Viernes 20 de mayo 2022

Una biblioteca al paso en Santa Rosa

Redaccion Avances 19/01/2022 - 10.14.hs

¿Qué es eso que está apoyado sobre un tapial blanco? ¿Una caja de verduras de madera? De lejos, el cajón confunde. De cerca, la perspectiva cambia. Hay libros de todos los géneros, tamaños y sobre un cartón la siguiente leyenda: “Biblioteca. Podés sacar un libro, llevarlo, leerlo, devolverlo y también reponerlo con otro que vos tengas. Que disfruten. ¡Felices vacaciones!”.

 

Es una biblioteca al paso, colmada de ejemplares usados. Novelas, historias de tangos y corridos, ensayos y hasta la Constitución Argentina; así como los géneros son variados, los autores también, y de los más históricos, como Horacio Quiroga, Oscar Wilde, Spielberg, Eduardo Galeano, entre otros. Instalada por una vecina en la intersección de Maestros Pampeanos y San Lorenzo, a una cuadra de la Avenida Luro, forma parte del centenar de bibliotecas libres que funcionan en el país.

 

La consigna es sencilla y escrita de muchos colores queda más clara. Alguien puede tomar un libro, pero lo fundamental es la devolución y la idea es mucho mejor si esa persona se acerca y deja otro ejemplar usado. Si bien es difícil desprenderse de un libro porque quizás la historia fue atrapante o es un regalo de un ser querido, la iniciativa es totalmente positiva porque de esta manera se genera un recambio constante y permite que la oferta se mantenga, fomentando así la lectura.

 

Algunos de los libros circularán por varias manos, por otras bibliotecas al paso e incluso, volverán a su primer refugio. A su vez, habrá días en que la rotación será rápida y en otros lenta, pero es un proyecto que llegó para quedarse.

 

Otras propuestas.

 

En 2020 en Toay, se colocó la primera casita de madera que sentó un precedente en la esquina de Vigne y Mattiauda, a metros de la estación de trenes de Toay. La misma fue creada por la comisión vecinal del Barrio San Martín y su principal responsable fue Emilce Aimar. En septiembre del año pasado llegaron las otras cinco bibliotecas al paso, que fueron ubicadas en distintos lugares de la ciudad por la comuna.
Una está ubicada en el parque que linda con el Hospital Taladriz, otra dentro del Complejo Horacio del Campo, una más en el barrio FoProVi, una cuarta en la zona centro (en el Club Guardia del Monte) y finalmente otra en el Lowo Che, afuera del Club de Caza.

 

Movida internacional.

 

El movimiento cultural de las Bibliotecas al Paso, que en inglés se denomina “Little Free Libraries” (en inglés «free» puede traducirse como «gratis» pero también significa «libre») es un fenómeno global mediante el cual regaron pequeñas bibliotecas en estaciones de trenes y plazas por 80 países del mundo. El proyecto nació en 2009 en Hudson, Estados Unidos.
En su plano ideológico, una Biblioteca al Paso es la expansión del acceso gratuito a la lectura como una manifestación artística, política y cultural. La posibilidad del juego y del asombro, la alimentación de la idea de comunidad e intercambio. Y la apuesta por la confianza en el otro.
Nuestro país se hizo eco en 2016, de la mano de Inés Kreplak (docente y escritora), fundadora del movimiento en Argentina, y lo hizo en su barrio, Parque Chas. Los seguidores de estas “casitas bibliotecas” aseguran que es una manera solidaria de hacer circular literatura por toda la comunidad.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?