Países donaron solamente un 14%

Redaccion 21/10/2021 - 21.35.hs

Las naciones ricas de Occidente y las grandes farmacéuticas donaron solamente hasta ahora el 14% de las vacunas contra el coronavirus prometidas a los países en desarrollo, de acuerdo a un informe reciente de la red de ONGs People’s Vaccine Alliance que instó al G20, a una semana de su cumbre de jefe de Estados y Gobiernos, a impulsar la liberación temporal de patentes y mejorar el acceso a los fármacos.
De las 1.800 millones de dosis que se comprometieron a dar los países más industrializados, hasta el momento fueron entregadas 261 millones a los Estados de más bajos recursos, según el trabajo de la coalición de más de 70 organizaciones humanitarias entre las que se encuentra Amnistía Internacional, Oxfam y ActionAid. Las cifras apuntan a las donaciones prometidas por los países más ricos de Occidente, donde todos los gobiernos fallaron en cumplir con su palabra.

 

Donaciones.
El Reino Unido entregó solamente 9,6 millones de dosis, menos del 10% de las 100 millones que dijo que iba a relocalizar, mientras que Alemania otorgó el 12% de los inoculantes que se comprometió a dar y Francia el 9%.
Estados Unidos es el país que mayor cantidad donó, con 177 millones de vacunas, pero «solo es el 16% de las 1.100 millones prometidas», apuntó el informe, en el que también se señaló que Canadá entregó el 8% de los 40 millones de inmunizantes que anunció iba a dar a países en desarrollo.
Al mismo tiempo, de las 994 millones de dosis prometidas por las grandes farmacéuticas a Covax, el mecanismo codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un reparto más justo de fármacos, solamente se otorgaron 120 millones (el 12%), de acuerdo a la investigación.

 

Inferior.
Ese número es 15 veces inferior a las 1.800 millones de dosis vendidas por Johnson & Johnson, Moderna, Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech a países ricos mediante contratos bilaterales. En ese marco, la OMS advirtió ayer que el número oficial de muertes por Covid-19 en el mundo podría duplicarse de las 4,9 millones actuales a 10 millones para fin de 2022 si no hay un reparto equitativo de vacunas en los países donde las tasas de inmunización aún son bajas.
«La cifra de muertes puede llegar a los 10 millones el próximo año, por lo que no vacunar al mundo sería un fracaso, algo contra nuestros intereses y nuestra seguridad», declaró ayer el embajador de la OMS y ex primer ministro británico Gordon Brown, en conferencia de prensa junto al director general de la agencia sanitaria de la ONU Tedros Adhanom Ghebreyesus. Ambos hicieron un llamado al G20, de cara a la cumbre que se celebrará la próxima semana en Roma, para que aumente las donaciones a los países en desarrollo y lograr el objetivo de inmunizar al 40% de la población mundial antes de fin de este año.
La coalición People’s Vaccine Alliance también instó al G20 a tomar cartas en el asunto y, con más precisión en la exhortación, exigió que impulse la suspensión temporal de patentes de las vacunas y tratamientos que desde hace más de un año se debate con pocos avances en la Organización Mundial del Comercio (OMC).
(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?