Para el juez de menores, "los únicos y verdaderos imputados" fueron los policías

Redaccion Avances 19/11/2021 - 18.54.hs

El juez de menores que intervino en las primeras instancias de la investigación del crimen del Lucas González por parte de policías de la Ciudad consideró hoy que "los únicos y verdaderos imputados" resultaron ser los efectivos, que actuaron de forma que parecía más "un asalto" que una orden de detención, y desvinculó "definitivamente" del caso a los tres adolescentes que acompañaban a la víctima, mientras se espera para las próximas horas que el nuevo juez de la causa resuelva si ordena detener a los policías involucrados, informaron hoy fuentes judiciales.

En tanto, Gregorio Dalbón, el abogado que representa a la familia del joven asesinado, aseguró que trabajará "con toda la ira del estudio" para "hacer cesar la violencia institucional" y exigió la detención inmediata de "los asesinos que mataron a sangre fría" al adolescente de 17 años, a quienes consideró autores de un "homicidio doblemente calificado por ser cometido por miembros de una fuerza de seguridad y por haber sido cometido con armas".

En la resolución, a la que tuvo acceso Télam, el juez Nacional de Menores 4, Alejandro Rodolfo Cilleruelo, le prohibió la salida del país a los tres policías de la Ciudad implicados en la causa, todos ellos de la Brigada de Sumarios e Investigaciones de la Comuna 4: el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas.

Además, el magistrado se declaró incompetente y sobreseyó a los adolescentes que viajaban en el auto al determinar no solo que no cometieron delito alguno, sino que fueron "víctimas" de los oficiales.

"La policía en una democracia no puede actuar bajo ningún concepto de modo subrepticio y sin debida identificación, menos cuando están ordenando la detención de un vehículo del cual, como se comprobó, no partió agresión de ninguna naturaleza", sostuvo Cilleruelo.

"Los únicos y verdaderos imputados en autos resultaban los policías", concluyó el juez en la resolución, en la que dejó asentado que los adolescentes sobreseídos "como todo parece indicar, fueron víctimas de la policía".

Cilleruelo no solo dictó el sobreseimiento de los tres acompañantes de González que por unas horas estuvieron detenidos en el Centro de Admisión y Derivación (CAD) (ex Instituto Inchausti) del barrio de Congreso, sino que puso el foco de la investigación en el irregular procedimiento policial.

Tras analizar un único video de una cámara de la Ciudad que estaba averiada y captó solo en forma parcial la secuencia en la que el auto sin identificación de los policías interceptó al de las víctimas, el juez sostuvo que parecía más "un asalto" que una orden para que se detengan para ser identificados.

"No surge que el accionar del personal policial haya sido una actuación clara para que las personas a quien iba dirigida la orden de detención pudieran circunscribirse y actuar conforme ella", explicó el magistrado.

Fuentes judiciales aseguraron que ayer mismo la fiscal de Menores María Florencia Poggi pidió las detenciones de los tres policías pero el juez no hizo lugar porque se declaró incompetente, aunque sí dispuso la prohibición de la salida del país para ellos.

Fuentes judiciales explicaron que, ahora, el expediente recayó en el juez y el fiscal del fuero penal de mayores que estaban de turno el miércoles en la zona de Barracas.

Ese juzgado es el Criminal y Correccional 7, subrogado por el juez Martín Carlos Del Viso, y la fiscalía número 32, a cargo de Leonel Gómez Barbella, quienes esta tarde analizaban ordenar las detenciones de los tres efectivos porteños.

El abogado que representa a los tres policías, Alfredo Oliván, presentó anoche ante el juzgado de menores un pedido de eximición de prisión, que tampoco fue resuelto porque el juez se declaró incompetente y recién esta tarde estaba por ser analizado por el nuevo magistrado.

De todas formas, el letrado aseguró a Télam que los tres policías están a disposición de la justicia.

También, el juez Del Viso y el fiscal Gómez Barbella aguardaban un adelanto del resultado de la autopsia al cadáver de González, que se realizaba desde media mañana en la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense, en la calle Junín al 700, aunque su finalización estaba demorada debido a la ablación de órganos que autorizó la familia para que sean utilizados en trasplantes.

Desde anoche que se esperaba que el juez Cilleruelo adopte alguna determinación en el expediente respecto a los policías.

Incluso, en su carácter de ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D'Alessandro, le envió cerca de las 22 de ayer un escrito a Cilleruelo –al que accedió Télam-, en el que le informaba la situación del pase a disponibilidad de los policías y le indicaba que "resulta imprescindible proceder a la adopción de medidas urgentes respecto de la situación procesal" de los oficiales Isassi, López y Nievas.

La Policía Federal Argentina, fuerza que interviene desde el inicio en las actuaciones de este expediente, aguardaba alguna determinación del juzgado actuante en relación a los policías y en el caso ya intervienen los detectives de la División Homicidios de la fuerza federal. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?