Sabado 25 de mayo 2024

La preparación ideal

Redacción 18/03/2023 - 00.15.hs

El instituto St. Mary's cumple 25 años con la enseñanza del Inglés de la mano de Estela Braun. Hoy su hija Florencia la acompaña y está cargo de la segunda sede que abrió hace unas semanas. Se especializan en la preparación de exámenes extranjeros.

 

"¿Las fotos van a salir a color no?", pregunta una de las niñas cuando escucha que va a estar en el diario junto a sus compañeras y compañeros de curso además de la docente y de las responsables del Instituto. Y es que la breve interrupción de la clase distendió el clima atento que había en el aula, una muestra de la gran convivencia y el mejor ambiente que se respira."St. Mary's" es un emprendimiento que nació a fines de los '90 y en este 2023 cumple 25 años enseñando el idioma inglés a decenas de generaciones de niños, adolescentes y adultos pampeanos.

 

"Me recibí en la UNLPam como profesora de Inglés y desde el '86 trabajo en la Universidad. En 1998 empezamos con este emprendimiento que se dio sobre todo por la necesidad de la gente de aprender idiomas, de aprender lenguas extranjeras. Gracias a mi formación de posgrado pudimos hacer cosas novedosas como el inglés académico y para profesionales. Más que nada teníamos que convencer al medio de la importancia de la acreditación extranjera porque nuestra especialidad es la preparación de exámenes internacionales. Nos dedicamos mucho a quienes necesitan los exámenes para ir a Cambridge, para un posgrado en Estados Unidos o para las visas que requieren en Canadá o Australia por ejemplo, por lo tanto hacemos esas capacitaciones específicas además de los cursos tradicionales de inglés general para niños, adolescentes y adultos", detalla Estela Braun (59 años), la creadora de St. Mary's.

 

Mientras Estela explica el funcionamiento del Instituto, la que escucha es Florencia (31) que recibió el título de profesora de Lengua y Literatura inglesas en la Universidad Nacional de La Plata y hoy, además de docente en el nivel primario, es quien está a cargo de la flamante nueva sede de la escuela de idioma que creó su mamá.

 

"Ella siempre me habló en inglés así que el idioma siempre estuvo en mi vida, me gusta mucho consumir literatura, series, mucha cultura hablada en inglés y eso me permite otras posibilidades. La verdad que no sabía qué hacer cuando terminé el secundario porque siempre fui por el lado del arte y el diseño, pero también me fascina leer y tengo mucha facilidad para el inglés así que decidí hacer esta carrera y con la docencia descubrí que realmente es lo que me gusta. Siempre admiré el trabajo de mi madre en el aula, cuando daba clases en el colegio Nacional por ejemplo y veía a los pibes como la saludaban, el cariño que le demostraban, y hoy eso lo vivo yo desde el aula con la educación pública", resalta Florencia.

 

Sede y viajes.

 

El St. Mary's tiene su sede en la calle Garibaldi 254 (el número de WhatsApp es 2954-673499) y desde este año también en Hipólito Yrigoyen 227, ambas en pleno centro santarroseño. Allí trabajan unas 12 personas y cuentan con una matrícula de más de 300 inscriptos.

 

"Después de la pandemia hubo una explosión de la matrícula y no queríamos dejar a nadie afuera, no queríamos cerrar el cupo, por eso y para festejar los 25 años es que abrimos la nueva sede que está a cargo de Florencia. Acordamos con ella que la idea de gerenciar una institución puede favorecerla en distintos aspectos así que ya está todo en marcha", cuenta Estela sin ocultar su satisfacción.

 

"Para mí es un orgullo trabajar con ella, la admiro por cómo lleva adelante su profesión y realmente me parece súper elogiable, pero también tengo claro que tengo 31 años y soy de otra generación, con ideas y pensamientos diferentes en muchas cosas y eso no lo dejo de lado por más que tenga la mayor responsabilidad y compromiso con lo que me toca hacer", resalta Florencia.

 

Una de las características del St. Mary's son los viajes al extranjero que realizan anualmente. "Desde 2013 hacemos viajes educativos, son tres semanas asistiendo a colegios en el turno mañana, alojándose en casas de familia y por la tarde se realizan excursiones y paseos, pero lo que se destaca es la fluidez que ganan los chicos y chicas, cuando vuelven ya manejan el idioma de una manera muy diferente", valoran las Braun.

 

Identidad propia.

 

Estela subraya que los niños y niñas pueden empezar la cursada desde los 4 años. "Cuánto más chiquitos empiecen es mejor, tienen gran capacidad de asimilación y en esos casos a los 14 o 15 años ya son bilingües. Nos caracterizamos por ser muy respetuosos de la cultura propia, de rescatar el amor por nuestra identidad por más que vayas a otros países con otros idiomas", destaca.

 

Y Florencia agrega un dato que hace a una mala costumbre argentina: "Resulta que en los negocios no hay ofertas, están de 'sale'. O a un kiosco le dicen 'drugstore'... es increíble. En España por ejemplo hacen una defensa acérrima de su idioma y está bien, no hay que perder la identidad ni nuestra cultura. En nuestro caso la educación que brindamos nos diferencia de lo tradicional, usamos mucho la literatura y eso permite acercarse a una visión crítica, al desarrollo de un pensamiento crítico".

 

"Utilizamos mucho material auténtico y eso gusta mucho. Hablamos de derechos humanos o del Holocausto y lo hacemos con literatura. También con canciones, porque además en general se asocia al inglés con el Reino Unido o con Estados Unidos, pero todos los países que fueron colonias del Reino Unido tienen una enorme riqueza literaria como sucede con Jamaica, Nigeria o la India por nombrar algunos. Buscamos transmitir la pasión por acercarse a otras culturas y a otras lenguas", añade Estela.

 

Semillero.

 

St. Mary's, que debe su nombre "a Mary Costa, una pionera con los institutos de inglés y que nos enseñó mucho", tiene el sello del máximo nivel educativo y según Estela "es un semillero" para futuros profesionales, ya sea en la docencia, en el traductorado u otras posibilidades que ofrece el idioma.

 

"Antes era común que se vincule estudiar inglés con una cuestión elitista, pero nosotras siempre tratamos de que todo el mundo pueda acceder, con becas u otras variantes. Y debo decir que somos un semillero porque hay muchos alumnos y alumnas que pasaron por acá y hoy están haciendo sus doctorados en el exterior. Hay muchísima gente que está estudiando la carrera en la UNLPam y que pasó por el instituto, y eso no deja de ser una satisfacción", señala Estela sobre ese lugar que además de calidez y aprendizaje, ofrece los pasos previos para una preparación ideal.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?