Viernes 24 de mayo 2024

Impacto del tarifazo: riesgo de cierre de pymes y despidos

Redaccion Avances 18/04/2024 - 18.42.hs

El Observatorio Universitario de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa (OUE-FCEyJ-UNLPam) publicó esta semana un informe donde advierte sobre el impacto negativo de los incrementos en las tarifas de energía eléctrica y gas en las pymes pampeanas, pese a los intentos del Gobierno provincial por absorberlos. Según el documento, esto modifica la estructura de costos notablemente y podría aumentar el riesgo de cierre de empresas.

 

El documento, titulado "Liberalización y quita de subsidios en el Mercado Energético: El impacto en las PyMEs pampeanas” donde cómo el plan económico nacional, respaldado por el DNU 70/2023, impactó negativamente en las PyMES provinciales. También sostiene que este ajuste en el mercado energético también afectó a los sectores de ingresos medios y bajos, reduciendo los niveles de consumo interno y generando un efecto negativo en los niveles de empleo y la recaudación fiscal. Fue elaborado por Micaela A. Bassi (Coordinadora del OUE, Economista y docente en FCEyJ) y Sebastián Lastiri (Economista y docente de la FCEyJ).

 

En el informe, indicaron que Javier Milei "inició un plan de reformas de la economía argentina cuyo principal objetivo es una transformación libertaria, a través de la desregulación total de la economía, achicamiento del Estado, y reducción del déficit fiscal a costa de una disminución del gasto público y los servicios del estado. Estos van desde las jubilaciones, la salud y la educación hasta el aumento de tarifas de los servicios públicos por devaluación, la eliminación de subsidios a las tarifas de energía eléctrica y gas natural y aumento del precio relativo de venta por parte de las grandes empresas generadoras; entre otros".

 

En el caso del aumento de tarifas, así como la decisión de quitar los subsidios a servicios esenciales y la modificación de precios relativos de la economía doméstica durante los últimos cuatro meses, "han impactado negativamente sobre los niveles de demanda interna, generación de empleo privado, niveles de rentabilidad de PyMEs y recaudación del sistema tributario nacional y provincial".

 

"Este conjunto de decisiones provoca una fuerte transferencia de recursos desde los sectores de ingresos medios y bajos hacia los sectores concentrados por la desregulación del mercado, con importantes consecuencias socioeconómicas. Ello impacta en una pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora y una disminución de la rentabilidad de PyMES por una caída de la demanda de consumidores finales y el aumento de costos operativos; con efecto negativo sobre la generación de empleo genuino en la economía", añadieron.

 

El caso del Comercio.

 

A raíz de los nuevos costos de compra definidos por Nación, la Secretaría de Energía y Minería fijó el nuevo cuadro tarifario para la provincia. Para tener una primera aproximación al impacto del aumento, en el estudio "se analizaron los cambios normativos y se solicitó colaboración a tres comerciantes de Toay para que nos brinden copias de sus facturas de servicio eléctrico, con las que se simuló el aumento establecido por el Ejecutivo nacional para el sector dentro de las provincias. A partir de ello, para dimensionar el impacto en la estructura de costos de una pyme pampeana, se cuantificó la participación del aumento de tarifa del servicio eléctrico en relación al salario testigo del convenio de empleados de comercio y se eligió para exponer el caso más representativo del sector".

 

Los investigadores recordaron que "a pesar del aumento del 186% del precio estabilizado de la energía eléctrica, el Gobierno de La Pampa ha decidido subsidiar el 40% del aumento". De esta manera, para un usuario comerciante cuyo consumo supera los 850 Mw/h al mes dentro de territorio provincial, los aumentos previstos son: 116% en el cargo fijo, 122,27% den el costo por potencia, 131 % del costo de compra, 116,03% de aumento del V.A.D para los primeros 60 MWh y 115,99% para el V.A.D de los MWh excedentes.
En el estudio, se utilizó como base el precio abonado por los comerciantes en octubre de 2023 y el precio a pagar en marzo de 2024, transcribiendo los valores de la factura del primer mes y estimando los valores para el segundo con el nuevo cuadro tarifario. De esta manera, surge que el valor de la tarifa en octubre de 2023 fue de $ 43.495,06, mientras que en marzo de este año el total es de $ 115.268,81. De esta manera, se observa que "la quita de subsidios vigente a la actualidad y el nuevo esquema tarifario establecido por el Ejecutivo nacional implicaría aumentos del 160,16% promedio para un comercio pequeño".

 

"Al compararlo con el salario promedio de la categoría vendedor del sector ($630.271,41 para el periodo febrero 2024), la participación del costo de la energía representó un 16,96 % del total del salario básico –neto de cargas sociales y otros incentivos-, un 35,7% más que en octubre de 2023", añadieron.

 

En el estudio aclararon que "esta tarifa no incluye el cambio de precios relativos de la economía, sino qué solo contempla el ajuste ante el aumento de la inflación y quita de subsidios del Estado nacional. Para cuantificar el impacto sobre el valor final de la factura del servicio, se debería esperar el ajuste previsto para el mes de abril, para conocer los nuevos lineamientos de segmentación de tarifas".

 

En esa línea, indicaron que se proyecta "un nuevo aumento del costo de la energía del 95,84% cuya vigencia se programa para el periodo comprendido por los meses de mayo a julio, por lo que las consecuencias socioeconómicas para las PyMEs y sectores de ingresos medios y bajos de la sociedad pampeana se acentuarían; afectando el desarrollo económico".

 

Crisis en pymes.

 

Los investigadores indicaron que la liberalización de la economía y la reducción del déficit fiscal a costa de una brutal transformación de la participación del Estado provocó "un contexto de profunda recesión, transferencia de ingresos de sectores medios y bajos a los sectores concentrados, gran incertidumbre y aceleración inflacionaria".

 

Las medidas adoptadas impactaron "de lleno en los niveles de consumo ante el aumento descontrolado de precios internos, presionando al alza los niveles de inflación, reduciendo los niveles de rentabilidad de las PyMEs, poniendo en riesgo la subsistencia de muchas de ellas e impactando negativamente en la generación de empleo privado registrado dentro de la economía local".

 

"El aumento de la participación de la nueva tarifa eléctrica en relación a un salario testigo de empleado de comercio es del 35% condicionando también la permanencia y generación de nuevos puestos de trabajo en el sector. Esto implica un aumento de la incidencia del costo de la energía en la estructura de costos fijos de la empresa", advirtieron. Como resultado, al no existir políticas públicas de compensación, se "está afectando la competitividad y sostenibilidad de las pymes y comienza a transformarse en una crisis de empleo".

 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?