Jueves 06 de octubre 2022

"Hay que luchar contra la desinformación"

Redacción 27/07/2022 - 08.43.hs

El defensor público de la víctima del Ministerio Público de la Defensa e integrante de la Asociación de Pensamiento Penal, Martín García Ongaro, afirmó que "hay que luchar contra la desinformación y los estereotipos sobre las drogas". A su vez, indicó que una de las soluciones sería quitar de la lista de sustancias penadas al cannabis.

 

Tal como dio a conocer este diario, las estadísticas de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), que depende del Ministerio Público Fiscal de la Nación, revelan que entre 2011 y 2021 se iniciaron 5.889 expedientes judiciales por estupefacientes. De esa cifra, el 50 % fueron por tenencia para consumo persona.

 

"Estamos muy atentos a las estadísticas. Las que refleja LA ARENA se corresponde con la información de la Procunar. Efectivamente es alarmante ese número, habría que cotejarlo con cómo culminan esas causas. Sabemos por el 'Fallo Arriola' que esas causas debieran culminar inmediatamente y no debieran prosperar", explicó y recordó que la Corte Suprema en 2009 "definió que era inconstitucional por parte de un Estado castigar actos de la vida privada".

 

García Ongaro aclaró que tanto el consumo como la tenencia para consumo es un acto de la vida privada. "La tenencia para consumo tampoco es susceptible de ser reprimida", señaló en relación a un fallo de la Corte.

 

Con respecto a cómo se interpreta el volumen, el defensor comentó que "hay países que lo tienen estandarizado. Colombia, por ejemplo, tiene estandarizado hasta determinada cantidad qué nivel de licitud tiene, un poco para que los tribunales no tengan que adivinar o tengan criterios singularizados".

 

"De hecho, la Ley de Drogas también tiene un dispositivo residual que es la tenencia simple, cuando una causa no puede ser encuadrada como 'comercio' pero hay una tenencia acreditada, es simple y ese número también es importante al margen de la tenencia para consumo. Ambas tenencias integran el ámbito de no punibilidad a mi entender, las simples tenencias por más que sean de volúmenes grandes si no se puede probar el comercio... Eso se acredita por otros medios", continuó.

 

Por otro lado, García Ongaro comentó que si una persona consume marihuana en la vía pública no tiene "razonables expectativas de intimidad, porque está en un lugar público y eso puede tener afectación de terceros. No es aconsejable, incluso los activismos no recomendamos ese tipo de conductas porque son las que posibilitan los abusos policiales"

 

Abusos policiales.

 

García Ongaro destacó que "lo que nos ha permitido 'Arriola', que en su momento fue un fallo innovador, fue zanjar qué era lo que no se podía reprimir. Es cierto que 'Arriola' terminó delegando en las fuerzas de seguridad la discusión de la política criminal". Esto se debe a que el cúmulo de causas existentes son llevadas a los tribunales por las fuerzas de seguridad.

 

"En el 2020 la Argentina fue condenada por dos casos que llegaron a la Corte Interamericana y que eran claros casos de abusos policiales y de requisas en la vía pública. Argentina fue condenada en el plazo de dos años, que se cumplen ahora en septiembre, a adecuar sus programas de formación de las fuerzas de seguridad y la capacitación de las mismas a los estándares de los usos de drogas que son lícitos", indicó.

 

El defensor señaló que lo establecido por "Arriola", que "se reprodujo hace escasas semanas cuando la Corte volvió a expedirse sobre las madres cultivadoras de cannabis", es que "palabras más, palabras menos, 'por fuera del ámbito lícito, arréglense con Arriola'". Esto, para García Ongaro, "es dejar librado al ciudadano o ciudadana a las fuerzas de seguridad, donde los abusos policiales son posibles".

 

En ese sentido, advirtió sobre lo que ocurre con las mujeres y las diversidades, donde hay una "agresión frente a esos colectivos de parte de las fuerzas de seguridad". A modo de ejemplo, comentó el caso de la cárcel de mujeres de Santa Rosa, donde "está íntegramente ocupada" por personas vinculadas a causas de narcotráfico, particularmente lo que se conoce como "mulas". "Claro que el sistema es hipócrita, además reproduce las mismas injusticias que nuestro sistema tiene. Las injusticias patriarcales, los privilegios y las asimetrías", indicó.

 

Consultado sobre qué habría que instruirle a la Policía de La Pampa, indicó que lo principal es "el conocimiento" sobre los alcances de la legislación vigente. "Hay que luchar contra la desinformación y contra los estereotipos sobre las drogas", remarcó.

 

Sobre el cannabis, que es "realmente lo problemático" debido a que es "una sustancia con potencial terapéutico que está tratada igual que las sustancias que hacen daño", señaló que desde la Asociación proponen algo tan simple como "eliminar un renglón" de la ley para quitarlo de la lista de estupefacientes incluidas allí. "Se elimina su punibilidad y pasa a ser como el tabaco o cualquier otra sustancia", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?