Domingo 15 de mayo 2022

"El Cangrejo": un paso hacia adelante

Redacción 31/12/2021 - 00.50.hs

Cuando se recibió de profesora de Bellas Artes comenzó su trayecto en una casa de decoración, y allí estuvo durante casi 20 años. En principio tejió un vínculo con la cerámica y luego, con el papel. “Fueron diferentes etapas de la evolución de mi carrera. Comencé con un taller de cerámica para chicos y luego iba a distintos talleres para seguir aprendiendo”, subraya Natalia Jiménez (47), el nombre de una emprendedora que se escribe, sobre todo, en papel.

 

Antes de llegar a “El Cangrejo”, Natalia llegó al papel a través de la misma profesora que la inició en la cerámica: Susana Machado. Con ella realizó en 2015 el taller Libro de Autor. “Todo ese proceso de formación y experiencia, desde la parte decorativa hasta el taller Libro de Autor, fueron cimentando mi formación para crear El Cangrejo. Era mediados de 2015 y ahí empecé a desarrollar pequeños cuadernos para mis amigas mientras que sus hijos escribían en esos retazos. Paulatinamente me animé a aumentar las producciones y elegí un nombre para englobar el trabajo”.

 

En ese debate y búsqueda interna apareció El Cangrejo. “Es por mi signo zodiacal. Si bien no fue del todo aceptado por mi profesora del taller pude encontrar los motivos que la convencieron. Ese primer año demostré que los cangrejos no caminan hacia atrás porque yo había progresado muchísimo”, dice entre risas.

 

Ya decidida y encaminada en su propio sendero se anotó en un grupo de emprendedores de Toay y se sumó a diferentes ferias. “En la primera Feria del Regalo llevé 40 cuadernos y ¡los vendí a todos! Tenía de diferentes tamaños y costuras. Estaba feliz por haber mostrado lo que podía hacer y por haber generado un producto que gustó. Siempre aprecié el contacto con la gente. Ahora encuaderno todo el día y no tengo ese contacto diario por eso en la Feria me siento como en mi lugar”, valora.

 

Según contó Natalia, en esta época de fin de año llega a su casa y se dedica de lleno al armado de los cuadernos. “Durante el resto del año voy haciendo por pedido, además en Santa Rosa hay una chica que los vende en su local y le llevo mensualmente algunos cuadernos”.

 

En paralelo a su trabajo de artesana del papel, Natalia se desempeña en la imprenta del Poder Judicial de la provincia. Allí encuaderna biblioratos de más de 500 hojas y utiliza guillotina y costuras mientras que en su casa lleva adelante un proceso mucho más “a mano”.

 

“La encuadernación tiene muchas formas y tipos. En casa mis cuadernos no tienen guillotina, no se refila absolutamente nada. Me gusta que mantengan eso de ‘hecho a mano’. La materia prima de los papeles laminados y herramientas las compro en Buenos Aires”. También elabora cuadernos entelados con retazos finos de género que meticulosamente pega y pone en prensa.

 

Paso a paso.

 

Cada cuaderno lleva un proceso paulatino de varios días. “Hago todos los cartones para las tapas de una sola vez y de todos los tamaños. Luego, cuando tengo que hacer los interiores hago todo en relación a las hojas y finalmente los detalles de los papeles. Para ello hago la reutilización de papeles, que agrego después, porque va en función de las tapas. También armo los interiores y los pongo por unos días quietos en su prensa por varios días”.

 

Natalia aprendió a realizar diferentes costuras para sus cuadernos y agendas. “Trabajo cartoné, belga, costura expuesta y costura copta. Reutilizo los sobrantes como libros viejos, porque me gustan los recortes en los detalles”, detalló.

 

Natalia asegura que se enamora de cada cuaderno que confecciona. “Me cuesta tener que entregarlos porque realmente amo lo que hago”. Además, aseguró que son piezas que tienen un tiempo de creación y de elaboración. Por lo general cuando hace las costuras, quedan secándose en la prensa, también las ubica en ese lugar para asegurar el pegado. Es un proceso en etapas que lleva entre tres y cuatro días. “Por estas fechas de fin de año en las que estamos por comenzar el nuevo calendario la gente me pide más agendas, aunque disfruto plenamente el armado de cada cuaderno liso”.

 

Música y mate es el binomio que Natalia conjuga para empezar el trabajo cada tarde en su taller. “Me desconecto mentalmente de una manera increíblemente terapéutica. Trabajo de lo que me gusta y considero que eso es muy importante”, valora quien supo encontrar en el trabajo artesanal el disfrute, el famoso ‘cable a tierra’ y una opción para aumentar sus ingresos.

 

Feria del Regalo.

 

En las últimas semanas la vorágine de preparar cuadernos y agendas para los días de la Feria del Regalo en Toay fueron una verdadera carrera contrarreloj. Sin embargo, los resultados fueron alentadores para el gran trabajo que diariamente realiza Natalia.

 

La feria realizada en la plaza de Toay junto a otros artesanos durante los días previos a Navidad fue un momento de disfrute para ella. En su stand hubo cuadernos de varios tamaños y agendas y quien se detenía a mirar sus obras, se llevaba de regalo una pequeña tórtola con una frase bonita. La pequeña obra estaba armada enteramente en porcelana. “La idea era que nadie se quedara con las manos vacías. Aun si no compraba, tenía esa palomita para llevar a casa”. “Realicé 120 piezas en porcelana y literalmente volaron todas”. En 2020 había hecho galletas de arroz con frases y en 2019 grullas de papel. Pero si hay algo que se debe valorar es que siempre su stand es generoso con aquellos que se acercan a “curiosear”.

 

“Creo que mis cuadernos son para escuchar al otro”, desliza Natalia. Y en su stand aparece una frase que es como un mantra: ‘Vive la historia que quieras contar’. “Es esmerarse en que uno sea feliz y haga lo que le gusta. Que mis cuadernos sean el soporte de la historia que cada persona quiera narrar. De los detalles, me encargo yo”, señala sonriente.

 

Quienes se interesen en los trabajos de El Cangrejo pueden contactarse al WhatsApp (2954) 533670. Planifica estar presente en el Festival de Folclore y allí se podrán apreciar sus obras. "¡Soy de Toay y por esa razón estaré participando de cada evento al que me inviten!”, resalta orgullosa quien supo dar pasos siempre hacia adelante. Sobre todo si queda escrito sobre un papel.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?