Fuerte resistencia a exploración sísmica en el mar argentino

Redacción 05/01/2022 - 00.24.hs

El último día del año, el gobierno argentino aprobó que empresas petroleras extranjeras realicen tareas de exploración sísmica, lo que representa un peligro ambiental para el ecosistema marítimo.

 

IRINA SANTESTEBAN

 

A través de la Resolución 436/2021, firmada por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro de Medio Ambiente Juan Cabandié, se autoriza la explotación petrolera en tres áreas del Mar Argentino, frente a las costas de Mar del Plata, Necochea y otras ciudades balnearias. Las empresas que realizarán estos trabajos mar adentro son la noruega Equinor, la anglo-holandesa Shell y la argentina (en un 51%) YPF.

 

La decisión oficial amenaza convertirse en otro foco de fuerte resistencia social, a pocos días de la movilización en Chubut, contra la ley de zonificación minera que habilitaba la megaminería. La fuerte oposición popular que se dio en esa provincia, obligó al gobernador Mariano Arcioni, aliado del FdT, a derogar la ley al día siguiente de su aprobación, en medio de una cruenta represión.

 

Sin embargo, el gobierno nacional no ha tomado nota de esas señales, que tienen otro fuerte antecedente en la movilización de diciembre de 2019 en Mendoza, convocada por asambleas en defensa del agua. Ahí también el gobierno de JxC de esa provincia tuvo que dar marcha atrás en la ley que habilitaba la utilización de sustancias tóxicas en la actividad minera.

 

Riesgos.

 

La principal preocupación de las organizaciones que se oponen a la exploración sísmica y la posterior explotación petrolera en el Mar Argentino, es el peligro de derrames. La noruega Equinor tiene varios antecedentes de accidentes recientes: 11 derrames serios en 2020 y otros 10 en 2019.

 

El medio especializado Journal of Petroleum Technology (JPT), citado por la agencia Anred, afirmó que la propia empresa reconoció los accidentes graves, aunque los minimizó porque se habría logrado "una reducción" en los mismos. El problema es que, aún cuando fuera cierto que la cantidad de accidentes haya disminuido, basta uno solo para que, producido el derrame de petróleo, se vea afectado el mar y sus ecosistemas. Esto incluye la biodiversidad marina y las costas a las que concurren centenares de miles de turistas todos los años.

 

Según JPT, Equinor afirmó en febrero de 2021 que "los resultados respaldan una buena tendencia en el desempeño en seguridad durante la última década, pero también demuestran la necesidad de seguir mejorando nuestro trabajo de seguridad". Pero mientras "siguen mejorando", gracias al acuerdo con el gobierno argentino, los riesgos de accidentes en nuestro mar constituyen un serio peligro ambiental.

 

El CEO de Equinor, Anders Opedal, reconoció que "los incendios y otros incidentes graves en 2020 demuestran que no estamos donde debemos estar en términos de nuestro trabajo de seguridad" (JPT, citado por Anred).

 

Protestas.

 

La Asamblea por un Mar Libre de Petroleras realizó una movilización frente al complejo presidencial de Chapadmalal, para manifestar el rechazo a la decisión de Alberto Fernández habilitando la exploración sísmica y posterior explotación petrolera en el Mar Argentino.

 

Continuando con esas acciones, ayer hubo una movilización mayor, porque abarcó varias ciudades de la costa atlántica, en el llamado "Atlanticazo". Las marchas fueron en Mar del Plata, Necochea, Mar de las Pampas, Miramar, San Bernardo, Mar de Ajó, Villa Gesell, Ostende, Bahía Blanca, Puerto Madryn y Gualeguaychú, entre otras. En la ciudad de Buenos Aires la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones (BFS) movilizó desde Plaza de Mayo hacia el Obelisco. No sólo protestaron contra el proyecto de explotación petrolera en el Mar Argentino, sino también por la falta de atención a los incendios que se están produciendo en 12 provincias.

