Viernes 02 de diciembre 2022

De Austria, al fútbol femenino pampeano

Redacción 09/09/2022 - 09.00.hs

Cae la fría tarde pampeana y finaliza un entrenamiento distendido del primer equipo femenino de Deportivo Mac Allister, que se basó en un cuadrangular de fútbol cinco que terminó definiéndose desde el punto penal. La encargada de ejecutar el primer tiro es Isabella, que con un remate fuerte al palo derecho de la arquera pone a su equipo en ventaja. Tras recibir la felicitación de sus compañeras, toma la pelota bajo sus brazos y posa ante el fotógrafo que, con un gran dominio del inglés, comienza a diagramar su mejor foto.

 

La joven futbolista se sonroja, larga una risa con un dejo de timidez, y pone su mejor sonrisa ante la atenta mirada de sus nuevas compañeras y de su entrenadora Cecilia Cubas. Se trata de Isabella Bernold, la última incorporación del club santarroseño para disputar la etapa final del Torneo Oficial de la Liga Cultural -clasificó a semifinales-, que llegó procedente de Stronsdorf, una localidad del distrito de Mistelbach, Austria.

 

Intercambio.

 

El destino, parece, tiene programado un vínculo entre el país europeo y el club pampeano. Primero fue Nicolás Capaldo, el futbolista surgido en el Semillero Pampeano, que hoy es figura en el Salzburgo austríaco. Ahora, se trata de Isabella que llegó desde el viejo continente para sumarse a las filas del conjunto santarroseño.

 

"Nací en Hollabrunn, una pequeña ciudad de Austria, pero vivo en un pueblo muy pequeño -de unos 1.000 habitantes- que se llama Stronsdorf", dice la futbolista de 16 años que llegó por un intercambio estudiantil a La Pampa. "Allá vivo con mi madre, su pareja y mis cuatro hermanos menores -tres hermanas y un hermano-. Mis dos hermanos mayores viven en Viena", cuenta Isa y sentencia: "Somos una gran familia".

 

"Ahora vivo con mi nueva familia, los Ferretti, cuya hija está haciendo un año de intercambio con Rotary", cuenta Isabella que asiste al Colegio Santo Tomás de la capital pampeana, mientras divide su tiempo entre el estudio y su pasión por el fútbol.

 

"Cuando me dijeron que vendría a Argentina no sabía que mi destino era la provincia de La Pampa. Fue una sorpresa", dice Isabella que llegó hace aproximadamente un mes a una nueva ciudad que de a poco va conociendo e investigando: "Ya he visto algunos lugares como la plaza, la iglesia y la universidad".

 

Inicios en el fútbol.

 

Isabella deja descansar el balón en el césped sintético de una de las canchas auxiliares que tiene el club, recibe el visto bueno del fotógrafo, el aplauso de todas las jugadoras presentes en la práctica y vuelve sonriente con sus compañeras para disfrutar de los últimos minutos de la tarde.

 

Su pasión por el fútbol comenzó desde muy chica, aunque su incursión dentro del mundo futbolístico se dio hace unos cuatro años y casi por casualidad. "Empecé a jugar al fútbol en un pequeño club de mi ciudad natal porque jugaba mi hermana. El entrenador, además, era un amigo de mi familia y su objetivo era armar un equipo de fútbol femenino", relata la jugadora austríaca a través de su traductor. Es que el idioma natural de Austria es el alemán, aunque en La Pampa, por ahora, se maneja a con el inglés. "No es tan fácil comunicarse sin saber el idioma, pero ya puedo entender algunas cosas y, sino, una de las chicas me explica los ejercicios en inglés", comenta la futbolista europea que espera por su habilitación para realizar su debut oficial. "A veces simplemente miro y copio los movimientos", sintetiza.

 

Su juego.

 

"Por lo general juego como defensora central o lateral", comenta Isabella. Su entrenadora, Cecilia Cubas, confirma el progreso en cuanto a la adaptación desde su llegada al club. "Definirme como jugadora para mí es muy difícil. Diría que soy muy ambiciosa durante el juego y siempre trato de pasar el balón a mi compañera mejor ubicada para avanzar en el campo", relata y lo demuestra en el entrenamiento del Depo en el que deja ver sus virtudes defensivas en cada cruce.

 

Aunque, con los pies sobre la tierra, la futbolista de 16 años destaca que debe trabajar en mejorar su cualidades. "Estoy trabajando en mis habilidades técnicas porque definitivamente es algo en lo que quiero mejorar", señala.

 

Por el debut.

 

La joven austríaca dejó su casa natal a más de 12.000 kilómetros de distancia, cruzó el "gran charco" a través de un intercambio y recaló en las filas del Deportivo Mac Allister, un club acostumbrado a presentar jugadores -y desde el año pasado jugadoras- que llegan procedentes de diferentes países vecinos -y no tan vecinos-. "Cuando llegué por primera vez a Mac Allister estaba muy nerviosa", comenta Isabella pero rápidamente realiza una aclaración con respecto a sus compañeras: "Cuando conocí a todas mis compañeras y a la entrenadora, que fueron muy amables conmigo, empecé a sentirme más cómoda".

 

El debut en la Liga Cultural se demoró aunque la presentación para su inscripción está en camino. Isabella Bernold, que con apenas 16 años se prepara para debutar en la Primera División, se muestra ansiosa esperando que llegue el día. "Para mi debut en esta liga espero poder desarrollarme de la mejor manera dentro del fútbol. Pero lo más importante es que quiero vivir muchos momentos hermosos con mis compañeras", concluye la joven austríaca que es la nueva incorporación del fútbol femenino culturalista, que cada día crece a pasos agigantados.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?