Lunes 05 de diciembre 2022

Cerró sus puertas una tradicional confitería

Redacción 14/09/2022 - 08.59.hs

(General Pico) - La Confitería O'Lar cerró sus puertas de manera definitiva durante los últimos días y dejó un espacio vacío en el microcentro piquense. El café más tradicional de la ciudad funcionaba desde hacía 52 años.

 

En los momentos más duros de la pandemia, hace dos años, la empresa celebró el medio siglo de su fundación y el municipio local le entregó un reconocimiento a su trayectoria. Hoy, tras aquella celebración marcada por el cierre obligatorio de los comercios y por las restricciones por el Covid-19 el local cerró sus puertas de manera definitiva.

 

La Confitería O'Lar, ubicada en la esquina de las calles 20 y 17, junto a la Plaza Seca de General Pico, fue creada por Camilo Diez, quien había sido empleado y luego socio del mítico Bar Fernández en esta ciudad.

 

Con el paso de los años, Graciela Diez y Enrique Martín, hija y yerno de Camilo, tomaron las ruedas de O'Lar. En los últimos años, el tradicional café había quedado bajo la atención de Hernán y Araceli, los nietos del fundador.

 

En diálogo con LA ARENA, Graciela Diez agradeció a todos y a todas que fueron parte de la vida de la confitería, y aseguró que se trató de un ciclo cumplido. "Gracias, una y mil veces más. Se cumplió un ciclo de risas, sueños, emociones, camaradería y más. Hoy damos paso a la vida. O'Lar es producto de todos y cada una de las personas que supieron alguna vez ocupar un lugarcito", dijo.

 

Encuentros.

 

El tradicional café piquense, el último de una serie de bares y confiterías que marcaron un tiempo en la ciudad, fue lugar de encuentro de referentes locales y provinciales de la política, y también albergó a los referentes del deporte. Además, cada artista nacional que llegaba a la ciudad en el marco de un espectáculo, pasaba por O'Lar.

 

Cada mesa del café fue lugar de charlas, de discusiones políticas y futboleras, de proyectos y de encuentros de familias y amigos. En los últimos años el local había incorporado espectáculos musicales durante los fines de semana. También supo ser escenario de videoclips y de cortometrajes.

 

El 26 de julio de 2020, O'Lar arribó a su medio siglo de vida. En medio de una pandemia que atemorizaba al mundo, como todo el sector gastronómico, tenía sus puertas cerradas y sus luces apagadas. En ese marco, el municipio local reconoció al local. La intendenta local, Fernanda Alonso, les obsequió una plaqueta a Graciela y a Enrique, como reconocimiento a la trayectoria.

 

En ese momento, Graciela vivió el reconocimiento con mucha emoción, se refirió a la restringida actividad del local y aseguró que era muy triste verlo en silencio. Después de poco más de dos años de aquel cincuentenario, la confitería más tradicional de la ciudad, quedó a oscuras, en silencio, sin gente, y con las puertas cerradas para siempre.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?