Lunes 24 de junio 2024

"Al terminar la clase, no nos queremos ir"

Redaccion Avances 29/05/2024 - 10.31.hs

Un grupo de chicos y chicas de la Escuela 97 del Barrio Los Hornos asiste al taller de Lenguaje Artístico que, en el marco del programa "Vértice Educativo", vincula la imaginación con las ganas de hacer actividades por fuera de los espacios curriculares del aula.

 

“Muchas veces me pasa que digo que no tengo imaginación porque no sé qué dibujar, pero cuando viene el profe y me dice que dibuje lo que pueda, a mí en ese momento me sale”, cuenta con mucha seriedad Valentina sobre ese proceso creativo que encuentra cada vez que acude al taller de Lenguaje Artístico que se dicta en la Escuela 97 del barrio Los Hornos de Santa Rosa en el marco del programa ‘Vértice Educativo’, impulsado por el Ministerio de Educación de la Provincia.
Valentina tiene 9 años y junto a su sonrisa fresca y sus dedos coloreados de pintura hay otras chicas y chicos que impulsados por su curiosidad y entusiasmo, se juntan a la hora de la siesta para hacer algo que invita a jugar con la imaginación y la creatividad.


“El objetivo es ampliar las experiencias artísticas y que se puedan vincular con los espacios curriculares propios de la Escuela. Se busca brindar distintas técnicas y experiencias que les sirvan a los chicos a la hora de hacer algo que tenga que ver con sus ganas y sus intereses más allá de lo que ven en el día a día del aula”, grafica Denis Santander (35), el docente de Artes Visuales que está a cargo del taller que se brinda los lunes y miércoles de 15 a 16.30.
“Me gusta dibujar y vine al taller porque a mí me inspira. Cuando nos dan hora libre lo que hacemos es dibujar, hacemos algo relacionado al arte visual. Me gusta aprender más que nada”, contesta Victoria (10) cuando se le consulta por sus intereses artísticos.
‘Vértice Educativo’ pertenece a la Coordinación Pedagógica de Políticas Educativas y “constituye una oportunidad que la Provincia genera para avanzar en el desarrollo de acciones territoriales que acompañen las políticas de inclusión y mejora de la educación pampeana, como así también, profundizar la vinculación entre los territorios, las familias y los proyectos educativos”, según destaca la presentación oficial del programa.
Y en ese marco es que en una de las aulas de la Escuela 97 se reúnen los chicos y chicas -de entre 9 y 11 años- que participan en una actividad que eligen por su propia cuenta. Están ahí porque quieren, porque les gusta y porque lo eligen.
“A mí me gusta dibujar animales, tengo tres perros en mi casa y cuando los observo cómo se mueven, las cosas que hacen, me dan ganas de dibujarlos”, asegura Naima (10), concentrada sobre el boceto de su próximo dibujo.


Isaías (10) y Kevin (10) escuchan, charlan entre ellos y también participan. Quieren contar lo que hacen y por qué sonríen cuando llegan a la Escuela. “Me gustan los paisajes, dibujar un poco de todo. Y está bueno que el profe te dé una idea de lo que podés hacer o te dé alguna pista. Está bueno porque nos tiene mucha paciencia”, dice Kevin con una sonrisa pícara.
El vértice es un punto donde convergen distintos planos, de acuerdo a la definición que aporta la Geometría. Y ese punto en común de la educación pampeana es donde convergen las escuelas, las familias y el contexto para trabajar con los chicos y chicas de distintos establecimientos educativos.
“La idea es que los chicos puedan acceder al mundo de la cultura, a una temática que sea de su interés, porque ellos tienen su propia cultura y los temas se acomodan al nivel de ellos. El arte muchas veces resulta aburrido para los que no pertenecen a ese mundo, entonces la idea es darle una vueltita de rosca a eso y que lo puedan apreciar y disfrutar”.


Teatro.
Victoria (10) también concurre al taller y dice que su abuela pinta cuadros, por eso ella se interesó en las artes visuales. “A mí me re gusta lo que hace ella, en su casa hay muchos cuadros y yo busco hacer los míos con las cosas que me atraen a mí”, afirma. Sofía (10) la escucha y enseguida le propone “hacer algo juntas”.
Todas esas energías dispersas se agrupan en una que confluye hacia los actos patrios que realiza la Escuela. El Taller, por ejemplo, hizo su aporte el pasado viernes por el 25 de Mayo pero sin dudas que el día en el que buscarán lucirse es el 9 de Julio, cuando se presenten junto a quienes realizan el taller de teatro.
“Hola profeee!”, se escucha de repente en el aula cuando Rosario Torres traspasa la puerta y de inmediato la abrazan con un cariño tan cálido como espontáneo. Es la docente que está a cargo del taller de Teatro y junto a Santander se pusieron de acuerdo en realizar un trabajo conjunto para cuando llegue la previa al día de la Independencia.


