Viernes 24 de mayo 2024

Un atleta entrenaba, se descompensó y murió

Redaccion Avances 12/04/2024 - 14.50.hs
Leonel Monsalve (a la izquierda de la imagen) con Juan Carlos Saso

El miércoles a la tarde, el reconocido fondista Juan Carlos Saso, tenía 53 años, en momentos en que realizaba su acostumbrada rutina de entrenamiento a la vera de la ruta 34, se descompensó por una falla cardíaca y falleció. Hubo numerosas muestras de dolor, uno de ellas la del intendente Leonel Monsalve, quien recordó instancias que compartieron en competiciones y su permanente actitud de compañerismo.

 

Entrenaba y murió.

La crónica policial indica que aproximadamente a las 3 de la tarde, Saso transitaba una de las banquinas de la ruta 34 en la zona del cementerio de regreso a 25 de Mayo. Allí lo sorprendió, tal como lo confirmó un informe forense, una insuficiencia cardíaca que le provocó su fallecimiento.

 

Juan Carlos era un trabajador petrolero que prestaba servicios en la zona de El Corcovo.  “Tenía una linda familia con su esposa y una hija y un hijo mayores de edad, que son muy queridos y apreciados por la sociedad”, le contó a LA ARENA un allegado.

 

Entusiasta maratonista.

 

Saso era un amante del deporte, en especial el pedestrismo, y así lo reconoció el intendente Leonel Monsalve. El jefe comunal publicó una foto en la que están compitiendo en una prueba de montaña que apoya a una conceptualización textual que demuestra el cariño y respeto que le tenía.

 

"Cuántas veces quise abandonar y me decías: no le aflojes, que esto es largo. Me acuerdo de los entrenamientos interminables,  yo hablaba y hablaba y vos solo te reías”, rememoró.

 

También contó una anécdota que demuestra su cualidad de buena persona. “En mi última carrera en aquella montaña del Valle Grande me descompensé en el kilómetro 18, en la montaña y adivinen quién me socorrió.  ‘El viejo’, en la nada me levantó, me sentó en una piedra, me limpió la sangre y me dijo quédate acá que ya vengo. Aquel día salimos campeones del mundo, con la boca rota gritamos gol y nos abrazamos”, contó.

 

“Foto eterna”.

 

Monsalve, en su homenaje en las redes sociales subió una fotografía con la que quiso eternizar la relación de amistad. “Pasamos lindos momentos, enfrentamos grandes desafíos. Ése día en la foto me llevaste firme en el mejor ritmo de mi vida, sufrí, lloré y vos me decías: un poco más”, recordó. Es la imagen eterna, este momento quiero recordar y, si Dios quiere, te veré en la meta. En esa llegada, cuando Cristo venga nos veremos y diremos que vencimos”, expresó.

 

“Nos faltaron días en este tiempo, para hablar, para correr, para respirar al lado y saber que estamos unidos. Te voy a extrañar, te vamos a extrañar, pero te recordaremos en cada tranco, en cada barda, en cada suspiro. Hasta pronto querido amigo, que en paz descanses”, concluyó Leo Monsalve.

 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?