Liberaron a los sospechosos

Redaccion 23/10/2021 - 06.47.hs

(General Pico) – Los dos sospechosos que fueron detenidos el miércoles a la tarde en cercanías de Junín, tras haber sido denunciados por su abogado defensor, ayer a la mañana recuperaron la libertad. En una audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria, la jueza de control Jimena Cardoso dispuso la libertad de los acusados y les dictó medidas restrictivas.

 

Se trata de los hermanos Ismael y Carlos Dadá, a quienes se les inició una causa penal por el delito de Robo. El denunciante y presunto damnificado, es el abogado Pablo Pinto, quien defendió a ambos hermanos en la causa de la megaestafa de la firma GAEC S.R.L, en la que actuaron como «prestanombres» a cambio de una suma económica semanal. En esa causa, los hermanos Dadá, al igual que los otros cuatro imputados (Eduardo Mandrini; José Maidana, Osvaldo Ponce y Alejandro Hábakon) recibieron una pena de seis meses de prisión en suspenso, tras resarcir a los imputados con la suma de 22 millones de pesos. La empresa había estafado a productores y comerciantes en al menos otras 7 provincias argentinas, y la suma total de la estafa en todo el país, ascendería a 184 millones de pesos.

 

El abogado santarroseño defendió a ambos hermanos en esta causa, y el miércoles a la tarde pasó a buscar a uno de ellos por la comisaría, donde estaba detenido. Desde allí fueron juntos a un hotel ubicado cerca del centro de Pico, donde lo esperaba su otro defendido, que ya había recuperado la libertad.

 

Pinto denunció que al llegar al hotel piquense, los hermanos Dadá lo golpearon, le robaron un bolso con dinero que tenía en el baúl y se fugaron en un remis.
A partir de esta denuncia se inició la búsqueda de los sospechosos, que fueron interceptados en el cruce de las rutas nacionales 7 y 188, próximos a la ciudad bonaerense de Junín. Los hermanos Dadá viajaban en un remis que habían tomado en Pico y que los llevaba hasta su lugar de residencia.

 

Libertad.
Una comisión policial, a cargo del comisario Agustín Martínez, titular de la Comisaría Primera, los trasladó hasta General Pico. Ayer a la mañana fueron indagados en sede fiscal y luego se les formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria.

 

La fiscala Verónica Campo, a cargo de la investigación del robo denunciado no encontró elementos suficientes para sostener una prisión preventiva sobre los sospechosos, dado que no son oriundos de la provincia y no se configuraría el peligro de obstaculización de la investigación fiscal. Durante la etapa inicial de la investigación del hecho, se trató de reconstruir lo sucedido a partir de diferentes testimonios y de las imágenes de una cámara de seguridad cercana al hotel donde habrían perpetrado el robo. Sin embargo, la cámara no muestra el episodio que habría denunciado el abogado de la capital pampeana.

 

Según informó la fiscala que tiene a cargo la causa, el denunciante no se sometió a una revisión médica para certificar las lesiones que habría sufrido en el hecho. Al momento de la detención de los sospechosos la policía requisó el auto en el que viajaban y no pudo hallar el dinero que le habrían robado al abogado.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?