Domingo 14 de abril 2024

Las peleas a cuchillos ya causa preocupación en la Justicia provincial

Redaccion Avances 20/02/2024 - 17.44.hs

“Siempre tuvimos en distintos tipos de hechos de delincuencia el uso de cuchillos, pero no específicamente o tan reiterativo en peleas de esas características”, sostuvo el fiscal general de la Primera Circunscripción Judicial, Máximo Paulucci.

 

Como se ha venido informando en estas páginas, con mucha frecuencia en las últimas semanas, en Santa Rosa, pero también en Toay, General Pico, General Acha --y en algunas otras localidades--, se han producido incidentes que terminaron con personas agredidas con el uso de cuchillos; pero también hubo escaramuzas, peleas, donde se utilizaron armas blancas, sucesos que –incluso--- han terminado con muertes o heridos graves.

 

Preocupación gubernamental.

 

El propio ministro de Seguridad de la Provincia, Horacio Di Nápoli, admitió que la reiteración de esos episodios violentos –y sus características--, preocupa a las autoridades provinciales.

 

“Es cierto que se ve una gran cantidad de estas peleas que se originan en la calle, o entre vecinos, a veces protagonizadas por menores, empleando esta metodología violenta con el uso de armas blancas. A veces son menores ya en conflicto con la ley penal, porque sabemos quiénes son. Pero también se ha dado en casos de problemas de pareja”, señaló.

 

El ministro dijo que “preocupa que se pueda tomar una arma blanca para disputar una pelea de estas características”. Cuando se trata de menores “se da da intervención tanto a la Justicia Penal Juvenil, como a la Subsecretaría de Niñez y también al Defensor de Menores, y se judicializa en forma inmediata”, sostuvo.

 

En caso de participación de personas mayores “se da intervención a los fiscales con todo lo que ello implica; y es en la fiscalía donde se dirime la cuestión en definitiva porque la Policía le lleva todas las medias probatorias que puedan surgir. Lo estamos abordando desde Provincia con un trabajo interministerial”, y “por supuesto hay relación con el Poder Judicial con el que se está en permanente contacto”, afirmó.

 

“Nos preocupa”.

 

Está claro que el in crescendo de la acritud en las peleas callejeras --aunque también se dan muchas en ámbitos hogareños--, está dando lugar a una “moda” que por supuesto resulta harto riesgosa.

 

Consultado el fiscal general, Máximo Paulucci, dijo que quería “ser serio en esto, porque no tenemos una estadística reciente. Pero la sensación es la misma que se ha planteado desde La Arena: es verdad que en esta última parte hemos tenido una reiteración de sucesos donde la particularidad es el uso de cuchillo en peleas o en reyertas”.

 

Agregó que “por supuesto que es grave; y como autoridades en este caso, si bien nos toca trabajar cuando el hecho ya ocurrió, nos preocupa. Siempre tuvimos en distintos tipos de delincuencia el uso de cuchillo, pero no específicamente o tan reiterativo en peleas de esas características. Es decir, el cuchillo agrava un robo porque lo consideramos un arma, dado que puede utilizarse para amenazar y también eso puede agravar el tipo penal de amenazas”.

 

En riesgo la vida.

 

Paulucci evaluó que “concretamente usarlo (al cuchillo) en peleas y demás no sólo lo transforma en un arma, sino que claro que los bienes jurídicos tutelados están en peligro. Es decir, esto puede terminar en nada o concluir en lesiones; o incluso acabar con la vida de una persona. Claro que es grave y nos preocupa y nos ocupa”.

 

El fiscal general agregó: “Desde nuestro lugar la particularidad que tiene esta situación de utilización de cuchillos que se presenta es que --así como otras autoridades también están en alerta--, nosotros estamos en un área de aplicación del derecho. Con la posibilidad de sanciones más graves, sobre todo cuando son mayores de edad. En este último tiempo hemos verificado hechos de peleas que con la utilización del cuchillo siempre pone en riesgo la salud y la vida de las personas”.

 

Cualquiera accede.

 

Señaló que “aún es más preocupante porque es un tipo de arma a la que por sus características tiene acceso cualquier persona. Esto es muy lineal por ahí como lo planteo, pero obviamente que es mucho más fácil que acceder a otro tipo de arma y tiene la misma o similar letalidad. Y a eso podría agregarse que en ocasiones puede estar además vinculado a situaciones donde puede haber alteraciones de conciencia por consumo de sustancias o por consumo de alcohol”, completó.

 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?