Jueves 23 de mayo 2024

La confianza del papel

Redacción 25/03/2023 - 00.05.hs

Sabrina Franco es diseñadora y a través de "Sasá" produce y vende distintos artículos de papelería. Las agendas personalizadas son uno de sus sellos distintivos, una tradición que se mantiene inalterable más allá de los avances tecnológicos.

 

Es probable que no exista un dato preciso que marque cuándo y dónde fue la fecha del surgimiento de las agendas personales. Muchos datos apuntan a que fue durante la época del Renacimiento, cuando aparece la individualidad moderna. Otros lo sitúan en China, en el año 105. Pero lo que sí es seguro es que nadie se atrevió a predecir que, en medio de un mundo capturado casi por completo por la vida digital, esos diarios íntimos escritos sobre el papel no sólo sobreviven sino que atraviesan un gran momento en cuanto a demanda e interés.

 

"Hay muchas chicas jóvenes que me piden agendas, emprendedoras que quieren anotar todos los detalles de su negocio por ejemplo. Hay un dato y es que la gente le tiene más confianza al papel y es cómodo porque por ahí con una aplicación estás un rato largo hasta que la completás. Además, escribir en papel representa algo que reconforta porque permite desconectarnos aunque sea por un momento del mundo digital. También es cierto que mucha gente recuerda mejor lo que escribe a mano que lo que anota en un dispositivo electrónico, que encima está expuesto a que esa información se pueda perder", asegura Sabrina Franco que, a los 37 años, es dueña de su propia marca de agendas de papel y otros productos de la gráfica.

 

"Sasá" es el nombre del emprendimiento que nació en 2018 y que, como muchas otras minipymes, tiene un componente cien por ciento familiar. En el caso de Sabrina, cuando terminó el colegio secundario emigró a Córdoba para estudiar la carrera de Diseño Industrial. Finalmente se quedó 13 años en la capital de esa provincia y cuando regresó a Santa Rosa no tuvo otra opción que poner en marcha su propio emprendimiento.

 

"Mientras estuve en Córdoba no trabajé en el rubro sino en otras cosas, pero estaba sola y cuando me vine el emprendimiento arrancó por necesidad, como sucede en gran parte de los casos. Era 2018 y no conseguía trabajo así que salí a ver qué podía hacer con lo que había estudiado. En la familia estamos todos unidos por el diseño aunque cada uno tiene su especialidad. Graciela Alvarez y Oscar Franco son mis padres y ellos tienen 'Effe Creativos', al que luego le agregaron 'Rocayones' y mi hermano Mauricio se dedica a la gráfica adhesiva. En mi caso siempre trabajé con el vinilo y el papel", detalló Sabrina que tiene su lugar de trabajo en la calle Catamarca 1024 de Santa Rosa y se la puede ubicar en las redes sociales de 'Sasá' o en el número de WhatsApp 351-6838363.

 

Las agendas.

 

En el inicio, "Sasá" comenzó con trabajos de papelería para eventos como tarjetas para bautismos, cumpleaños de 15, casamientos y otros. Hasta que apareció la idea de las agendas, esos libros de variados tamaños, colores, ilustraciones y diseños que sirven como guía diaria de la vida personal y laboral. Una aliada irremplazable hasta para los detalles más íntimos de una persona.

 

"Lo que me distingue es que a las agendas las hago completamente personalizadas: viene la clienta o el cliente y me detalla exactamente lo que quiere. He hecho para abogados que tienen las carátulas de cada juzgado por ejemplo, o para contadores, para médicos, para centros de estética que necesitan anotar turnos. De todo. Hay gente que tiene emprendimientos con los que trabajan el fin de semana sobre todo, entonces me dicen: 'Yo necesito poder recargar todo de viernes a domingo, el resto de los días no me sirve de mucho', entonces se achica el espacio de lunes a jueves y se le da más lugar a esos otros días. Por eso digo que se personaliza de acuerdo a cada necesidad", resalta Sabrina.

 

Complemento.

 

En distintas actividades de la vida cotidiana o laboral el avance implacable de la tecnología arrasó con muchos de los usos y costumbres que estaban impuestos desde hace tiempo. Pero ese efecto acelerado también tiene su cara inversa porque son muchos los casos de quienes eligen volver a la tradición anterior. O bien sumarlas como complemento.

 

"Si bien la tecnología te brinda muchas posibilidades, también es cierto que para un buen número de gente es necesario o útil hacer las dos cosas, es decir que puede ser un complemento. Muchas clientas me dicen que si están en la calle escriben un dato o lo que sea en el celular pero después lo pasan al papel. Sienten que en ese formato están más seguras, más confiadas", analiza.

 

Sabrina destaca que el diseño de las agendas de "Sasá" es variado y no se ata a un solo molde. "No soy tan estructurada en ese sentido, no es que la agenda tiene que arrancar sí o sí en enero, en muchos casos están hechas de marzo o abril en adelante que es cuando algunos clientes comienzan a usarla o la necesitan".

 

Más allá de las agendas, Sabrina se dedica a todo lo que es gráfica, tarjetas, etiquetas para ropa, trabajos en vinilo. "Tengo como 30 emprendedoras que me encargan todo lo que es identidad de marca, tengo un rubro amplio pero sin dudas que las agendas son lo que más pega y el sello de lo personalizado se valora un montón".

 

Demanda.

 

Por estos días Sabrina se prepara para estar presente, junto a "Effe Creativos", en un stand de la ExpoPymes, la mega muestra de la producción pampeana que se hará en el autódromo de Toay entre el 14 y el 16 de abril.

 

"Vamos a ir todos con 'Effe' y en mi caso voy a llevar un muestrario de lo que hago. Mis trabajos son personalizados entonces quiero darle relevancia a eso. Hoy se demanda mucho la identidad de marca, el packaging y en la provincia se necesita un desarrollo mayor en ese aspecto, por eso con otros emprendedores y emprendedoras me uní a Icrea (Industrias Creativas del Diseño) para poder encontrar beneficios en conjunto, ya sea en la venta, en el transporte o cuestiones en común", sostiene Sabrina mientras toma su propia agenda y anota un dato con un número de teléfono. Es probable que luego lo pase a su celular, pero de lo que no tiene dudas es de que ya quedó estampado en el papel, ese formato que sobrevive de pie a la inconmensurable tormenta digital.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?