Exigencias de Duque

PLAN DE PAZ DE COLOMBIA CON EL ELN

El plan de paz que quedó inconcluso en Cuba con el ELN solo será retomado por el nuevo gobierno de Colombia bajo nuevas exigencias anunciadas ayer, que incluyen la liberación de “todos los rehenes” de esa guerrilla.
Así lo decidió el presidente Iván Duque tras finalizar el plazo de un mes que se había fijado al asumir el poder el 7 de agosto, para analizar el futuro de las conversaciones con la última organización guerrillera reconocida oficialmente en Colombia.
“Aquí se necesita un gesto contundente hacia el pueblo colombiano y tiene que ser la liberación de todos los secuestrados”, proclamó Duque durante una reunión con autoridades en la localidad de Amagá (Antioquia).
El jefe de Estado ató la suerte de las negociaciones que inició el ELN con su antecesor, el nobel de la Paz Juan Manuel Santos, a que no solamente deje en libertad a los seis secuestrados que restan de un grupo de nueve que había ofrecido devolver, sino a todas a las personas en su poder.
“Hasta que no se cumpla esa premisa nosotros no vamos a designar a nadie para que se siente en esa mesa (de conversaciones) a tener ningún tipo de aproximación”, advirtió.
El gobierno calcula que por lo menos son 16 los rehenes en manos de la agrupación guevarista, que históricamente se ha financiado del secuestro y las extorsiones para sostener un levantamiento armado de más de medio siglo, además del narcotráfico y de la minería ilegal, según autoridades.
Con una fuerza de unos 1.500 combatientes y una extensa red de apoyos, el ELN se había comprometido a liberar a nueve policías, militares y civiles que capturó en agosto, al término de los diálogos que mantuvo durante año y medio con Santos.
El miércoles devolvió a tres militares, que según el alto mando castrense habían sido interceptados de civil y desarmados cerca de la frontera con Venezuela. (AFP)