Lunes 15 de abril 2024

Se tensionan el PRO y libertarios

Redacción 25/02/2024 - 00.17.hs

Mauricio Macri volvió de sus vacaciones y en la previa de la demorada cumbre que -se supone- tendría con Javier Milei aprobó un reclamo de Chubut al gobierno nacional por 13.500 millones de pesos retenidos de los fondos coparticipables. Se trata de una provincia gobernada por el PRO, el partido que se encamina a presidir desde marzo y cuyo rumbo rediseña por estas horas mientras negocia lugares clave con Patricia Bullrich. La queja tiene como destinatario al ministro de Economía, Luis Caputo, que puso un freno al desembarco del ex presidente en el Gabinete. Este nuevo capítulo de la novela de cruces será el telón de fondo del encuentro que Macri y Milei tendrán en los próximos días.

 

Como relataron desde El Destape, macristas y libertarios rechazan una fusión en el corto plazo con distintos argumentos que en gran parte obedecen a la desconfianza de ambos lados.

 

“No nos queremos comer la curva que nos comimos en diciembre”, graficaron desde la mesa política de Macri sobre las negociaciones truncas y promesas mileistas que no se concretaron. Macri no está apurado, por eso no acelera un acuerdo ni fuerza una imagen juntos. La semana que viene se espera la aparición pública de Macri y un mano a mano con el Presidente, quien dijo que planea verlo tras su regreso de Estados Unidos.

 

Reuniones.

 

Antes de esta cumbre, Macri se tomó toda esta semana que pasó para tener una intensa seguidilla de reuniones. Pasaron por su oficina de Vicente López gobernadores, legisladores y hasta intendentes. El jueves lo visitaron los gobernadores Ignacio Torres (Chubut) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos) y allí tomó conocimiento del reclamo que al día siguiente haría la provincia patagónica por los 13.500 millones de pesos que Nación le retuvo. Macri no se opuso y les transmitió que hay que “cuidar los territorios, los tres gobernadores y los intendentes". Gobernadores de Juntos por el Cambio y hasta del peronismo salieron en apoyo. De todos modos, desde el entorno de Torres aclararon que la decisión es 100 por ciento del gobernador. "La coparticipación la pisaron hace 20 días. Hace rato la venimos trabajando", sumaron.

 

“Amenaza”.

 

Quien también estaba al tanto de esta jugada es Patricia Bullrich, que horas después de que estallaran los cruces de tuits y comunicados salió con un mensaje con el que bajó línea en el partido que aún conduce. “Ningún miembro del PRO puede estar de acuerdo ni validar la amenaza de confiscar propiedad privada”, cruzó a Torres en un claro posicionamiento en favor del Gobierno. Dijo que “no solo es obsceno hacer esa amenaza, sino que son afirmaciones que ahuyentan inversiones, la creación de empleo y el progreso de nuestro país”, en relación a la advertencia de interrumpir la salida de petróleo desde la provincia. En un claro mensaje al rumbo que Macri termina de construir para el partido, avisó: “El dilema es simple: o todo sigue igual o abrazamos la libertad y cambiamos”. (El Destape)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?