El 1 de octubre de 2021 arranqué con licencia en mano. Tenía el turno de 17.15 hasta 0.40 que fue cuando trajeron el colectivo nuevo a gas. La novedad era mostrar ese prototipo de coche y a mí como conductora”.

 

Lorena se muestra con el trato de quienes suben a la unidad cuando ella está al volante, “Hasta ahora no me puedo quejar, la gente es súper educada saludan. Me sorprendieron los adolescentes que dicen: Hola, buen día, chau gracias y hasta mañana”.

 

Paciencia.

 

“Conducir un micro provoca la misma sensación que una persona cuando se sube a manejar un auto por primera vez. Las dimensiones de la unidad son enormes. Tuve los miedos e inseguridades de cualquiera que se larga a hacer algo por primera vez. Después de varios meses estoy más relajada”, admitió sobre sus primeros pasos como chofera. Lorena lamenta que el tránsito “en horas pico” complejiza un poco el viaje pero que la base de todo “es la paciencia”.

 

Los horarios son casi exactos, puntuales siguen un esquema que solo se interrumpe por averías técnicas. Según cuenta Lorena a este diario, el pasajero “es respetado e incluso muchas veces cuando llueve o la persona corre el colectivo, son esperados o se les abre la puerta lo antes posible”.

 

“Yo corrí el colectivo y sé lo que es estar del otro lado. He llegado tarde al trabajo y a la escuela. Pero son gestos que no los tendría que perder nadie”, apunta.

 

En relación a la avenida Perón,  dijo que es la arteria más transitada de Santa Rosa y ciertamente es muy peligrosa si no se circula con precaución.  “Hay pelotones de ciclistas a los que les tengo bastante miedo, ellos no tienen permitido circular y lo hacen igual. Entonces se hace difícil mantener la distancia de metro y medio y lo que no saben es lo peligroso que resulta, porque en donde se tropieza uno, podés pisar a varios ciclistas”, explicó.

 

Rutina y familia.

 

Lorena admite que, si le dan elegir, prefiere el turno de la tarde. “De mañana me cuesta despertarme por eso cuando me toca en ese horario, me acuesto muy temprano para poder estar bien activa”. Y señaló que si bien el turno arranca 5.20 am, es necesario levantarse tipo 4 de la madrugada porque hay que llegar a la empresa, que está en el Parque Industrial, buscar el coche e ir hasta Toay.

 

Con respecto a su familia resaltó el apoyo pleno a su actividad arriba del micro. “Gracias a Dios siempre tuve su contención en todo lo que emprendí, tanto en mi vida personal como laboral, la más contenta fue mi hermana que fue la que disparó la noticia que manejaba un colectivo. También mi papá que se jubiló de chofer de colectivo y creo que nunca imaginó que alguno de sus hijos iba a seguir sus pasos”.

 

En relación a su actividad profesional, les dijo a las mujeres que quieran y se animen, que busquen la oportunidad de llevar adelante sus sueños. “He trabajado mucho para llegar a donde estoy. Y me gustaría jubilarme arriba del cole y por supuesto sumar más compañera choferas que manejen las unidades”.

 

 

En la edición del 8M se incluye un suplemento especial de 24 páginas dedicado al Día Internacional de la Mujer.
Podés leerlo a continuación:

 

 

 

 

EL 8M ENCUENTRA NUEVAMENTE A LAS MUJERES CON LA NECESIDAD DE GANAR LA CALLE Y HACER OÍR SU VOZ ANTE LA VIOLENCIA, LA DESIGUALDAD, LA INJUSTICIA. LA CONCIENCIA DE GÉNERO MOVILIZA EN BUSCA DE MÁS CONQUISTAS, DE MÁS LIBERTADES Y MÁS OPORTUNIDADES. EN UN MUNDO ATRAVESADO POR LOS CONFLICTOS, EL TEMOR Y LA INCERTIDUMBRE, LAS MUJERES SALEN A MARCHAR Y RECLAMAR. Y SALEN A TRABAJAR EN ESPACIOS QUE SIEMPRE ESTUVIERON VEDADOS, CON EL DOMINIO EXCLUSIVO DE LOS HOMBRES.
EN LA PAMPA, EL PROGRAMA "MUJERES EN OBRA" ES UNA BUENA MUESTRA DE QUE EL TRABAJO NO DEPENDE DELGÉNERO. Y QUE SE PUEDEN EDIFICAR Y CONQUISTAR DERECHOS.

 

 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?