Viernes 22 de septiembre 2023

Falleció "Fino" Mata

Redacción 29/05/2023 - 11.04.hs

Orlando René Mata, softbolista de destacada trayectoria y padre de los campeones mundiales Lucas y Huemul, falleció ayer por la mañana en esta ciudad.

 

El "Fino" Mata, como todos lo conocemos, tenía 64 años y fue un histórico del sóftbol. Desde sus inicios como jugador a principios de la década del 70 y hasta sus últimos días estuvo de una manera u otra ligado a este deporte ya que toda su familia resulta el núcleo del Club Mayú, en que Mónica Carabajal, su esposa, es factor preponderante.

 

Orlando vistió varias camisetas. La de All Boys en sus comienzos y luego entre otras las de Sarmiento, Belgrano, Asociación Bancaria, Banco Pampa y la del club Mayú. Naturalmente, en infinidad de ocasiones representó a La Pampa como jugador de diversas selecciones y colaborando como parte de algún cuerpo técnico.

 

"Finito", su apodo de barrio surgido en un juego infantil típico de las épocas (pretendió no ser visto en el tradicional juego de la Escondida ubicándose detrás de un delgado poste), fue cambiando a "Fino", a medida que pasaban los años y sumaba algunos kilos y en los umbrales de los ochenta presentó en el ambiente a Mónica, hasta su partida su mujer y madre de sus hijos-prodigio.

 

Primero llegó Lucas, "el Señor de los Anillos" según quién escribe por sus consagraciones en el más alto nivel mundial de clubes, luego Manuel, otro gran jugador que no fue más alto por elecciones de vida, y finalmente Huemul, dos veces campeón mundial juvenil de selecciones con Argentina y también dueño del título mundial en la más alta categoría con la celeste y blanca, a lo que sumó una medalla de oro en Juegos Panamericanos.

 

Orlando fue también destacado jugador, especialmente potente en ataque, y el Benjamín de una familia afincada en Villa del Busto que entregó otras figuras para el sóftbol, en especial su hermana Rosa, destacada a nivel nacional e internacional de los setenta a los noventa.

 

Alejado de las canchas, el "Fino" disfrutaba hoy no sólo de la calidad y los logros de sus hijos, sino también el presente con enorme futuro de sus nietos, uno de ellos Valentín, jugando y perfeccionándose en el exterior, y Malena, que deleita en los juegos locales.

 

Al viralizarse la noticia, las redes reflejaron el impacto de la mala nueva y se llenaron de saludos y recuerdos, desde todo el país donde el sóftbol late y por donde el "Fino" jugó y dejó una huella.

 

Por la tarde de una triste jornada para el sóftbol argentino, Orlando fue llevado a la morada final y no estuvo sólo. Su familia, amigos y muchas caras con ojos llorosos de la época de los comienzos, lo despidieron con dolor y un fuerte aplauso. (H.E)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?