Domingo 26 de junio 2022

Las voces diversas de este 1º de Mayo

Redacción 03/05/2022 - 00.13.hs

Cuatro fueron las expresiones más relevantes que se registraron el Día del Trabajador. Los movimientos sociales que responden al peronismo y sus aliados mostraron su fuerte convocatoria en un acto multitudinario que tuvo lugar en la porteña Avenida 9 de Julio. La izquierda trotskista hizo lo propio en la histórica Plaza de Mayo en donde también mostró su músculo a la hora de realizar actos masivos. El PJ bonaerense, con Máximo Kirchner a la cabeza, realizó un acto en Baradero en donde se vio a numerosos dirigentes sindicales e intendentes. Y el gobierno, a través de la figura del Presidente de la Nación y varios ministros, utilizó las redes sociales para conmemorar el día luego de un acto realizado el sábado en San Vicente.

 

El Día del Trabajador tiene en Argentina una significación y un grado de adhesión que no es frecuente encontrar en los países de la región y aún del mundo. La larga tradición de luchas obreras, el temprano nacimiento de sindicatos emblemáticos, la irrupción determinante del peronismo, las enormes movilizaciones que protagonizaron los trabajadores en momentos clave de la historia nacional fueron configurando una capital simbólico que hoy identifica a nuestro país.

 

Ese gran peso social y político del mundo del trabajo es el que, acaso, explique la multiplicidad de actos y de corrientes que se manifestaron este 1º de Mayo. Y cada uno con una clara identificación que lo distingue del resto: los movimientos sociales demandando "unidad" al gobierno y "mayor control de la inflación y los monopolios"; la izquierda clasista rechazando el acuerdo con el FMI y cuestionando la caída de los niveles salariales; el PJ bonaerense demandando "mayor presencia del Estado" y con fuertes cuestionamientos al ministro de Economía; y el Presidente destacando el crecimiento del empleo privado durante 13 meses consecutivos.

 

En este sintético recorrido por lo sucedido este domingo no pasó desapercibida la ausencia notoria de la CGT en las calles. Desde la central se dejó trascender que no había "clima" para movilizarse y optaron por hacer equilibrio con un comunicado para hablar del "contexto preocupante" y de la inflación que "erosiona los salarios". Ni tan cerca de los que reclamaron ni tan lejos del gobierno.

 

Si hay algo que acosa hoy a los trabajadores argentinos es la pérdida de poder adquisitivo del salario, el que comenzó con Macri, siguió con la pandemia y hoy sufre con la inflación fuera de control. La caída del desempleo es un dato alentador, pero así y todo, la mayoría de los que viven de un sueldo no alcanzan a superar la línea de la pobreza, incluso los formalizados. Se trata de un fenómeno novedoso para nuestro país que se da, paradójicamente, en momentos de vigoroso crecimiento de la actividad económica y de utilidades extraordinarias de las grandes empresas. Aquí está, precisamente, el mayor desafío del gobierno y el principal motivo de descontento social, incluso en las propias filas del Frente de Todos. Si no se frena este proceso tan nocivo, los índices de desigualdad social harán que la Argentina deje de ser el país equitativo y con amplias capas medias que siempre se distinguió entre sus pares del continente.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?