Tres años para joven

Redacción 02/05/2016 - 03.50.hs

La Justicia piquense condenó a tres años de prisión a un hombre por el delito de portación de arma de fuego, ya que el imputado entró en un local comercial con intenciones de robo pero no pudo cometer el delito. El joven huyó del kiosco y fue detenido a las pocas cuadras por personal policial. Llevaba entre sus ropas un revólver calibre 22.
El imputado es José Antonio Quiroga, alias "Sengo", de 21 años. El muchacho fue juzgado por el juez de control Heber Pregno.
El joven tenía antecedentes y por lo tanto la condena actual deberá cumplirla en la cárcel. Mientras estaba con libertad condicional, Quiroga ingresó a un kiosco el 23 de marzo de este año, con su cara tapada, y cuando el comerciante le exigió que se quitase la capucha decidió escapar. Pero a metros del negocio, ubicado en calles 23 y 15, el muchacho fue interceptado por la policía y entre sus ropas tenía un revólver calibre 22 sin numeración visible y cargado con seis proyectiles.
En la causa intervino el abogado Abel Tanus Mafud, en representación de Quiroga, y la fiscal Verónica Campos, quienes llegaron a la decisión de resolver el proceso mediante un acuerdo de juicio abreviado.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?