Jueves 04 de agosto 2022

Festejan el centenario de una biblioteca

Redacción 03/12/2021 - 09.12.hs

La Biblioteca Popular de Toay llegó al centenario de su fundación, y fue colocada una placa recordatoria por parte del intendente Rodolfo Álvarez, el secretario de Hacienda y Finanzas, David Wigand; y el vocal de la institución Juan Maceda.

 

En el acto estuvieron también la subsecretaria de Políticas Sociales del Gobierno de La Pampa, Graciela Salvini; la presidenta del Concejo Deliberante, Ana María Gelabert, y también ediles de la localidad.

 

Se realizó un recorrido por el interior de la institución, donde se mostraron las refacciones realizadas por el municipio y también material histórico del lugar.

 

En el interior de la biblioteca estuvo el Coro Ciudad de Santa Rosa y se hizo una presentación de cómics. Además, el artista Fabio Perazzo hizo entrega de un cuadro, en el que se pudo ver dibujada a mano la Biblioteca Popular de Toay.

 

En el acto de aniversario estuvo presente toda la Comisión Directiva que está formada por Mirta Dupó (presidenta); Isabel Mero (vice); Rosa Holstein (secretaria); Edith Valdez (tesorera); Elba Pesce; Juan José Maceda, Hernan García y Miguel Benítez (vocales), y también Gino Emilio Baiotti y María Soledad Rodríguez (revisores de cuentas).

 

Actuación de Fuya.

 

Como cierre se produjo la actuación del pianista Fuya Muñoz, que tocó las estrofas del Himno Nacional y deleitó a los presentes con sus interpretaciones.

 

"Una ventana se abría y el velo suave del atardecer comenzaba a ondularse, mecido por esa música que emanaba de ese piano encantado. Un coro de silencio se apoderaba de hogares, patios, calles y veredas. Diez duendecillos inquietos se posaban y deslizaban sobre el teclado, y todo el pueblo sucumbía al embrujo de las melodías que viajaban por el aire. Era un momento místico: la generosa entrega de un niño prodigio y el regocijo íntimo de espíritus agradecidos, en perfecta comunión y arrobamiento, que ese piano hacía posible. En el ir y venir de los tiempos, el don prodigioso pulió su arte al mas encumbrado nivel de excelencia. Y los más exigentes auditorios tributaron aplausos inacabables a sus magistrales interpretaciones"

 

"En ese ir y venir, siempre hubo un nudo que permaneció inalterable en tiempo y espacio: el vínculo del artista con su terruño, sus cosas y su gente. Y como en un increíble sortilegio ... ¡éste atardecer!!! ...este atardecer que recrea aquellos atardeceres: el mismo pianista; el mismo mensaje, la misma desinteresada entrega, el mismo auditorio y el mismo calor y respeto recíproco. Este atardecer tiene un matiz único: cuando las primeras pecas brillantes comiencen a poblar el cielo, el número cien sellará -imaginariamente iluminado-, este singular acontecimiento de nuestra benemérita biblioteca celebrando su centenario".

 

Esas palabras del locutor fueron la apertura de otra presentación magistral del artista. El mejor cierre para celebrar el Centenario de la Biblioteca de Toay.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?