Domingo 14 de agosto 2022

Reiteran recomendaciones para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

Redaccion Avances 06/08/2022 - 17.00.hs

Debido a la llegada y continuidad de las bajas temperaturas en la Provincia, desde el Ministerio de Salud realizaron una serie de recomendaciones para la población a fin de prevenir intoxicaciones por la inhalación de monóxido de carbono.

 

El coordinador de Emergencias (CODES), Juan Barbero explicó que “es común que se presenten situaciones de intoxicación por monóxido de carbono con la llegada del frío. El monóxido es un gas totalmente tóxico que se produce por mala combustión de estufas, calefactores, termotanques, etc, que genera un efecto tóxico a que las personas les cuesta advertirlos, porque es un gas que no tiene olor, color, sabor, no se comporta de una forma irritativa y suelen demorarse en darse cuenta en percibir este agente como el causante de la intoxicación”.

 

Las intoxicaciones con monóxido de carbono son más frecuentes en épocas frías, porque aumenta el uso de todo tipo de calefactores y porque suelen cerrarse las puertas y ventanas impidiendo la llegada de aire fresco, y también la salida de los gases tóxicos que se acumulan en el interior de las viviendas (deficiente presencia de oxígeno). Respecto a esto, Barbero destacó que “suele ocurrir que el gas tóxico se acumula en las habitaciones que no cuentan con una ventilación adecuada y en esas condiciones puede causar la intoxicación cuando es inhalado, respirado. Este gas se combina con la sangre y disminuye el nivel de oxígeno en los tejidos”.

 

“Los síntomas que puedan manifestar una persona que tiene intoxicación de monóxido de carbono dependen de la magnitud de la intensidad de la afectación. Van de síntomas más leves como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, a un cuadro más moderado como cursar una confusión, alguna incoordinación, pérdida de fuerza, palpitación, irritabilidad; o algún cuadro más grave que puede llevar a la pérdida de conciencia, convulsiones y posteriormente la muerte”, afirmó.

 

El coordinador del CODES contó que además, lo más importante para evitar las intoxicaciones con monóxido de carbono es tener una verificación y control de los artefactos de calefacción. “Ver que las llamas de las hornallas tengan un color azul, eso es cuando hacen una combustión adecuada, y lo más importante siempre es mantener el ambiente ventilado. Es una de las medidas más importantes para prevenir la intoxicación”, aseguró.

Cómo prevenir.

 

Es muy importante la correcta evacuación de gases al exterior. Esto evitará la acumulación de gases tóxicos en el interior de las viviendas. Por eso es fundamental el control de la instalación y el buen funcionamiento de artefactos y además: Mantener los ambientes bien ventilados; Si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas. Siempre apagarlas fuera de la casa; No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente; No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor; El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados; No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en ambientes cerrados, en sótanos o garajes.
Algunos indicios que pueden hacer sospechar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente: Coloración amarilla o anaranjada de la llama de hornallas o estufas; y la aparición de manchas de hollín, tiznado o decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.
Por último, Barbero remarcó que ante la sospecha de que una persona haya sufrido una intoxicación con monóxido de carbono, “lo más importante, como primer medida, es ventilar la habitación, abriendo puertas y ventanas; luego sacar a la persona de ese ambiente y dar alerta al sistema de emergencias”.

Consejos básicos

* Está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños
* Nunca dormir con estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado.
* Verificar que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación.
* Mantener siempre algún ambiente ventilado. Dejar al menos 10 centímetros abierta una ventana.
* Revisar una vez por año por un gasista matriculado todo tipo de estufas, catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores.
* Usar sólo artefactos con salida al exterior
* Evitar el uso de braseros o estufas a querosén. Si no pueden hacerlo, apagarlo antes de dormir.
* Nunca usar hornallas y/o el horno para calefaccionar. Es preferible abrigarse con más ropa.
* Al encender el automóvil verificar que el garaje esté ventilado.
* Cuando se usan grupos electrógenos, deben colocarse al aire libre y no dentro del domicilio.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?