Lunes 16 de mayo 2022

De Pedro y Gómez Alcorta visitaron a Milagro Sala

Redacción 19/01/2022 - 00.52.hs

Los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Género y Diversidad) visitaron ayer a Milagro Sala, detenida desde hace seis años en Jujuy, en un gesto que confirmó el acompañamiento del gobierno nacional a la dirigente social, un día después de que la secretaría de Derechos Humanos que conduce Horacio Pietragalla Corti exigiera su libertad a la Corte Suprema de Justicia.

 

La visita enfureció al gobernador Gerardo Morales, que cuestionó la presencia de ambos funcionarios en su provincia y protagonizó un contrapunto virtual con Wado De Pedro, quien reclamó a través de su cuenta de Twitter "reconstruir una justicia para que no persiga opositores y que garantice a las y los argentinos sus derechos, más allá de los poderes de turno". De Pedro manifestó que resulta "un principio básico del sistema republicano y la convivencia democrática" y recordó que "hace unos días vimos cómo se articulaban los servicios de inteligencia y la justicia para armar causas en PBA".

 

"Durante 2020 se filtró un audio de (Pablo) Baca, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Jujuy, admitiendo que Milagro estaba presa sólo porque lo necesitaba el gobierno", añadió, citando un artículo del diario Perfil: "Filtran audios del Superior Tribunal de Justicia: Milagro Sala no está detenida por sus delitos".

 

"Persecución y hostigamiento".

 

Además, durante el encuentro con Milagro dialogaron sobre la "continuidad del hostigamiento que viven ella y los restantes presos y presas políticas de Jujuy", informó la organización Túpac Amaru, liderada por Milagro Sala, en un comunicado.

 

Mientras tanto, la ministra Gómez Alcorta, ex defensora de Milagro, consideró que en Argentina quedó "al descubierto la intervención de los sistemas de inteligencia ilegales y el poder político, mediático y empresarial, para perseguir y hostigar a dirigentes sindicales y sociales, algo que denunciamos desde el primer día, aquel 16 de enero de 2016". Agregó que "ya entonces entonces decíamos que lo que sucedía en Jujuy era ese laboratorio, ese tubo de ensayo de persecución y hostigamiento a dirigentes políticos".

 

A su turno, la propia Milagro Sala realizó un balance positivo del encuentro: "me siento satisfecha de que vengan dos integrantes del gabinete nacional a escuchar a los jujeños. Jujuy es una provincia que tiene muchísimos recursos y hoy está endeudada. Pudimos comentarles lo pasa en relación a la criminalización de la protesta (en el distrito) contra cualquiera que critique al actual gobierno o reclame por sus derechos", dijo.

 

La furia de Morales.

 

El gobernador jujeño estalló de furia con la visita: "es inaceptable que los funcionarios que representan a todos los argentinos defiendan a delincuentes condenados por corrupción"", afirmó. "Estimado Wado De Pedro. Usted es ministro de la Nación no de una facción, por eso lo invito a que visite a los miles de jujeños y jujeñas víctimas del sistema fascista de violencia, impunidad y corrupción que imperó por más de una década en Jujuy y fue liderado por Milagro Sala", agregó.

 

El viaje sirvió para redoblar la lucha del oficialismo contra el Poder Judicial y el lawfare pero generó algunas discusiones en la Casa Rosada porque podría tener impacto negativo en la delicada relación con los gobernadores opositores. El jujeño Gerardo Morales, precisamente, fue uno de los mandatarios que mayores esfuerzos realizó para destrabar la reunión entre el Ejecutivo nacional y referentes de Juntos por el Cambio por la negociación con el FMI.

 

Ese acercamiento duró poco, ya que el encuentro fracasó, y esta visita de los ministros a Milagro Sala podría dinamitar esa buena sintonía que comenzaba a gestarse.

 

(Télam)

 

"Un país nazi".

 

"La Gestapo sigue vigente en Jujuy porque continúan avanzando contra los compañeros, pero no se puede permitir y que nadie haga nada. Morales va por todo. Mientras busca encarcelar a dirigentes opositores y seguir disciplinando al pueblo jujeño, continúa con sus grandes negocios con el litio, la marihuana y la cámara de construcción, mientras endeuda a la provincia" dijo Milagro Sala, en diálogo con AM 750.

 

Según Sala, el gobernador jujeño "quiere ser presidente, cuando todos estamos viendo lo que se vive en Jujuy", y consideró que si Morales llega a la Casa Rosada, "Argentina sería un país nazi". Y agregó: "pareciera que estamos viviendo en un gobierno de derecha, donde nadie puede decirle nada, mientras él tiene el manto de la embajada de Estados Unidos para seguir avanzando contra todos nosotros".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?