Dalma estuvo en la Pampa y filmó en el campo donde entrenó el 10

Redacción 02/12/2021 - 07.45.hs

Dalma Maradona y el preparador físico Fernando Signorini junto a un equipo de filmación llegaron el pasado martes por la mañana al campo El Marito, en donde hace 27 años se instaló Diego para completar una etapa más de su intensa preparación con miras al campeonato Mundial de Estados Unidos de 1994.

 

Dalma y Signorini participaron de la filmación para un documental que se está realizando sobre el astro del fútbol mundial, y por la noche emprendieron el regreso a Buenos Aires.

 

Tras una intensa jornada rodeada de hermetismo y evitando el contacto con la prensa, mientras esperaba el avión Signorini le comentó a una persona en la sala de espera: "No me arrepiento de haber traído a Diego a La Pampa. La mejor decisión que tomé en mi vida. Parece mentira, pasaron 27 años".

 

Signorini visitó El Marito en 2015 junto a periodistas de LA CHUECA y del programa La Pelota. En esta oportunidad, se reencontró con la hija de Don Rosa y su esposo. "Recuerdo que cuando llegamos, Diego nos dijo: ¿a dónde me trajeron?. Luego se adaptó, disfrutó del campo y se enfocó en su preparación", rememoró emocionado en esa oportunidad.

 

"El Marito" se encuentra a pocos kilómetros de Toay, en la en la zona de El Tropezón. Fue el lugar en donde Maradona junto a su equipo, que conformaban entre otros Signorini como preparador físico, se internó durante más de una semana, luego de la invitación que le realizara en dueño de ese campo, Don Rosa, en oportunidad de pasar unas vacaciones en la costa.

 

"Diego, si necesitás un lugar para descansar y entrenar, tenés el campo", le dijo Don Rosa al astro después de un truco en la playa. Meses después y luego de analizar distintas alternativas, Signorini eligió el campo pampeano para que "El 10" continuara con su plan de entrenamiento, que incluyó una rutina en la capital pampeana, que consistió en practicar boxeo con Miguel "Zorro" Campanino, hacer natación en el club All Boys y entrenar en el gimnasio Tiempo Libre de Omar Lastiri.

 

En los últimos días de su trabajo en esta provincia, Maradona recibió a su esposa Claudia y sus hijas, Dalma y Giannina. El encuentro fue en la casa de Campanino, y desde ese lugar el ídolo se fue conduciendo el Mercedes Benz con su familia hasta la estancia.

 

"Ahora manejo yo el auto. Suspendo la práctica de boxeo, nos vemos en la conferencia de prensa", dijo Maradona abrazado a sus hijas, ante la mirada de sus colaboradores, entre ellos su representante, Marcos Franchi.

 

Dalma, que en ese entonces tenía apenas siete años, regresó el martes por primera vez al campo en donde disfrutó viendo entrenar con pasión a su padre, quien entre practica y práctica siempre le hacía algún chiste.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?