«La mega sequía invita a posponer el proyecto»

Redaccion 25/10/2021 - 05.30.hs

«La situación de la presa es sumamente crítica», advirtió Armando Llop sobre la mega obra Portezuelo del Viento en Mendoza. El especialista advirtió que de esa manera, si construye, no brindará ningún beneficio.
Llop escribió una columna de opinión en el diario mendocino «Los Andes» y allí sostuvo que «la mega sequía presente invita a posponer el proyecto, puesto que el Portezuelo del Viento pierde toda posibilidad de producir beneficio alguno».
Armando Llop es ex director del Centro de Economía, Legislación y Administración del Agua (CELA), del Instituto Nacional del Agua (INA) y es doctor en Economía Agraria. Y en su nota advirtió que «la situación de la presa es sumamente crítica» porque es el momento de decidir su ejecución.
También mencionó los «tres aspectos que determinan la inconveniencia de construir la presa». En primer lugar, hizo hincapié en el factor ambiental, es decir «la caída en la disponibilidad de agua determinada por el cambio climático, lo que a su vez lleva al segundo, que se derrumban las posibilidades de lograr una rentabilidad social positiva por los magros servicios de la presa (factor socioeconómico)».
Por último, señaló el aspecto institucional porque «se ha dado un incremento en la conflictividad entre las provincias partícipes de la cuenca del río Colorado (Mendoza, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires) en el proceso de procurar la apropiación de la declinante disponibilidad de agua».

 

«Mega sequía».
El especialista explicó que el principal afluente de la cuenca Río Colorado es el Río Grande, donde se localizaría el dique, y es quien aporta más del 70% del total de la cuenca, pero se está produciendo una «caída abrupta» en el derrame del río.
«El drama es que en los últimos 12 años se ha dado un derrame promedio de 1.899,1 hm3/año, cuando el promedio anterior (1970 a 2010) fue de 3593,8 hm3/año, casi la mitad. Y el pronóstico para 2021/22 es de apenas 1.290 hm3/año», desarrolló.
«Los estudios realizados para evaluar económica y socialmente el dique, hoy deben ser revisados. No se pueden utilizar los valores históricos para la toma de decisiones, ya que son exageradas sobreestimaciones de la realidad actual», afirmó haciendo alusión a que Mendoza argumenta que los estudios de impacto ambiental están finalizados pero que el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) no aceptó.
A su vez, indicó que la creciente sequía acarrea conflictos por la preocupación por el agua. «Los usos del agua por el conjunto de las cinco provincias son (Coirco, 2014): riego 1.715 hm3/año; población 24,3 hm3/año; minería y petróleo 13,2 hm3/año, con un total de 1.752,5 hm3/año. Existen en la cuenca 163.200 hectáreas cultivadas y 318.100 hectáreas factibles de ser regadas», describió.

 

Posponer el proyecto.
En ese sentido, Llop enumeró los impactos que generó la sequía, como el «racionamiento del agua de riego y abandono de cultivos de inferior importancia en la provincia de Buenos Aires; se ha secado el espejo de agua del dique Casa de Piedra, que ha dejado de producir energía y limita la provisión de agua a múltiples poblaciones, incluyendo Santa Rosa. Resulta claro que el agua del Río Colorado ha alcanzado un alto valor social».
«La mega sequía presente invita a posponer el proyecto, puesto que el Portezuelo del Viento pierde toda posibilidad de producir beneficio alguno», sostuvo Llop. «Lo que en él se invierta, más que pérdida de divisas, es pérdida de aprovechar las mismas en bienestar socio ambiental», agregó y afirmó que a Mendoza, estratégicamente, «le conviene acumular acciones y antecedentes para mantener el acuerdo original sobre el trasvase de agua al Río Atuel».

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?