Lunes 24 de junio 2024

Habló el hombre apuntado de asesinar a un caballo: “Le di un anti-inflamatorio”

Redacción 27/05/2024 - 08.13.hs

El entrenador, cuidador y jockey de Festín Texano, Ari Oliveira, dio su versión sobre la muerte del caballo. La familia Iriarte lo acusa de inyectarle un líquido que le provocó la muerte, pero ahora el hombre asegura que le dio un anti-inflamatorio porque el animal tenía fiebre tras una infección.

 

En diálogo con el programa "Turf pampeano", que conduce el especialista en hípica Raúl Fernández y se emite por la TV Pública pampeana, aseguró que sigue trabajando con caballos “como siempre”. A pesar de no brindar su testimonio frente a la Justicia la semana pasada, afirmó: “No estoy huyendo de nada ni me maté como decía la gente. No maté caballo alguno. Vamos a ver qué dice la autopsia, ahí vamos a ver los resultados. Soy consciente que soy libre. La gente que siga hablando, yo no digo nada”.

 

El brasileño aseguró que el animal “tenía una infección intramusucular muy grande” y que él tenía “anti-inflamatorios”. Contó que “Martín le dio una vacuna el 1° de mayo cuando yo no estaba. Cuando llegué la vacuna estaba arruinada. Yo le puse un anti-inflamatorio para calmar el dolor del caballo. El problema fue ahí, no fue la vacuna. Yo no maté al caballo”.

 

Fernández le consultó quién le indicó que le diera un anti-inflamatorio, a lo que el hombre respondió: “Un veterinario que mandó de Buenos Aires. Un anti-inflamatorio que tiene que dar uno por semana, intramuscular. Y Martín le dio, no me esperó. Yo estaba en Cabrera corriendo y ya le había dado. Tienen las cámaras, tienen todo. Tienen toda la prueba, que yo le di por vena y él dio intramuscular”.

 

Infección.

 

El jockey explicó que le “estaba dando Formatol para acompañarlo del dolor que tenía porque tenía mucha fiebre el caballo. Volaba de fiebre y le di para calmarlo. Capaz que pegó un shock en el caballo, algo mal. Pero yo no maté el caballo, intencionalmente no. Yo vivo de los caballos. Gané tres carreras y tenía una alegría bárbara. Yo quería a ese caballo. No tengo por qué matar ese caballo”. También comentó que no tenía problemas con la familia Iriarte, que “no entienden de caballos” y por eso lo acusan. “Ya se sabrá quién es el culpable”, cerró.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?