Lunes 15 de agosto 2022

Crimen de Agustina: hallan ADN, pero no es de Parra

Redacción 05/08/2022 - 08.54.hs

El Laboratorio Regional de Genética Forense de Bariloche culminó en la jornada del miércoles el análisis de los rastros de ADN enviados, en el marco del trabajo que realiza la Fiscalía para dilucidar el asesinato de Agustina Fernández, la estudiante pampeana de 19 años que vivía en Cipolletti. En ese sentido, ayer se dio a conocer que se hallaron restos de material genético de otra persona, cuya identidad aún no se determinó.

 

El material se halló en las uñas del dedo índice de la mano derecha y en el dedo pulgar de la mano izquierda. En ambas muestras, "se obtuvo un perfil genético mezclado, perteneciente a la mezcla de material genético de por lo menos dos individuos. En el mismo se puede observar en forma mayoritaria y completa el perfil genético obtenido de la muestra de la víctima y en forma parcial y con baja amplificación el perfil genético de otro individuo".

 

De acuerdo al informe del mencionado laboratorio, en el pulgar puede corroborarse que el perfil genético que no es el de Agustina, pertenece a un hombre, según se difundió desde el medio LM Cipolletti.

 

Parra.

 

Dichas muestras fueron utilizadas para hacer una prueba comparativa con el perfil genético de Pablo Parra, el hombre que vivía en el departamento en donde Agustina fue atacada. En este sentido, el cotejo arrojó que la muestra no coincidía, excluyendo al joven como aportante.

 

Parra había sido considerado uno de los principales sospechosos del caso. Ya había brindado su declaración ante autoridades fiscales y policiales a cargo del caso en las primeras horas de la investigación; asimismo, su relato había sido corroborado por cámaras de seguridad ubicadas en distintos puntos de la ciudad.

 

Los nuevos datos aportados por las pruebas de ADN llevaron a consolidar la principal línea de investigación que lleva adelante el Mibnisterio Público Fiscal rionegrino, de que se trató de un homicidio criminis causa.

 

Sigue la búsqueda.

 

En tanto, la policía de Río Negro continúa investigando el crimen, del cual se cumplió un mes el pasado 2 de agosto. La principal herramienta es el identikit elaborado por la Policía Federal Argentina.

 

Asimismo, continúa vigente la recompensa de un millón de pesos dispuesta por el Ministerio de Seguridad rionegrino para quien pueda aportar datos que ayuden a dar con su identidad o paradero.

 

Según la descripción con la que se cuenta hasta el momento el hombre tendría entre 20 y 30 años, mide entre 1.60 y 1.70 metros, es de tez blanca y cabello oscuro.

 

La característica más particular que tiene es que cuenta con una serie de tatuajes en el rostro y en sus manos: en sus cejas un tatuaje que se puede describir como un número 10, sumado a otros similares a cruces. En sus manos tiene una serie de dibujos entre los que se destacan las letras que conforman la palabra "ROCK" en sus dedos.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?