Jueves 11 de agosto 2022

Graves incidentes en la marcha por la muerte de Lucio

Redaccion Avances 28/11/2021 - 18.48.hs

Un numeroso grupo de personas se congregó este domingo por la tarde en la plaza "San Martín" de la ciudad de Santa Rosa para exigir justicia por Lucio, el nene de cinco años que murió, presuntamente, por las lesiones que le habrían provocado su madre y su pareja. 

 

Los participantes de la marcha comenzaron a concentrarse minutos antes de las 18hs., que era el horario estipulado. La multitud está integrada por hombres y mujeres de distintas edades. 

 

Los manifestantes marcharon desde la plaza céntrica hasta la Comisaría Sexta de la Policía de La Pampa, ubicada en la intersección de las calles Unanue y Piquillín del barrio Butaló. Una de las mujeres imputadas en la causa está detenida en esta dependencia policial. 

 

En un momento, cuando la gente ya había arribado hasta la Comisaría Sexta, algunos manifestantes se acercaron a la zona donde se encuentran las celdas y lograron romper un vidrio. Fuentes en el lugar del hecho, le confirmaron a LA ARENA que unas pocas personas empezaron a tirar piedras contra el edificio policial y eso generó ciertas disputas entre los propios manifestantes porque algunos no estaban de acuerdo con esa acción. 

 

Asimismo, un móvil policial arribó al lugar y sufrió la rotura de sus vidrios, en tanto que otro vehículo fue prendido fuego. El frente de la comisaría fue pintado con grafittis que decían "asesina", "policía corrupta" y "gobierno protector de asesina". 

 

 

La organización de la marcha tuvo una amplia repercusión a través de las redes sociales durante estos últimos dos días, luego de que el viernes por la noche el pequeño Abel Lucio Dupuy, de cinco años de edad, perdiera la vida a causa de supuestos golpes que le habrían propinado su madre, Magdalena Espósito Valenti (24 años), y su pareja, Abigail Páez (27).

 

Ambas mujeres fueron formalizadas e imputadas por la justicia pampeana y estarán detenidas hasta que se realice el juicio. Ninguna de las dos quiso declarar durante la audiencia realizada ayer sábado por la tarde. Espósito Valenti fue acusada de "homicidio calificado por el vínculo", en tanto que Páez fue imputada bajo la figura de "homicidio simple". En el primer caso, la pena máxima es de prisión perpetua, mientras que el homicidio simple contempla una condena máxima de 25 años. 

 

General Pico

 

En la ciudad de General Pico, donde vive el padre y el abuelo de Lucio, también se realizó una marcha para exigir Justicia por la muerte del pequeño y asistieron cientos de personas. Christian y Ramón Dupuy, padre y abuelo, respectivamente, de Lucio, participaron de la convocatoria y marcharon vistiendo remeras que mostraban la cara del niño.  

 

Christian dialogó con la prensa y agradeció el acompañamiento de la gente. "Es un momento muy duro para nosotros. Quiero agradecerles porque todo esto nos da un poco de fuerza, más allá de que no existan palabras de consuelo. El alma rota nos va a quedar por el resto de nuestras vidas. Pedimos nada más que se haga justicia, que paguen los que tengan que pagar", expresó. 

 

"A mi hijo no me lo devuelve nadie, loco. Que se pudran en la cárcel. Vamos a seguir pidiendo justicia. No voy a descansar hasta que se logre lo que se merece, sobre todo los que no se hicieron cargo porque nosotros los fuimos a buscar, nosotros hablamos. Todos los que no se hicieron cargo que den la cara hoy, me gustaría que estén acá", finalizó el padre de Lucio. 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?