 

Ministerio de cartón.

 

Las mayores críticas fueron para el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, quien había puesto reparos hace unos meses a este proyecto de exploración sísmica, sobre todo después de la audiencia pública que se desarrolló en julio de 2021. En esa oportunidad se manifestó un fuerte rechazo a la iniciativa oficial de continuar con el proyecto comenzado en 2019, por el gobierno de Mauricio Macri, cuando culminó la concesión de 18 de los 38 bloques puestos en oferta para trabajos de exploración, es decir para que las empresas estudien si en esas áreas hay o no recursos hidrocarburíferos.

 

Según informó el diario Río Negro, en mayo de ese año se adjudicaron las 18 concesiones de exploración en las cuencas Malvinas Oeste, Argentina Norte y Austral, que implicaron compromisos de inversión de 724 millones de dólares, y que comprendieron a las empresas Qatar Petroleum (QP), TotalEnergies, ExxonMobil, Tullow, Shell, Wintershall DEA, BP, la japonesa Mitsui y la italiana Eni, e YPF, Pluspetrol y Tecpetrol (Techint).

 

Las concesiones se dieron por un plazo de 13 años y se espera que a partir del octavo año, 2027, se realizaran los primeros pozos exploratorios. Las firmas deben completar los estudios de exploración sísmica que, en el caso de Equinor, lo hará con un buque que realizará esa tarea durante seis meses, con base en el puerto de Mar del Plata.

 

Equinor.

 

A pesar del rechazo de las organizaciones ambientalistas y el sector pesquero en la mencionada audiencia pública, el ministerio de Ambiente aprobó el Estudio de Impacto Ambiental, habilitando a la trasnacional Equinor a tareas de recolección de datos en las áreas Cuenca Argentina Norte - CAN100, CAN108 y CAN114 del Mar Argentino. Equinor es la operadora en las tres áreas, asociada con las petroleras YPF y Shell en la CAN 100; con YPF en el CAN 108, mientras que el área 114 está a su exclusivo cargo.

 

La recolección de datos se hace a través de la exploración sísmica, luego de lo cual se establece si hay potencial de producción hidrocarburífera en la plataforma marina.

 

Las áreas CAN 100-108 abarcan 6.245 km2 y están a 307 km de la costa de la ciudad de Mar del Plata. El área CAN114 es una superficie de 3.443 km2, ubicada a 443 km de la ciudad balnearia de Necochea.

 

Estudio sísmico.

 

El diario La Mañana de Neuquén (02/01/2022), citó a voceros de la empresa que explicaron que se utilizarán las mismas tecnologías que en otros lugares del mundo no causaron incidentes y aseguraron que los niveles de seguridad son altos.

 

Según esa nota, el estudio se realizará con un buque que remolca tres fuentes de energía y diez cables submarinos (streamers) con una longitud de 8.000 a 10.000 metros, dotados de receptores de ondas o hidrófonos.

 

Las fuentes de energía utilizan aire comprimido, que al ser liberado rápidamente genera ondas de sonido que son reflejadas en las distintas capas del subsuelo y vuelven a la superficie, donde son registradas por los hidrófonos.

 

Esas ondas sonoras producirán una alteración del mundo marino, atentando contra los modos de vida de las diferentes especies que se comunican a través del sonido, por ejemplo en el apareamiento o la protección de las crías. Aún cuando no se produzca un accidente grave como un derrame en la fase de explotación petrolera, la exploración sísmica constituye un ataque a la biodiversidad del mundo marino.

 

En política lo más preocupante es que el gobierno de AF continúa un proyecto iniciado por Macri, con el argumento que generará muchos dólares, pero el problema es que esas divisas se destinarán a pagar la deuda externa fraudulenta con el FMI. Y ello nos costará un mayor deterioro ambiental en los mares de un país como Argentina, con su territorio ya devastado por los incendios, la contaminación con agrotóxicos y la deforestación.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?