Viernes 27 de mayo 2022

City Vet, una veterinaria especializada en animales silvestres y exóticos

Redacción 22/01/2022 - 01.10.hs

Aunque las mascotas principales siguen siendo perros y gatos, muchas personas eligen criar animales silvestres o exóticos, a veces sin tomar en cuenta que requieren alimentación, ambiente y cuidados específicos. Daiana Daldosso (36) y Pablo Bueti (37) se especializan en medicina de fauna silvestre. En City Vet atienden todo tipo de animales y brindan asesoramiento sobre mascotas no convencionales.

 

“Empezamos hace seis años con una veterinaria de pequeños animales, adonde cada tanto llegaban clientes con tortugas, cobayos, loros, hamsters o conejos. Atendíamos esos casos lo mejor que podíamos, pero carecíamos de conocimientos apropiados”. Mientras buscaban información en diversas fuentes para poder hacer abordajes más serios sobre cada especie, “la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLPam abrió una diplomatura en Medicina de Fauna Silvestre”.

 

Ambos cursaron la especialización y el año pasado se diplomaron. “Ahora estamos acondicionando un consultorio exclusivo para ejemplares exóticos y silvestres, de modo que no tomen contacto con perros y gatos”, comentan. En City Vet diseñan dietas especiales, brindan asesoramiento, proveen “alimentos específicos para cobayos, erizos, peces, pájaros” y ofrecen distintos accesorios para hacer más confortable la vida de esas mascotas.

 

El lado salvaje.

 

Criar un animal silvestre o exótico implica una gran responsabilidad. “Pueden transmitir enfermedades y producir heridas y lesiones. Además, muchas especies se encuentran protegidas y está prohibido tenerlas en cautiverio”, recuerdan. Es el caso de tortugas y loros, tradicionales mascotas cuyas vidas no resultan tan felices, como se pretende, junto a los humanos. “Generalmente llegan aquí con muchos problemas alimentarios y afectados por la falta de un ambiente adecuado”, lamentan.

 

Pablo y Daiana alertan sobre “ciertas pautas culturales equivocadas que perjudican mucho a los animales: un loro no puede comer solamente pan con leche o semillas de girasol, las tortugas no deben convivir con perros, los conejos no se alimentan con zanahorias”, enumeran.

 

Algunos suelen terminar como mascotas por accidente, cuando resultan heridos o quedan abandonados siendo cachorros o pichones. “Las personas los trasladan a sus hogares para cuidarlos y después devolverlos a su espacio original, pero un animal criado en cautiverio queda impedido de regresar al espacio silvestre porque no aprendió a protegerse ni a procurar su alimento”, explican.

 

Tortugas, loros y erizos.

 

Si bien usarlas como mascotas resulta una vieja costumbre, las tortugas están protegidas por ley. “Hay muchísimas en cautiverio. Cuando conviven con perros, la mayoría termina con heridas, y también padecen severas patologías alimentarias”. Desde City Vet recomiendan “acondicionarles lo mejor posible el ambiente, adecuar su alimentación y brindarles cuidados. Si quieren, los dueños pueden contactarse con la Dirección de Fauna, cuyos técnicos evaluarán una eventual reinserción al hábitat natural”.

 

Las regulaciones sobre fauna silvestre provocaron la aparición de establecimientos que crían especies en cautiverio para venderlas como mascotas. “Hay criaderos autorizados de loros, hamsters, conejos, cobayos, hurones, erizos”, en distintas partes del mundo. “Cada especie tiene su dieta, comportamiento y requerimientos ambientales propios, y es necesario contar con un asesoramiento adecuado para cuidarlos”, advierten.

 

En Argentina proliferan últimamente los erizos y hurones, importados de Africa y Estados Unidos respectivamente. “Han aparecido muchos en Santa Rosa” dicen los veterinarios. A la esquina de Pestalozzi y Delfín Gallo, donde está ubicada City Vet, “de a poco van acercándose” nuevos clientes con mascotas exóticas. “Un canario enfermo, algún cobayo que está perdiendo el pelo, hasta nos han traído pájaros heridos durante una tormenta”, comentan.

 

Condiciones adecuadas.

 

Una de las funciones que cumplen Pablo y Daiana es “transmitir cuáles son las mejores condiciones para criar cada mascota”. Según ellos, la mayor parte de los problemas que exhiben las mascotas son consecuencia del desconocimiento. “Es el caso de las aves rapaces, como búhos o lechuzas, cuya alimentación está basada en roedores e insectos”. Generalmente, los dueños inexpertos les proveen carne picada para comer. “Al tiempo vienen a consultar porque el ave dejó de caminar, y eso es porque su alimentación carece de calcio, algo que no sucede si están en libertad”, explican.

 

De todas maneras, “no es recomendable tener ejemplares silvestres en el hogar. Para quien desea una mascota exótica, lo ideal sería adquirir animales de criadero, que poseen certificación, están vacunados y fueron esterilizados adecuadamente”.

 

Y contaron la historia de “un monito kai, que llegó en estado muy grave, casi comatoso, mal alimentado y con hipotermia porque vivía en un patio, a la intemperie. No sabíamos mucho sobre monos, así que consultamos a nuestros profesores de la diplomatura y a colegas misioneros. Lo tuvimos internado con suero unos 15 días, hasta que se recuperó”. Su recuerdo todavía los emociona: “los monos muestran comportamientos similares a nosotros y generan vínculos. Pretendíamos observarlo para ver cómo evolucionaba y acordamos hacer consultas periódicas, pero la señora que tenía su tutela jamás volvió”, lamentan.

 

Muchas personas eligen mascotas exóticas o no convencionales, que requieren cuidados y condiciones especiales. Para poder cuidarlos responsablemente, en Santa Rosa ya existe un asesoramiento profesional especializado: City Vet, de Pablo y Daiana, en Pestalozzi 706 (whatsapp 2302 571136).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?