“Estamos armando las ruedas de la carreta”, describe Valentina con las manos llenas del engrudo y el pegamento que va derecho a los cartones recubiertos con papel de diario y que servirán para adornar una parte de la escenografía.
“El taller siempre tiene una cuestión que lo diferencia de las clases y que es la dinámica con la que trabajamos, ahora por ejemplo organizamos la muestra y decidimos hacerlo en conjunto con teatro. Eso a los chicos les gusta, los incentiva a cruzar distintas disciplinas artísticas y todo se enriquece. Está más que claro que los chicos eligen venir, no es obligatorio como sí lo es ir a clases. En este caso ellos quieren compartir una experiencia distinta y la idea de ‘Vértice’ siempre es vincularlo más a los espacios curriculares, sobre todo para mantener el interés y que ellos puedan vincularse al arte y a la cultura propia y no reproducir tanto una cultura que, en muchos casos, les viene desde otro lado”, valoró Santander.


Aprender.
“Por ahí cuando llega la hora que termina la clase nos queremos quedar, no nos queremos ir, nos re entretenemos acá y en mi casa a veces me aburro, así que venimos para pasarla lindo”, reflexiona Isaías mientras Victoria aporta otro motivo para no faltar al taller creativo. “A mí me gustaría aprender a dibujar bien para después hacer cosas que le pueda regalar a mi familia y a otras personas. Eso está re bueno”, se convence.
Kevin revela uno de sus secretos y dice que a veces mira revistas “y después mezclo las imágenes y hago los dibujos”. La sala se alborota un poco con risas y bromas pero nadie deja de prestar atención a lo artístico, a un taller que en el corazón de Los Hornos brinda herramientas para que muchas cosas puedan converger, como un vértice hacia una mejor educación.


Los números del programa.
El programa provincial “Vértice Educativo” funcionó durante el año pasado en 52 mesas directivas distribuidas en 39 localidades de La Pampa mediante el desarrollo de líneas de acción vinculadas al acompañamiento de familias y estudiantes de los distintos niveles educativos.
Cada mesa territorial está conformada por directivos y coordinaciones de área de los distintos niveles educativos de la escolaridad obligatoria y los distintos equipos de acompañamiento.
Durante el primer semestre de 2023 se llevaron a cabo 266 propuestas de taller de ampliación del tiempo escolar desde diferentes temáticas y/o lenguajes, tales como: lenguaje artístico, lenguaje musical, lenguaje digital, lenguaje radiofónico, ambiente y cuidados saludables, propuestas tematizadas en ESI, propuestas de apoyo al estudio, propuestas de juego cuerpo y movimiento, entre otros. Estas propuestas acompañaron a más de 4.500 estudiantes de los diferentes niveles educativos (inicial- primaria- secundaria).


Por otra parte, se acompañó a alrededor de 1500 familias mediante distintas acciones llevadas a cabo por educadoras y educadores comunitarios, quienes se acercaron a los hogares con objetivos vinculados a acercar información institucional a las familias, orientar a las familias en la organización de materias curriculares (días y horarios) y asesorar a las familias en las inscripciones del Sistema Voz x Vos, entre otras acciones.
“Siempre se busca que la temática que abordamos sea del interés de los chicos, ellos tienen su propia cultura y los temas se acomodan al nivel de ellos, puede ser una película de ciencia ficción o de superhéroes que los atraigan. El arte puede resultar atractivo de miles de formas diferentes y por eso se hace hincapié en que sean ellos quienes traigan al taller las cosas que les atraen”, destaca Santander sobre las clases que brinda en la Escuela 97.
El docente contó que el taller fue propuesto desde el programa Vértice “a mediados del año pasado y la directora que estaba en ese momento lo aprobó. Luego se jubiló y por suerte la propuesta se retomó este año. En el programa hay varias líneas y nosotros estamos dentro de la del taller itinerante, siempre con la idea de ampliar las experiencias artísticas dentro de la escuela”.


 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?