Viernes 27 de mayo 2022

"Nos declararon una guerra híbrida"

Redacción 15/05/2022 - 00.12.hs

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, reiteró ayer que los países occidentales están dispuestos a contrarrestar a Rusia "hasta el último ucraniano". "A primera vista, parece una postura muy conveniente, especialmente para Estados Unidos., que dirige los procesos desde el otro lado del océano (Atlántico) y, al mismo tiempo, debilita a Europa al liberar sus mercados para sus bienes, tecnología y productos técnico-militares", declaró.

 

En este sentido, sostuvo que actualmente los que quieren realizar una política exterior independiente están bajo presión de Washington. En particular, aludió a la Unión Europa (UE) que en materia de seguridad "está fusionándose paulatinamente con la OTAN, quedando bajo la OTAN".

 

"Los que piensan diferente serán castigados. Está claro que no se trata solo de Rusia. Se ataca a cualquiera que sea capaz de llevar a cabo una política independiente", sintetizó.

 

Enfoque antichino.

 

Lavrov aludió a la llamada estrategia sobre el Indo-Pacífico de Estados Unidos que tiene un enfoque "antichino". Además, denunció que la OTAN persigue incluir a la India en su entorno, al tiempo que los representantes del bloque aseguran tener responsabilidad por la seguridad en dicha región y mover las fronteras de la Alianza a la zona del mar de la China Meridional.

 

"Estados Unidos dirige los procesos desde el otro lado del océano y, al mismo tiempo, debilita a Europa al liberar sus mercados para sus bienes, tecnología y productos técnico-militares".

 

Comentando las medidas antirrusas, el ministro cargó contra Occidente, al afirmar que actualmente "está permitido cualquier acto hostil" contra Moscú, incluido "el robo descarado" de sus reservas. Sin embargo, los intentos de aislar a Rusia están "condenados (al fracaso)". "Muchos expertos ya lo están admitiendo, por ahora en silencio entre bastidores, porque no es políticamente correcto decirlo en voz alta, pero está ocurriendo", recalcó.

 

El canciller calificó las acciones de Occidente como "piratería estatal" y advirtió que ahora nadie puede sentirse seguro. "Nadie es inmune a la expropiación, a la piratería estatal, de hecho, por lo que no solo Rusia sino muchos otros están reduciendo su dependencia del dólar estadounidense, la tecnología y los mercados occidentales", acentuó.

 

Guerra híbrida.

 

"El Occidente colectivo nos ha declarado una guerra híbrida total, y es difícil predecir cuánto durará todo esto, pero está claro que las consecuencias las sentirán todos, sin excepción", señaló Lavrov durante una reunión del Consejo de la Política Exterior y de Defensa. Esta misma jornada, el Grupo de los Siete se comprometió a seguir ayudando a Ucrania militarmente y reforzar el aislamiento político y económico de Rusia.

 

Hablando sobre el impacto global del actual conflicto en Ucrania, Lavrov enfatizó que Rusia, Estados Unidos, China y el resto del planeta entienden que ahora se decide si el mundo se torna "verdaderamente justo, democrático y policéntrico".

 

Según el jefe de la diplomacia rusa, otro escenario prevé que "un pequeño grupo de países" pueda "imponer a la comunidad internacional una división colonial del mundo en aquellos que se consideran excepcionales y el resto que están destinados a cumplir la voluntad de los elegidos". (RT)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?