Blas Sefchek subcampeón

Redacción 29/11/2021 - 02.09.hs

Tras una destacada remontada en las últimas fechas, finalmente el castense Blas Sefchek se quedó con el subcampeonato en la Fórmula 3 Metropolitana, cuya última fecha se disputó el pasado fin de semana en el Autódromo Villicum, San Juan. El campeón fue el chacabuquense Esteban Mancuso, que ayer fue octavo y que terminó el certamen con apenas cuatro puntos por sobre el joven pampeano.

 

Sefchek, con el equipo Satorra Competición, llegó a la última carrera del año con 33,5 puntos abajo con respecto al líder, Mancuso. En la final del sábado, Sefchek fue undécimo, mientras que Mancuso abandonó, y se acortaron las diferencias. Por ese motivo la definición resultó mucho más emocionante de lo imaginado.

 

Ayer, el triunfo quedó en manos del santafesino Lucio Calvani, con un tiempo de 20 minutos, 23 segundos y 129 milésimas para recorrer nueve vueltas al trazado e 9.260 metros de extensión, a un promedio de 112,845 kilómetros por hora. Segundo fue el piloto de Salto Grande Genaro Rasetto, a 569, y tercero, Sefchek, a 1s374. El cuarto lugar quedó para Felipe Rey, de Guaminí, a 1s670, y quinto, el trenquelauquense Felipe Bernasconi, a 2s018.

 

La carrera no fue apta para cardíacos. Sefchek arrancó séptimo, por delante de Mancuso, que superó al pampeano, pero este recuperó inmediatamente la posición.

 

El pampeano, aprovechando errores de los rivales y por aciertos propios, fue avanzando, mientras que Mancuso se fue complicando y retrocedió varias posiciones, por lo que la carrera creció en emoción.

 

Desde principio a fin, todas las miradas estuvieron puestas en los monopostos número 5 de Sefchek y 1 de Mancuso. Cada sobrepaso y abandono modificaba las posiciones en pista, y directamente repercutía en los puntos que necesitaban esos pilotos. Con calculadoras en manos, los equipos de los principales candidatos al título sufrieron hasta último momento.

 

El ingreso en dos oportunidades del auto de seguridad perjudicó a Sefchek, que en el segundo relanzamiento tuvo poco tiempo para poder atacar como seguramente él lo esperaba. En las dos últimas vueltas, superó a Rey y quedó tercero, mientras que Mancuso marchaba octavo, un puesto que le permitía asegurarse la corona de campeón, tal como sucedió.

 

Mancuso se coronó campeón por segundo año consecutivo, y se ganó el pasaporte directo para correr en el TC Mouras, otra de las categorías por las cuales un piloto debe pasar teniendo como meta llegar al Turismo Carretera.

 

"La verdad que estoy muy emocionando. Tuve muchos nervios porque en las últimas fechas no se me venían dando las cosas, y el sábado había tenido que abandonar. Este título es para todo el equipo, y para mi familia", dijo emocionado, con lágrimas en los ojos, Mancuso.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?