Sabado 28 de enero 2023

"Los pulentas de la Escuela 221"

Redacción 28/11/2022 - 00.43.hs

"Mi perfecta imperfección" se titula el rap que alumnos y alumnas de sexto grado (C y D, turno tarde) de la Escuela 221, crearon a partir de un trabajo escolar que incluyó abordaje de ESI y violencia infantil, y terminó seleccionado para la instancia nacional de la Feria de Ciencias. Al volver de las vacaciones de invierno, cuando en la clase de Lengua iniciaron la lectura de la novela "Los pulentas de Boedo", de José Montero, nadie imaginaba que editarían en video una hermosa canción para generar conciencia ni, mucho menos, que alcanzarían semejante logro.

 

"Empezamos con la novela para fortalecer escritura y lectura. Los chicos redactaron algunas rimas y a partir de ellas elaboramos una canción que terminó siendo un rap de concientización", recuerdan Romina Guidi (36) y Gisella Errecalde (38), maestras que coordinaron el trabajo. La tarea se extendió durante todo el cuatrimestre e incluyó una investigación sobre alimentación saludable, abordaje de la ESI y tratamiento de la violencia en el deporte infantil.

 

"Lo que comenzó como una lectura se convirtió en un trabajo transversal, que incluyó entrevistas con las familias y terminó con una presentación del video y la canción ante la comunidad educativa", contaron. Al tratamiento inicial de Lengua las docentes le sumaron un abordaje en Ciencias Naturales y compusieron la música del rap con la colaboración de la docente Anahí Urquiza.

 

Feria de Ciencias.

 

"La novela se convirtió en un disparador de varios temas, como la violencia en el deporte y la discriminación por género". A los chicos y chicas "les llamó la atención la violencia en el fútbol infantil, un tema que atraviesa a muchas familias y entrenadores. La mayoría de los alumnos practica deportes y observa estas cuestiones. Cada uno fue contando en el aula su experiencia y también compartimos una entrevista televisiva a Angel Di María, quien cuenta que sufrió violencia de su entrenador, y todo eso permitió analizar una problemática que nos atraviesa a todos".

 

Para escribir la canción realizaron un trabajo conjunto que incluyó a las familias. "Todos escribieron y todos cantan. Una parte la compusieron en clase y otra en sus hogares".

 

Una vez editada, aprovecharon la feria escolar para presentar ante toda la escuela su trabajo, que denominaron "Los pulentas de la Escuela 221". "Diseñamos dos jugadores de fútbol de cartulina con un hueco en el rostro para tomarse fotos, confeccionamos trípticos con frases y fragmentos de la novela, armamos una canchita de fútbol en el pasillo y en un rincón colocamos el libro y carteles con consignas".

 

Uno a uno, fueron pasando los distintos grados, para observar el video con el rap a través de un proyector. "Cuando terminamos, la directora nos invitó a participar en la Feria de Ciencias, algo que ni se nos había ocurrido". Aunque reacias al principio, finalmente aceptaron, y el jurado provincial eligió su trabajo para representar a la provincia en la instancia nacional.

 

Vía Zoom.

 

Lamentablemente, este año la Feria Nacional de Ciencias se realizará nuevamente en forma virtual, mediante una presentación por Zoom. "A diferencia de la instancia provincial, cuando dos alumnas expusieron el trabajo, ahora debemos cargar el video en una plataforma, junto a un informe del trabajo y un registro pedagógico, y luego esperar a ver qué dicen los jurados. Es una lástima, porque los chicos disfrutarían mucho la experiencia del intercambio" con los demás participantes, confiesan Romina y Gisella.

 

Más allá del resultado que consigan, la experiencia ya fue un éxito en todos los sentidos. "En el patio hay una sola cancha de fútbol. Juegan integrando géneros y cuando surge algún conflicto, enseguida recuerdan que estuvieron trabajando la temática y se enfocan en resolverlo de la mejor manera".

 

Y si bien no viajarán a la feria nacional, hace unos días regresaron del viaje de estudios a Carlos Paz, donde quedó claro que internalizaron las enseñanzas. "Siempre les dijimos: aunque las aulas están separadas por una pared, ustedes integran un solo grupo. Y demostraron que lo tienen súper claro porque durante el viaje, cuando llegó la hora de distribuir las habitaciones, se mezclaron tranquilamente ambos grados, cumpliendo el objetivo".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?