Viernes 09 de diciembre 2022

Una histórica derrota complicó a la Selección

Redacción 23/11/2022 - 01.13.hs

La Selección argentina tuvo un debut para el olvido en el Mundial de Qatar 2022, al ser sorprendida por Arabia Saudita, que le ganó por 2 a 1 en un partido que se disputó en el Stadium Lusail Iconic, en el marco de la primera jornada del Grupo C, y que además marcó el final de un invicto de 36 partidos sin derrotas.

 

Lionel Messi, de penal a los 9 minutos del primer tiempo, adelantó al combinado nacional, mientras que en el complemento Saleh Al-Shehri, a los 3, y Salem Al Dawsari, a los 9, le dieron el triunfo al conjunto árabe, que por primera vez festejó ante la Albiceleste.

 

La Selección argentina no perdía en el debut de un Mundial desde la edición Italia 1990 (1 a 0 frente a Camerún) y el cachetazo de ayer fue similar a ese, porque cayó con un equipo sin grandes nombres y con jugadores que se desempeñan en la liga árabe.

 

Argentina comenzó el partido con un buen ritmo y siendo punzante. Y a los 9 se puso en ventaja por intermedio de Messi, que de penal puso las cosas 1 a 0 luego de que el árbitro Slavko Vincic sancionara falta a instancias del VAR tras un mínimo agarrón contra Leandro Paredes.

 

Si bien lo de Argentina no fue superlativo en ese inicio, sí le alcanzó para desplegar un vendaval de goles de Messi y Lautaro Martínez, en dos ocasiones, pero las tres acciones fueron anuladas por fuera de juego a instancias del VAR. Así, se fue al descanso confiado, porque si ajustaba su ataque podía transformar el triunfo en goleada.

 

Pero en el complemento el encuentro dio un giro inesperado para el combinado nacional, que pasó de ganarlo con tranquilidad a perderlo en nueve minutos: tras una floja cobertura defensiva por parte de Cristian "Cuti" Romero, Al-Shehri -en el primer tiro al arco- puso la igualdad para su equipo; mientras que Al Dawsari, con un golazo al ángulo superior izquierdo del Dibu Martínez, firmó el 2 a 1 para dar la primera sorpresa de la Copa del Mundo.

 

Argentina sintió el impacto de manera notable y le llevó varios minutos reaccionar y generar una ocasión clara tras un remate de Lautaro, en el cual la pelota rebotó en Nicolás Tagliafico y el arquero saudí logró evitar la caída de su valla.

 

Con el correr del encuentro, el equipo de Scaloni tuvo la iniciativa para atacar, pero no encontró la vuelta para romper el bloque defensivo que propuso Arabia Saudita. Tras la derrota histórica, y ante el empate en el otro encuentro (ver página 18), Argentina tendrá que ganar los dos partidos que le quedan (México el sábado y Polonia el miércoles) para clasificar sin depender de otros resultados.

 

Charlas de vestuarios.

 

"Estamos más unidos que nunca y ahora tenemos que demostrar que somos un grupo de verdad", dijo Lionel Messi tras la derrota. "Estamos en una situación que nunca vivimos y que hacía mucho tiempo no pasaba la Selección. Por eso tenemos que demostrar que somos un grupo de verdad para salir adelante", añadió, y aclaró que el equipo "tiene que volver a su base, a sus fuentes, para salir de esta situación".

 

Difícil.

 

"Es difícil de asimilar la derrota porque nos hicieron dos goles en cinco minutos, fueron las únicas veces que nos patearon al arco. No queda otra que levantarse, es un día triste aunque debemos levantar la cabeza y seguir", analizó el DT Lionel Scaloni. "Sabemos que el Mundial tiene estas cosas, uno puede ser superior y en dos jugadas se te complica y la dinámica cambia. A pesar de no haber jugado bien, tuvimos las situaciones dentro de la atmósfera del partido", comentó.

 

Lamento.

 

"Pudimos haber ganado 5-0 tranquilamente, pero perdimos. Ya está, hay que pensar en lo que viene porque este partido ya terminó, y tenemos que pensar en México y ser positivos para lo que viene", explicó Angel Di María. "Sabíamos que ellos iban a jugar así, lo habíamos practicado, pero no pudimos llegar. Quizás arrancábamos antes en las jugadas y quedamos en offside. Teníamos la ilusión de arrancar ganando; no se dio", agregó.

 

Cancheritos.

 

"Fue un partido que se complicó porque Argentina no encontró el espacio, no encontró el momento. No tuvo un buen partido", analizó Mario Kempes, campeón en 1978. Y endureció el cuestionamiento: "Los partidos nunca se ganan antes de jugarlos. Yo creo que Argentina sobró un poquito al rival, muy cancheritos en algunos momentos, y lo pagó".

 

Historia.

 

"Hicimos historia en el fútbol y eso permanecerá para siempre", expresó el entrenador francés DE Arabia Saudita, Hervé Renard. "Todo puede pasar en el fútbol. Tienes que creer en ti mismo", dijo el DT. A tal punto fue histórico el triunfo, que el gobierno de Arabia Saudita decretó que hoy sea feriado nacional en ese país como celebración por la victoria.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?